En Cinta Jueves, 14 abril 2016

Hasta que la muerte (o el cine) nos separe: 10 películas ambientadas en una boda

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta
melancholia-melancholia-10-08-2011-18-g

El cine nos ha regalado todo tipo de bodas y desde todos los géneros imaginables. Imagen: Zentropa Entertainments

Escribe: Andrei Contreras Romero (@Dacromero)

Una boda marca el inicio de un matrimonio y conlleva sentimientos encontrados entre los novios, invitados y familiares asistentes, ya que se trata de la máxima declaración de amor, pero también de una renuncia de alguna manera. Y al cine siempre le ha gustado explorar estos escenarios tan llenos de matices, ambigüedades y contradicciones que marcan la vida de las personas.  Las dudas y miedos que se revelan, las reuniones con familiares perdidos, los discursos melosos y las miles de situaciones que van desde lo excéntrico hasta lo más melodramático.

A propósito del reciente estreno de la sosa e innecesaria secuela “Mi Gran Boda Griega 2” (Big Fat Greek Weeding 2), me animé a realizar una lista de 10 buenas películas ambientadas en una boda, las cuales logran sobresalir no solo en el género de la comedia, sino también en el drama y, por qué no, en una peculiar película animada.

YAPA: “Relatos Salvajes” (2014) de Damián Szifrón

No entra oficialmente a la lista porque solo la última historia está ambientada en una boda. Pero es, sin dudas, uno de los relatos más memorables de matrimonios que hemos visto en el cine reciente.

1. “La Boda de Muriel” (Muriel’s Wedding, 1994) de P. J. Hogan

Muriel es una joven poco agraciada y subida de peso que vive en un pequeño pueblo de Australia con su disfuncional familia, liderada por un autoritario y desmotivador padre metido en la política y una sumisa madre. Ella lleva una vida rutinaria junto a sus holgazanes hermanos y sus superficiales y caprichosas ex compañeras de colegio, recibiendo los constantes insultos, pero con la esperanza de que todo cambiará el día de su boda.

Una sobresaliente Toni Collete protagoniza este drama australiano de bajo presupuesto con toques de comedia agridulce, un retrato exagerado y efectivo del estereotipo de las mujeres que sueñan con el matrimonio ideal. Un viaje emocional que conmueve, soltará bastantes carcajadas y hará bailar al espectador al ritmo de las canciones de ABBA.

2. “El Hijo de la Novia” (2001) de Juan José Campanella

Rafael (interpretado por Ricardo Darín) es un cuarentón egoísta y obsesionado con el trabajo en el restaurante de su padre, quien elude el matrimonio con su novia actual y tiene una mala relación con su madre (Norma Aleandro), que se encuentra internada en el geriátrico porque sufre del mal de Alzheimer. Todo cambiará con la llegada de un amigo de la infancia, una multinacional con intenciones de comprar el restaurante y el más inimaginable de todos los sucesos: su padre quiere cumplir el sueño de su madre de casarse por la Iglesia.

Campanella logra equilibrar el drama con la comedia en una historia muy honesta, gracias a una brillante puesta en escena, magistrales actuaciones (lo de Norma Aleandro es excepcional) y personajes con los que te identificas fácilmente por su ternura y naturalidad.

3. “Damas en Guerra” (Bridesmaids, 2011) de Paul Feig

Annie es una joven en sus treintas, quien ha sufrido bastantes decepciones amorosas y fracasos en los negocios. Ella se entera que su mejor amiga desde la infancia está comprometida y le ha pedido a ella que sea la primera dama de honor, por lo cual dejará de lado todos sus problemas emocionales para cumplir su deber, más aun cuando su puesto se ve amenazado por la esposa del jefe del futuro esposo, una acomodada y competitiva mujer que le hará la vida imposible.

Kristen Wiig protagoniza y escribe esta historia que, con un humor inteligente y adecuado para esta generación, logra mostrar los problemas y peleas que suceden en la preparación de una boda. Una historia sobre la verdadera amistad con personajes muy bien construidos, interpretados por un reparto de lujo donde sobresalen Melissa McCarthy y Rose Byrne.

4. “Rachel Getting Married” (2008) de Jonathan Demme

Kym, una joven autodestructiva y llena de remordimiento por una tragedia familiar de la cual ella es responsable, obtiene un permiso de salida del centro de rehabilitación días antes de la boda de su hermana mayor Rachel. La presencia de la menor de la familia llenará de tensión todos los eventos y actividades días previos a la boda; sus palabras punzocortantes hacia los invitados de diferentes nacionalidades y hacia sus sobreprotectores padres llenarán de tensión el ambiente.

Demme dota de realismo a la historia con una cámara en mano en constante movimiento, haciendo sentir al espectador como un invitado más de esta ceremonia, y explotando el potencial de todos los actores, en especial de la ex-princesa de Disney, Anne Hatahway, quien ofrece uno de sus mejores trabajos en esta película.

5. “La Boda de mi mejor Amigo” (My Best Friend’s Wedding, 1997) de P. J. Hogan

Clásica comedia romántica sobre Julianne (Julia Roberts en su mejor papel cómico), una prestigiosa crítica gastronómica, y su amigo Michael (Dermont Mulroney), un periodista deportivo y ex pareja con el que había prometido que si ambos llegaban solteros a los 28, se iban a casar. A pocos días de este día, Julianne recibe la noticia de que él se va casar ese fin de semana, siendo invitada para que lo acompañe en los últimos preparativos. Tendrá cuatro días para poder sabotear la boda, tratando de desanimar a ambos de esta precipitada decisión y dándole celos a su amigo con su editor.

Simpática comedia con humor entrañable y con una premisa simple que cumple con su objetivo principal: divertir al espectador con delirantes escenas musicales y personajes secundarios tan adorables que dotan de encanto el humor y romance de la película.

6. “El Cadáver de la Novia” (Corpse Bride, 2005) de Tim Burton

Película animada que relata la historia de Victor Van Dort, un joven tímido e inseguro cuyos padres arreglan un matrimonio por conveniencia con la delicada e inocente Victoria. En el día de ensayo de su boda, él es incapaz de memorizar adecuadamente sus votos nupciales; abrumado, se adentrará en el bosque y practicará sus votos colocando el anillo en lo que piensa que es una rama de árbol, pero en verdad es el hueso del dedo del cadáver de una novia. El cuerpo revivido alegará ser la esposa del joven y lo llevará al mundo de los muertos para que conozca mejor su historia y a sus amigos.

Un ambiente gótico y con personajes lúgubres, llevados a la realidad por medio de un laborioso trabajo en stop-motion, serán el escenario para mostrar lo inescrupuloso y gris que es el mundo de los humanos, comparado con lo colorido y armonioso que es el mundo de los muertos. Burton dota de sensibilidad, humor negro y creatividad una peculiar historia de amor y asesinatos con números musicales llamativos, voces de sus actores fetiches y una magnífica banda sonora de Danny Elfman que conmueve al espectador.

7. “Cuatro Bodas y un Funeral” (Four Weddings and a Funeral, 1994) de Mike Newell

Charles es un joven atractivo y temeroso que, junto a su peculiar grupo de amigos británicos, todos solteros y sin compromiso, han llegado a la edad donde la mayoría de sus conocidos se han casado o están en relaciones serias. En una de esas bodas, donde él es padrino del novio, conoce a la experimentada joven estadounidense Carrie, con quien pasará una apasionada noche y se enamorará inmediatamente. Él deberá analizar sus relaciones pasadas y tratar de encontrar sus verdaderos sentimientos hacia Carrie.

Una ingeniosa y memorable comedia que sobresale por sus personajes, tan bien estructurados e interrelacionados, interpretados por un reparto que muestra diferentes matices de los grupos de amigos intelectuales. Una cinta tanto entretenida como reflexiva.

8. “Melancholia” (2011) de Lars Von Trier

Justine (una intensa Kristen Dunst)es una joven que en el día de su boda aún sigue llena de inseguridades y cuya familia la hace sentir miserable por sus constantes enfrentamientos (hay que resaltar aquí las actuaciones de Charlotte Rampling y John Hurt); Claire (espectacular Charlotte Gainsbourg) es su hermana mayor, la cual tratará de calmar sus ansiedades. Esta boda se combina con la noticia del posible fin del mundo, ya que otro planeta colisionará pronto con la Tierra.

Lars von Trier ofrece una propuesta arriesgada, original y, sobre todo, perturbadora, que analiza verdades profundas detrás del alma humana y la forma en las que nos relacionamos con los otros, mediante imágenes hipnotizantes, poderosa música y grandiosas actuaciones por parte de sus dos actrices protagonistas.

9. “After the Wedding” (Efter Brylluppet, 2006) de Susanne Bier

Jacob Petersen (el aclamado Mad Mikkelsen) es un hombre que dedica su vida a enseñar y ayudar a los niños más pobres de las calles de India. Con el objetivo de salvar el orfanato de su cierre permanente, recibe la propuesta de un hombre de negocios danés que le ofrece una fuerte suma de dinero con la condición de que asista a la boda de su hija, evento que lo llevará a revivir momentos del pasado y un lado de su vida que ya había dejado atrás.

Un drama controlado y sin exageraciones, con personajes que permanecerá en nuestra memoria por lo genuinos sucesos y reacciones ante las revelaciones inquietantes y juegos mentales infernales que se presentan durante la ceremonia. Nominada al Oscar en la categoría de mejor película extranjera, aclamada en varios festivales internacionales y es considerada por varios críticos como una de las mejores películas danesas de todos los tiempos.

10. “El Banquete de Bodas” (Xi Yan, 1993) de Ang Lee

Wai-Tung es un joven empresario taiwanés que vive en Manhattan junto a novio Simon. Para engañar a sus padres, su pareja planea un matrimonio por conveniencia con su inquilina Wei-Wei, de manera que así cada uno soluciona sus problemas: él oculta a sus padres su relación homosexual, ella obtiene la visa y deja de lado las amenazas de inmigración. Todo se complica cuando los padres de Wai viajan desde Taiwán, para lo que se planeaba como una simple ceremonia, y que poco a poco resulta toda una boda tradicional en la que el trío protagonista tendrá más problemas para seguir la farsa.

La primera de las tres películas con temática homosexual del respetado director taiwanés Ang Lee, que mezcla un ingenioso humor negro con temas tan importantes y relevantes de la actualidad mediante el contraste entre dos culturas. Ganadora del Oso de Oro en Berlín y nominada al Oscar a Mejor Película Extranjera.

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta