En Cinta Domingo, 19 noviembre 2017

Un resumen de la avalancha de denuncias de acoso sexual y violaciones que han remecido Hollywood

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta

Escribe: Ernesto Zelaya (@ErnestoZelayaM)

Así como la antigua Roma estalló en llamas mientras el emperador Nerón sólo observaba, Hollywood – el Gran Imperio de nuestros días – parece estar inmolándose en tiempo récord, con nosotros, los cinéfilos, los testigos principales de un derrumbe que muchos esperaban, pero no con tanta rapidez.

Esta llamada Fábrica de Sueños tiene un lado oscuro y en las últimas semanas este ha quedado al descubierto con la fuerza de un huracán. Denuncias de acoso sexual y violaciones que involucran a varias figuras del mundo del espectáculo han puesto a la industria en alerta sobre las malas prácticas que antes preferían ignorar. Mientras Hollywood se derrumba cual casa de naipes, uno se pregunta que significará esto para el cine de ahora en adelante; y desde ya, se están viendo las secuelas.

Harvey Weinstein

harvey-weinstein-71

Según el New York Times y el New Yorker, hasta más de 80 actrices y otras personalidades de la industria han acusado al productor Weinstein de acoso y/o violación. La larga lista incluye a Gwyneth Paltrow, Angelina Jolie, la italiana Asia Argento, Rose McGowan, Lupita Nyong’o, Lena Headey y Kate Beckinsale, entre otras.

Conocido por toda la industria por ser un tipo desagradable, matonesco y mafioso – es el Tony Soprano de Hollywood – Weinstein ha caído en total y merecida desgracia, un desenlace que se veía venir desde hace bastante tiempo, dados los publicitados rumores de su difícil comportamiento.

Un jugador de peso en todas las ceremonias del Oscar desde los años 90 (es responsable de 81 estatuillas ganadas por películas que ha producido), la del próximo año será la primera en mucho tiempo sin su presencia e influencia. Las dos apuestas de The Weinstein Company para la temporada eran “The Current War” de Alfonso Gómez-Rejon, con Benedict Cumberbatch y Michael Shannon como los ‘titanes de la electricidad’ Thomas Edison y George Westinghouse, respectivamente; y “Wind River”, debut en la dirección del guionista Taylor Sheridan, un thriller ambientado en una reservación india, con Jeremy Renner y Elizabeth Olsen investigando un asesinato.

Las dos han quedado fuera de carrera debido a las acusaciones. Weinstein además ha sido despedido de TWC, empresa que fundó junto a su hermano Bob (quien también carga con una denuncia por acoso), expulsado de la Asociación de Productores (PGA por sus siglas en inglés), expectorado de la Academia y echado de los BAFTA. En resumen, Harvey Weinstein ya es persona non grata en todo el mundo.

1507696375788

Las agresivas tácticas de marketing y lobbies de Harvey Weinstein hicieron que “Shakespeare in Love” se alzara con 7 premios Oscar en 1999.

Miramax, fundada por Harvey y Bob, fue parte instrumental del surgimiento del cine independiente norteamericano de los años 90; figuras como Kevin Smith y Quentin Tarantino le deben sus carreras a este remedo de Fat Tony y ahora ambos se han apurado en marcar distancia: Smith, por ejemplo, ya aseguró que todas las regalías que reciba por sus filmes serán donadas. Lo mismo hará Ben Affleck, quien también tenía una amistad – ya trunca – con Weinstein luego del éxito de “Good Will Hunting”, cuyo guión escribió junto a Matt Damon y les valió a ambos el Oscar.

Miramax también era conocida por sus agresivas y efectivas campañas de marketing y lobbies durante la temporada de premios, las mismas que lograron que Shakespeare Enamorado” se impusiese por sobre Rescatando al Soldado Ryan” para ganar una estatuilla dorada en 1998, un suceso que hasta hoy muchos no se explican. Mal que mal, Weinstein ha sido parte importante (e insoportable) de la historia del cine y su estrepitosa caída ha marcado el fin de una era.

Kevin Spacey

3622749_n_vir3

Spacey se ha convertido en el triste símbolo de toda esta controversia. Luego de que el actor Anthony Rapp lo acusara de acoso e intento de violación – ocurrido cuando tenía apenas 14 años – varias otras voces se unieron al coro, incluyendo al menos seis miembros del equipo técnico de la exitosa “House of Cards”. Spacey respondió de la peor manera, revelando su homosexualidad y utilizándola como excusa para su mal comportamiento. Al no negar las acusaciones y tratar de desviar el tema, sólo cavó su propia tumba.

Netflix tomó cartas en el asunto, confirmando el fin de la serie luego de su sexta temporada, para luego cancelar el rodaje por tiempo indefinido mientras deciden qué hacer con el personaje de Frank Underwood, el maquiavélico político al que Spacey ha dado vida desde el 2013. El actor ya ha sido separado de la serie, por lo que se baraja la posibilidad de matar a Frank y dejarle el protagonismo a su esposa Claire – y la actriz Robin Wright está más que capacitada para llevar a buen puerto la última temporada.

El gigante del streaming además canceló su próximo proyecto con el actor, un biopic acerca del afamado escritor norteamericano Gore Vidal, mientras que el Teatro Old Vic en Londres – donde Spacey hizo las veces de director artístico del 2003 al 2015 – se encuentra investigando hasta 20 acusaciones de jóvenes que aseguran haber sido acosados por el actor.

screen-shot-2017-09-14-at-11-27-14-am

Así se veía Kevin Spacey en “All the Money in the World” de Ridley Scott: ahora será reemplazado por Christopher Plummer.

Spacey tenía chances en los próximos premios Oscar con el filme All The Money In The World” de Ridley Scott, donde interpretaba al magnate petrolero J. Paul Getty, que en los años 70 tuvo que lidiar con el secuestro de su nieto, John Paul Getty III. Tristar Pictures tenía planes de candidatear al otrora Keyser Soze en la categoría de Actor de Reparto, pero una vez iniciado el vendaval, Scott optó por eliminar todas sus escenas y reemplazarlo con el veterano Christopher Plummer, lo que al menos asegura que el papel estará en buenas manos.

Scott debe volver a filmar cuando la campaña publicitaria de la cinta ya estaba en marcha, con afiches y tráilers ya esparcidos por todo el globo, y el estreno programado para dentro de poco más de un mes. Un reto que le costará 10 millones de dólares adicionales al estudio (sumado a un presupuesto de 40 millones de dólares que ya había costado la película), monto necesario para que pueda ser vista. Con este hecho inédito, ya podemos asumir sin mayores dudas de que la carrera de Kevin Spacey está, para todo propósito, acabada.

Louis C.K.

louis-ck-i-love-you-daddy-2546ddf4-dc9e-4eb7-9dd8-48e88aae27a7

Una de las más grandes estrellas de la comedia norteamericana, alguien que se ha hecho famoso por su irreverencia, su forma directa de criticar y decir las cosas, y su humor políticamente incorrecto, Louis C.K. además escondía un secreto; en un reportaje de The New York Times, al menos cinco mujeres lo han acusado de forzarlas a verlo masturbarse en público.

Estas revelaciones salieron a la luz justo cuando el cómico se preparaba para el estreno de “I Love You, Daddy”, su tercer filme como director (sin contar cortos, TV-movies y sus propios especiales de stand-up comedy). El mismo C.K. interpreta a un guionista televisivo cuya hija de 17 años (Chloe Grace Moretz) se embarca en una relación con un famoso director sesentón (John Malkovich). Tras estrenarse en el Festival de Toronto (donde fue alabada por la crítica y comprada por 5 millones de dólares), su lanzamiento comercial estaba planificado para este mes, vía la distribuidora The Orchard. Ahora que su mal comportamiento es materia pública, el contenido de la película – pensada como un tributo a Woody Allen, quien también carga con graves acusaciones – la película resulta incómoda para muchos, un reflejo del lado oscuro de su creador. El estreno de la película ha sido cancelado definitivamente.

Louis C.K. es el único de los acusados que ha admitido tener un problema y ha pedido disculpas públicas, a través de una (levemente egocéntrica) carta publicada en redes. Pero el daño está hecho: Netflix, quien ha producido todos sus especiales, rápidamente cortó toda relación con él, su película se encuentra en el limbo y los seguidores de su exitoso sitcom Louie” nunca podrán verlo de la misma manera sabiendo lo que ahora saben.

El resto

Estos tres son los casos más sonados, pero no los únicos. En los últimos días han surgido acusaciones de acoso sexual/violación en contra de Dustin Hoffman; Jeremy Piven (Ari Gold en la serie “Entourage”); el creador de “Mad Men”, Matthew Weiner; Ed Westwick, de la serie “Gossip Girl”; el actor cómico Jeffrey Tambor, aclamado por interpretar a una mujer transgénero en “Transparent”, ahora en la cuerda floja a pesar de los Globos de Oro y Emmys que ha ganado a lo largo de tres temporadas; Ben Affleck (su hermano Casey también ha sido acusado); el director y productor Brett Ratner; el director James Toback; y más recientemente, Sylvester Stallone.

Queda la clara impresión de que Hollywood es una cloaca y la peste al fin se está empezando a sentir. Este comportamiento ha sido escondido por años y ahora le toca a la industria asumirlo y tomar medidas.

Y en el Perú…

Pueden leer el caso de abuso narrado por Eva Bracamonte, de parte del director teatral Guillermo Castrillón.

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta