En Cinta Martes, 11 agosto 2015

Festival de Lima 2015: Tienen que ver estas cinco películas de las secciones paralelas #19FCL

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta

 

sleepinggiant_1-1

Nuestro crítico de cine Rodrigo Bedoya es miembro del Jurado de la Crítica Internacional del presente Festival de Lima, por lo que no puede comentar ninguna de las películas de la competencia ficción (ya le sacaremos opinión más adelante). Pero eso no quita que puede contarnos sobre algunas películas que le interesaron de las secciones paralelas. Anoten.

Por cierto, yo (Alberto Castro) sí puedo decirles que las películas de la competencia en la categoría Ficción que más me han gustado hasta el momento son la argentina “Paulina” de Santiago Mitre, la chilena “El Club” de Pablo Larraín y la guatemalteca “Ixcanul” de Jayro Bustamante. A ver cómo se reparten el palmarés.

Escribe: Rodrigo Bedoya (@Zodiac1210)

“Carta a una sombra” de Daniela Abad y Miguel Salazar (Competencia documental)

  • Miércoles 12 de agosto a las 5:30pm – Cineplanet Salaverry
  • Viernes 14 de agosto a las 5pm – Centro Cultural de la Católica (Sala Azul)

Este documental colombiano sigue la figura de Héctor Abad Gómez, un médico progresista asesinado en los años 80 por fuerzas paramilitares de derecha. Miguel Salazar y Daniela Abad, nieta del personaje, nos van mostrando el retrato del personaje a partir del recuerdo que tienen su mujer y sus hijos. Un recuerdo teñido de admiración por una figura sin dudas admirable, pero en el que también está presente el miedo de una familia por las actividades del padre en un país donde cualquier atisbo de preocupación por los más pobres era tildada de comunismo.

La película ofrece un retrato cálido, basado en historias familiares y en imágenes que los hijos de Abad cuentan a partir de recuerdos íntimos que se contrastan con un ambiente social que se va haciendo cada vez más intolerable. Lo personal y lo social chocan, y la memoria es lo único que queda para sanar.

“Allende, mi abuelo Allende” de Marcia Tambutti Allende (Competencia documental)

Así como “Carta a una sombra”, “Allende, mi abuelo Allende”, de Marcia Tambutti (nieta del presidente chileno) es un retrato íntimo del político derrocado por Augusto Pinochet. Pero, a diferencia del filme colombiano, la directora se mete en el terreno familiar para hacer las preguntas incómodas, aquellas que nadie quiere contestar. ¿Quién era Allende? ¿Un político brillante, un militante generoso, un hombre capaz de hipotecar sus casas para pagar sus campañas políticas, un conquistador empedernido? Todo eso se va preguntando Tambutti, buscando descubrir ella misma la figura de alguien a quien no conoció y cuyo nombre está escrito en piedra en la historia latinoamericana, pero no en su memoria.

Lo apasionante de “Allende…” son justamente esos rasgos que el documental va descubriendo del personaje a partir del esfuerzo de la realizadora por encarar a su madre, sus tías y hasta su abuela, haciéndolas revelar secretos a regañadientes. La figura de Tambutti se vuelve incómoda para sus propios familiares, y el filme mira de frente esa incomodidad para ofrecernos un perfil fascinante de uno de los personajes más importantes de Chile. Una de las cintas imprescindibles del festival.

“Sleeping Giant” de Andrew Cividino (Semana de la crítica de Cannes)

  • Martes 11 de agosto a las 5:15pm – Cineplanet Alcázar

Un grupo de adolecentes pasan sus vacaciones en un pueblo costero canadiense. Juegos, retos, amores, líos familiares y conflictos se van sumando en un filme que, por momentos, consigue capturar ese espíritu adolescente en el que lo lúdico, lo inocente y lo conflictivo van en paralelo y a veces se confunden en el recuerdo. Pero juega en contra del filme una tendencia a poetizar ciertas situaciones para hacerlas más graves y dramáticas, forzando su propia fluidez.

“Patrón, radiografía de un crimen” de Sebastián Schindel (Múltiples miradas: Panorama del cine latinoamericano)

  • Viernes 14 de agosto a las 8pm – Cineplanet San Borja
  • Sábado 15 de agosto a las 3pm – Cineplanet Primavera

Hay dos películas en una en esta cinta de Sebastián Schindel. Por un lado, tenemos un retrato casi documental del trabajo de un carnicero y de las mafias que se manejan alrededor de ese negocio. El movimiento del personaje principal, un hombre encargado de manejar una carnicería, al cortar la vianda están cargadas de una tensión física y realista que van creando el ambiente propicio de bomba de tiempo, como si algo siniestro estuviera a punto de ocurrir en cualquier momento.

Pero, por otro lado, está también la historia del abogado que defiende al personaje del crimen que le da el título al filme. Toda esta parte tiene el tono didáctico del alegato social, con un esquema discursivo y personajes que nunca salen del acartonamiento. Esta segunda historia busca explicar las causas y motivos del personaje principal; algo que la primera historia ya había hecho a partir de ese impacto documental y física que genera. Por eso, el didactismo está de más.

“La vida de alguien” de Ezequiel Acuña (Múltiples miradas: Panorama del cine latinoamericano)

  • Martes 11 de agosto a las 5:45pm – Cineplanet Alcázar
  • Miércoles 12 de agosto a las 8pm – Cineplanet Alcázar
  • Jueves 13 de agosto a las 3pm – Cineplanet Primavera

El cine de Ezequiel Acuña es bastante particular: sus películas tienen un lado sentimental e íntimo, y se van construyendo a partir de pequeñas situaciones del día a día en el que el amor, la amistad y la ausencia tienen un peso especial. Aquí, vemos a un grupo de amigos que buscan revivir la banda de rock que armaron en su juventud a partir de un material inédito que, ahora, será editado.

Las canciones que se van escuchando a lo largo de la película no son solo el puente que une a los personajes de Acuña (adolescentes eternos, enamoradizos, apasionados) y les ayuda a decir aquello que no pueden expresar con facilidad, sino también son su conexión con el pasado, un pasado marcado por una ausencia que sobrevuela la cinta a partir justamente de los colores apagados y de la tristeza de la música. Acuña sabe cómo crear una melancolía que invade todo: es el peso de una adolescencia que no se resigna a irse, y que está presente en la amistad, en la música, en lo más básico de las relaciones.

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta
Secured By miniOrange