En Cinta Jueves, 17 noviembre 2016

Conversamos con Ciro Guerra sobre “El abrazo de la serpiente”, película colombiana nominada al Oscar este año

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta
Imagen: Ciudad Lunar

La película está basada en los diarios de los exploradores Theodor Koch-Grunberg y Richard Evans Schultes, quienes recorrieron la selva amazónica en el siglo XX. Imagen: Ciudad Lunar

Entrevista de: Alberto Castro (@mczorro)

Con tan solo tres películas en su haber, realizadas en poco más de una década, el colombiano Ciro Guerra es uno de los cineastas latinoamericanos más reconocidos a nivel internacional. “El abrazo de la serpiente”, su tercera y más ambiciosa propuesta cinematográfica, terminó de cimentar su importancia: luego de ser ovacionada en el Festival de Cannes, la cinta recogió premios en los certámenes de Rotterdam, Sundance, Mar de Plata y en nuestro Festival de Lima, para cerrar tan auspiciosa carrera con una nominación al Oscar en la categoría de Mejor Película Extranjera, la primera para Colombia.

La cinta nos presenta una aventura deliciosamente filmada en blanco y negro, la historia de Karamakate, un poderoso chamán del Amazonas y el último sobreviviente de su pueblo, quien ayuda a un etnobotánico norteamericano a buscar la yakruna, una poderosa planta capaz de enseñar a soñar. Es así que la travesía nos transporta por los impresionantes, pero a la vez agresivos, paisajes de la selva amazónica, a través del tiempo y en medio de imágenes de ensueño y pesadilla.

La película se ha estrenado esta semana en cuatro cines de la capital (Cinemark Jockey Plaza, Cineplanet Alcázar y San Miguel, y Cinerama Pacífico) y tuve el placer de conversar muy brevemente con el realizador colombiano.


¿Cómo fue el proceso de adaptar los diarios de los exploradores Theodor Koch-Grunberg y Richard Evans Schultes, quienes recorrieron la Amazonía a principios del siglo XX? ¿Qué fue lo que te atrajo a estos textos?

La verdad es que esos encuentros que se dieron hace 100 años en las selvas colombianas transformaron el mundo. Antes de Koch-Grunberg, las comunidades amazónicas eran vistas, incluso en la comunidad científica, como seres sub-humanos, primitivos, retrasados. Pero el conocimiento que estos científicos compartieron tuvo una gran influencia sobre los movimientos que sacudieron el siglo XX: la generación beat, la sicodelia, los primeros movimientos ecologistas, el hippismo, la contracultura.  Me parecía que la historia de cómo se dieron esos encuentros era extraordinaria y me parecía increíble que no hubiera sido contada.

En todas tus películas, el espacio, las locaciones, se convierten en personajes en sí mismos. ¿Qué tanto aportaron las selvas del Vaupés a la cinta? ¿Qué tan difícil fue grabar allí, en temas logísticos?

Buscamos la máxima autenticidad en todo, por eso trabajamos en locaciones reales, con personas de la región, cuidando hasta el más mínimo detalle.  Esto hace que el rodaje sea exigente, y aún más cuando corres riesgos como rodar en la selva amazónica. Nos acercamos al lugar con mucho respeto y guiados por las comunidades que han vivido allí siempre, escuchando y aprendiendo.  Esto hizo que la naturaleza fuera nuestra aliada y nos permitiera rodar, de lo contrario podría haber sido una pesadilla.  Pero fue una experiencia hermosa para todos los que participamos.

Imagen: Ciudad Lunar

Imagen: Ciudad Lunar

En su estreno, se comparó la película con el trabajo de Werner Herzog. ¿Qué referentes tuviste a la hora de hacer esta película?

La verdad es que no tuvimos a Herzog ni a las otras películas que se han rodado en la selva como referente, más bien lo contrario. Cada vez más siento que el cine contemporáneo gira demasiado sobre el cine en sí mismo, y eso es algo de lo que me quiero alejar. Creo que es necesario que las películas se alimenten de la vida más que del cine.

Se habla del buen momento que vive el cine colombiano. A 13 años de la Ley de Cine, ¿cómo evaluarías la situación que atraviesan los cineastas colombianos? ¿Qué ha funcionado de la ley y qué falta mejorar o implementar?

Se ha logrado que la producción crezca, hoy se hacen casi 40 películas al año y hay una generación de profesionales que viven de hacer cine, algo impensable hace una década. El desafío que hay hoy en día es lograr encontrar un espacio para todas estas películas, lograr que se vean, que el público las descubra, ya que la gran mayoría de éstas pasan completamente desapercibidas o se estrenan en condiciones muy desfavorables.

Ciro Guerra, Ezequiel Acuña y Daniela Michel, miembros del jurado de ficción. Imagen: Festival de Lima

Ciro Guerra fue el presidente del jurado del Festival de Lima de este año. En la foto lo vemos al lado de Ezequiel Acuña y Daniela Michel, quienes lo acompañaron en la labor. Imagen: Festival de Lima

Fuiste presidente del jurado del último Festival de Lima. ¿Puedes contarnos un poco sobre aquella experiencia? ¿Te dieron el trofeo que no pudiste recoger en el 2015?

El trofeo en esa ocasión lo recogió una amiga, que nos lo hizo llegar de inmediato, así que ya lo tenía. Fue una experiencia muy grata este año. El Festival de Lima es muy hospitalario, te hacen sentir muy bienvenido, y la oportunidad de ver ese conjunto de las películas latinoamericanas más destacadas del año en una semana es muy emocionante para mí como cinéfilo y como creativo.

¿Cuál sientes que fue la importancia de la nominación al Oscar con “El abrazo de la serpiente”? Tanto para ti como cineasta, como para el pueblo colombiano, al ser la primera para el país.

Lo realmente importante es que abrió las puertas para que la película fuera descubierta por un público más amplio, que de otra forma tal vez no se habría enterado o no se habría interesado en verla.  Fue una experiencia muy grata que generó un gran entusiasmo en el país por su cine y que nos permite continuar y explorar posibilidades y caminos que antes no habríamos podido contemplar.

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta