En Cinta Miércoles, 14 septiembre 2016

TIFF 2016: El cineasta checo Petr Vaclav nos cuenta más sobre “We Are Never Alone”, una peculiar comedia desoladora

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta
Imagen: KVIFF

Imagen: KVIFF

Entrevista de: Alberto Castro (@mczorro)

Un guardia de prisión paranoico, un desempleado hipocondríaco, su esposa que atiende en el minimarket de la zona, la cual está enamorada del chulo del pueblo, quien a su vez está detrás de una prostituta que espera que su esposo salga de prisión. Al lado de todos ellos, sus hijos, quienes deben tolerar la violencia y soledad extrema de sus padres, mientras ellos mismos intentan definir quiénes son y cómo escapar del infierno en el que viven.

Este es el paisaje de personajes deprimidos que habitan el universo de “We Are Never Alone”, paradójico título de esta nueva cinta del checo Petr Vaclav, con la cual fue premiado en la sección Forum del último Festival de Berlín. Y por más lánguido que suene todo, se trata de una comedia bastante peculiar, una que pretende hacerte sentir incómodo mientras observas y te ríes de personajes atrapados sin remedio en su propia soledad.

La cinta acaba de presentarse en la sección de Cine Mundial Contemporáneo del Festival de Toronto y tuve el placer de poder conversar con su realizador.


Imagen: Cortesía de TIFF

Imagen: Cortesía de TIFF

“We Are Never Alone” es muy amarga y desoladora, pero a la vez es una cinta que le pide al espectador que se ría de los personajes. ¿Cómo es que surge el concepto de esta película?

Sí, es una comedia muy desoladora. Yo quería construir una película que no tuviera un único protagonista, sino ocho personajes, todos importantes para el desarrollo de la historia. Creo que la película habla de cosas muy profundas y psicológicas, sobre el sufrimiento y la soledad, sobre el mundo contemporáneo y los problemas a los que nos enfrenta. Nos habla también de este miedo que tienen las personas del futuro. Al mismo tiempo, quería que nos riéramos de ellos. Pero no es la típica comedia en la que vemos una silla sucia con miel y sabemos que alguien se va a sentar ahí y se ensuciará, de lo cual el público puede reírse muy fácilmente. Quería que la gente se riera de algo diferente. Quería que la película fuera liberal y te permitiera reírte, pero que te dejara llorar también. Algunos públicos lo entienden y se ríen, pero hay otros que sienten que no deberían reírse porque los personajes la están pasando mal, lo cual los avergüenza. Eso es exactamente lo que quería que sintieran: que no supieran exactamente si algo es triste o alegre. Claro que no estaba seguro si iba a funcionar o no, porque la gente suele reírse de chistes y de procesos predeterminados para conseguir risas y esta película les genera incertidumbre. Les ofrezco comedia cáustica, sarcástica.

Me fascina el título de la película también, porque son personajes que nunca están solos, pero se sienten irremediablemente solitarios por dentro.

Claro, porque son personajes que no se sienten libres tampoco. Son gente que siempre está pensando lo que los vecinos dirán de ellos. Quería decir también que las personas nunca están solas porque siempre reaccionan a otras personas, ya sea por amor, por odio, por sentimientos. Pero siempre hacia alguien más.

weareneveralone_06

Imagen: Cortesía de TIFF

Además que se trata de una película ubicada en una pequeña comunidad donde todos se conocen. ¿Hay una intención política detrás de este retrato de un pequeño pueblo en República Checa?

Por supuesto. El personaje del guardia de la prisión es un símbolo del régimen comunista previo en el país, un personaje nostálgico de esa época. La paranoia del personaje desempleado también es muy representativa de una población que ahora es liberal y perdió su trabajo y perdieron un poco la cabeza. Para la sociedad checa esta película es muy política y social. Para mí todo es político. Igual creo que la película es sobre todo de esos personajes tristes y solitarios. Es difícil hablar de la película porque quise que en ella coexistieran muchos temas todo el tiempo.

Una cosa que me llamó la atención de la película es que solo las mujeres y los niños toman decisiones, mientras que los hombres están atrapados. ¿Fue algo intencional?

Sí, porque creo que hoy en día las mujeres son más fuertes que los hombres. Cuando los hombres se hacen mayores, creo que se rinden mucho más fácilmente que las mujeres. Y es algo que puedes observar si te vas a un centro comercial y te pones a ver a una pareja mayor: ella estará viendo por las ventanas o lo que sucede en el lugar, pensando en lo que quiere hacer luego o lo que va a comer, mientras que el hombre está como vacío y no le interesa lo que sucede. No sé si la situación será igual en Lima, en tu país, pero yo sí noto esa distracción de los hombres con la vida cuando ya son adultos. Y sobre los niños, me gustaba la idea de que estos hombres, que no van a convertirse en nada o mejorar en ninguna forma, involuntariamente fueran responsables del escape de los menores de esta comunidad. Con el personaje del niño protagonista veo esperanza.

Imagen: Cortesía de TIFF

Imagen: Cortesía de TIFF

¿Cuál es la situación del cine en República Checa? ¿Reciben apoyo del gobierno?

No tengo los números exactos, porque vivo en Francia ahora. La República Checa tiene unos 15 millones de habitantes y se estrenan unas 30 películas nacionales al año. Lo que está sucediendo por allá también es que se están haciendo muchas series de televisión, por lo que es muy difícil tener libres a actores y técnicos checos, porque ese negocio los consume. La televisión mueve mucho en un país pequeño como el nuestro. No sé si la calidad de las series sea buena; es más, estoy seguro de que la mayoría de series son bastante deplorables. Hay una fundación del gobierno que apoya al cine. Tenemos una televisión pública que apoya también la realización de largometrajes, porque sin ella sería muy difícil conseguir financiamiento. Creo que hay apoyo, pero igual la situación es difícil para los cineastas.

¿Qué es lo que conoces del cine latinoamericano?

Desafortunadamente, no lo conozco tan bien. Hubo una época de boom del cine argentino, gracias al cual pude ver “La ciénaga” de Lucrecia Martel, una propuesta muy nueva para nosotros y me impresionó mucho. Y en esa época pudimos ver varios títulos argentinos más, porque esa película abrió un pequeño mercado internacional.

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta