En Cinta Sábado, 1 abril 2017

“La bella y la bestia” funciona como un sólido homenaje a la cinta original de Disney de 1991

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta

Beauty-Beast-Live-Action-Movie-Details

Escribe: Dante Morales

Con el hype que representaba la presencia protagónica de Emma Watson y el auspicio de Disney, que ya nos había regalado la obra maestra de animación de 1991 en la que está basada, uno podía empezar a conjeturar hacia dónde se dirigían las pretensiones de realizar una versión live action (con personajes de carne y hueso) de “La bella y la bestia”, esta fantástica historia de una joven aburrida de su vida campesina que se enamora de una bestia condenada en un castillo.

Esa primera versión de Disney es vital para entender la historia del cine: fue con esa cinta que se desmontaron los prejuicios sobre las obras de animación, que a posteriori han logrado desde nominaciones al Oscar a Mejor Película hasta proezas como el Oso de Oro (“El viaje de Chihiro”), así que estamos ante un filme que marcó notables precedentes en la industria. Una adaptación a escala real no parece, en primera instancia, una misión muy sencilla.

Así que fuimos al cine con mucha expectativa y, más allá de algunos molestos ruidos provocados por los infantes con los que se compartía la sala, el resultado ha sido más satisfactorio de lo esperado. Si bien parece un calco demasiado evidente de la primera versión, hay algunas acotaciones que la hacen una cinta fresca frente a su versión anterior, con actualizaciones necesarias para los tiempos.

ad_236267516-e1488317563387

Y es que la película no funciona como un calco exacto de la original (para eso hay que ver el desastroso remake de “Psicosis” de Gus Van Sant, por ejemplo). Las escenas grandilocuentes siguen estando ahí, pero un Le Fou con mayor trasfondo (interpretado encantadoramente por Josh Gad), un Gastón exagerado y patológico (sorprende Luke Evans como el villano de cabecera) y la sobriedad y contención de Maurice (un notable Kevin Kline que se roba las pocas escenas en las que aparece), le dan un plus a todas esas historias secundarias que ya conocíamos de la versión animada.

Si de valores de producción estrictamente se trata, esta nueva versión de “La bella y la bestia” está a la altura de los mejores trabajos de Disney. Hay que destacar la maravillosa recreación del Castillo que, a diferencia de la versión de 1991, adquiere vida propia: se desliza entre la tradición gótica y la deslumbrante tecnología digital, construye espacios de atmósferas opresivas y laberínticas, se corroe mientras la maldición avanza y el tiempo escasea. El espectáculo visual de los objetos (tazas, teteras, relojes, candelabros, roperos, entre otros objetos) es también otro punto a rescatar, ya que en ellos radica el verdadero espíritu musical de la película, mientras que en los humanos se pierde un poco (salvo la magnífica escena que acompaña la canción “Gastón”, que supera incluso a su versión animada).

Si hablamos del argumento, el mensaje es bastante claro: la superficialidad y los prejuicios se deben superar para alcanzar la armonía con el otro. ¿Quién es el otro? El excluido, el invisibilizado: en esta historia, la Bestia. El amor no es meramente romántico o físico, sino que surge del reconocimiento de la humanidad y contexto de aquel sujeto externo. De eso se trata “La bella y la bestia”, película que nos enamora también con canciones originales, como este hermoso tema que sigue sonando una y otra vez en nuestra cabeza:

“La bella y la bestia” es un hermoso homenaje a la película animada original de Disney, a pesar de no ser necesariamente novedosa o de fallar con una Emma Watson que no destaca y hasta se siente insípida como protagonista. Pero a través de toda su fastuosidad visual, esta historia sigue ofreciéndonos una bella reflexión sobre el descubrimiento de la belleza, que está bien por fuera, pero subrayando que la interior es indiscutiblemente más importante.

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta