En Cinta Viernes, 12 mayo 2017

A propósito del estreno de “Alien Covenant”, recordemos los aciertos y errores de las entregas previas de la saga

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta

alien_covenant_ver4_xlg

Escribe: Rubens Juárez (@rubensyyo)

Acaba de estrenarse “Alien Covenant”, de vuelta en las manos de Ridley Scott, por lo que conviene hacer un recuento de lo que ha sido esta saga que nació hace casi 40 años; para así recordar algunos de los aciertos y errores que podrían repetirse en la nueva entrega.

1. “Alien, el octavo pasajero” (Alien, 1979)

Tras 8 versiones de guion, la primera película de “Alien” no lograba convencer a la 20th Century Fox. Creían que se trataba de un refrito de varias otras películas como “Planeta Prohibido” (Forbidden Planet, 1956) y “Terror en el Espacio” (Terrore nello spazio, 1965). Y no se equivocaban, porque años más tarde el guionista Dan O’Bannon declararía: ‘Yo no robé Alien a nadie. ¡Se lo robé a todos!’. Y no es que el estudio finalmente confiara en el sello personal que le imprimió Ridley Scott al proyecto, sino que el reciente éxito de “Star Wars” (1977) en la taquilla terminaría de convencerlos de producir una película que involucraba naves recorriendo el espacio.

Dan O’Bannon venía de trabajar en el proyecto de Dune de Alejandro Jodorowsky, junto con Salvador Dalí, quien había recomendado el trabajo de un artista y diseñador suizo poco conocido, a quien O’Bannon terminó llevándose a trabajar en “Alien“: es así como H. R. Giger se une al proyecto y su oscuro y visceral concepto finalmente da vida al clásico xenomorfo de la saga, la criatura más terrorífica y una de las más importantes de la historia del cine.

Otras decisiones completarían la ecuación del éxito. La producción apostó por un reparto repleto de figuras populares en aquella época: John Hurt, Harry Dean Stanton, Tom Skerritt, Veronica Cartwright, Ian Holm. Sin embargo, a Sigourney Weaver nadie la conocía. Lo que termina por ser un verdadero acierto, porque no solo se presentaba un nuevo talento que terminaría por convertirse en el inconfundible rostro de la marca, sino que con ella se consolidaba un arquetipo de personaje. En ese entonces, el rol de la mujer protagonista estaba casi reservado para las sex symbol, y solo desde allí aportaban a la trama. En cambio, el personaje de Ellen Ripley es una mujer con carácter, intrépida, y dura de roer. No nos interesa por sus atributos físicos sino por su carácter, porque ella mueve la acción y es tan indomable como la propia bestia que le persigue.

Con 100 millones de dólares recaudados en taquilla y dos nominaciones al Oscar (mejor diseño escénico y mejores efectos especiales), Fox podía darse por satisfecha conAlien (1979), pero no podía darse el lujo de pensar en una secuela. Sobre todo porque en aquellos días no era una dinámica tan común en la industria. James Cameron terminó convenciéndolos escribiendo una sola palabra en una pizarra: ALIEN$. Y al dinero Hollywood nunca le dice que no.

2. “Aliens: Resurrección” (Aliens, 1986)

Get away from her you bitch!

Sin pedirle ayuda a H. R. Giger y quitándole el puesto a Dan O’Bannon como guionista, James Cameron se dispuso a cumplir su promesa. Para eso nos trajo de vuelta al peligroso planeta de “El octavo pasajero” en una nueva misión de rescate, esta vez con un equipo militar entrenado para la batalla, y con una potencia de fuego impresionante.

Pero el oponente también crecería exponencialmente. Esta vez nos enfrentamos a un sinnúmero de criaturas, que no venían solas, sino que las acompañaba su gigantesca e inteligente reina, la más aterradora madre de todo el universo. Figura que se repite en ambos lados: Ripley es una especie de madre sustituta de la niña Newt, quien es a su vez madre de la muñeca que siempre trae consigo. Cameron también potencia la figura del androide introduciendo a Bishop, quien se convertiría en un personaje importantísimo para la saga.

Pero el mayor cambio implementado por Cameron fue el de género: “Aliens“, más que una película de terror, es una película de acción. Novedad que se traduce en un éxito de 130 millones de dólares en taquilla, con 7 nominaciones al Oscar, de los cuales gana dos (Mejor edición de sonido y Mejores efectos visuales).

3. “Alien 3” (1992)

A este punto, a nadie le sonaba descabellada la idea de continuar con la franquicia , así que Fox va por más. Sin embargo, el tercer proyecto se ve envuelto en contratiempos y malas decisiones.

Algunos dicen que escoger a David Fincher como director fue una de ellas; sin embargo, otros aseguran que fue la poca confianza que pusieron en él, ya que en ese entonces aún era un destacable director de videoclips, pero no había demostrado su valía en el cine. Fincher tuvo que grabar con cambios de guion que llegaban cada semana, con diálogos inconclusos, con un trabajo argumental que iba sobre la marcha, y frente a las malas caras de todo un equipo frustrado que solo olía fracaso. Fincher se esforzó a tal punto de estilizar cada plano, lo que da cuenta de un director que se resistía a perecer ante su primera oportunidad en Hollywood. Quizá por eso, soy de los pocos a los que no les disgusta tanto esta entrega; pero es cierto, “Alien 3” no aporta nada nuevo, sino que intenta emular la obra de Scott torpemente.

Sin embargo, “Alien 3” nos regala la memorable y erótica escena del cuasi beso entre el xenomorfo y Ripley; aunque pocos recuerden que pertenece a esta entrega. En la taquilla le fue más o menos mal, y en la crítica le fue terrible. Pero ni Fincher ni Fox se quedarían tranquilos con este mal sabor de boca. Fincher encontraría una nueva oportunidad un par de años más tarde con “Seven” y Fox insistiría con una nueva secuela.

4. “Alien Resurrección” (Alien Resurrection, 1997)

Así es como el francés Jean Pierre Jeunet es escogido para dirigir la cuarta entrega. Solo basta decir que es el director de “Amelie” para intuir que no tenía nada que hacer allí. Ni si quiera sabía hablar inglés. A pesar de eso, decide dotar a “Alien: Resurrección” de un aire a novedad. Para sentirse un poco más cómodo, aunque sea.

Joss Whedon, guionista de cómics y películas como “Avengers: Age of Ultron“, completa el nuevo concepto: la saga cambiaría nuevamente de género e intentaría emular al cómic, viajando entre la acción y el humor a un ritmo frenético. Sigourney Weaver, que no quería ni siquiera volver para “Alien 3”, es convencida para ser la protagonista nuevamente y encarnar a una especie de clon que lleva consigo sangre alienígena. Todo termina dando como resultado una película entretenida que parece haber encontrado en los descabellados giros de guión los últimos manotazos de ahogado de una saga importante para el cine de terror, aventuras y ciencia ficción.

Pasando por alto las películas con el Depredador, la franquicia intenta reinventarse una vez más. Esta vez, en manos de un viejo conocido.

5. Ridley Scott vuelve

ridley-scott-noomi-rapace-prometheus-2

Indignado por los inesperados caminos que tomó su obra (que en realidad es más obra de Dan O’Bannon que suya), vuelve con la idea de retomar el universo que le fue arrebatado. Primero se dijo que, en lugar de Prometheus, Scott volvería con una precuela real de “Alien”, pero al final se dejó llevar más por la idea de proponer un universo nuevo que de alguna forma se fusionara con los orígenes del xenomorfo. Sin embargo, porque es y no es, Prometheus es por demás imperfecta.

Esta semana, Ridley Scott vuelve con “Alien: Covenant” y promete hacerse cargo de la historia que dejó inconclusa. Sin embargo, los tráilers nos adelantan que esta entrega plantea ser un link entre “Prometheus” y “Alien“, lo que podría jugarle nuevamente en contra. Tomando en cuenta que le quitó la oportunidad a Neill Blomkamp (“Distric 9″), quien hacía unos años preparaba “Alien: Awakening“; sería muy desafortunado que Scott no comenzara con el pie derecho el renacer de una saga que llevamos años esperando. ¡Qué nervios!

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta