En Cinta Sábado, 23 mayo 2015

¡Atención melómanos! Tienen que ver estas 8 películas sobre la vida de músicos

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta

control

Escribe: Omar Cáceres (@Cine_filoso)

A propósito del estreno limitado de «Kurt Cobain: Montage of Heck», documental de Brett Morgen que desnuda al ser humano que creó Nirvana, la voz de toda una generación que forjó una revolución en la escena musical, te dejamos 8 de las mejores películas que se han hecho sobre la vida de músicos.

TAMBIÉN HAY QUE VER: «I’m Not There» de Todd Haynes, «Ray» de Taylor Hackford, «Tina» de Brian Gibson, «Amadeus» de Milos Forman, «Shine A Light» de Martin Scorsese, «La Vie en Rose» de Olivier Dahan y «The Commitments» de Alan Parker.

1. «Walk the Line» de Jame Mangold (2005)

Joaquin Phoenix nos regala uno de sus papeles más memorables con este retrato de uno de los más grandes representantes de la música country de los Estados Unidos, un biopic que sigue al personaje desde su dura niñez hasta su ascenso en el mundo de la música y su caída en las drogas. Todo es contado a partir de su tormentosa relación con June Carter (maravillosa Reese Whitherspoon, la cual se llevó el Oscar a la Mejor Actriz por su participación en esta película): se trata por encima de todo de una historia de amor, matizada por momentos musicales de una época de oro para el género.

2. «George Harrison: Living in the Material World» de Martin Scorsese (2011)

La historia de uno de los Beatles, contada desde el ojo de un grande como Marty, alguien que ha demostrado su interés por la música en varios títulos de ficción y documental en su carrera. El realizador nos entrega un documental apasionado, cargado de humanidad y reflexión en torno a la música de Harrison y su vida, sin caer en la pedantería ni la sensiblería, todo acompañado con canciones bien escogidas y mejor colocadas. Un buen documental que no solo debería gustarle a los seguidores del músico y de la banda, sino también al público en general.

3. «Bird» de Clint Eastwood (1988)

Años antes de consagrarse con un Oscar por «El Último Rey de Escocia», Forest Whitaker se llevó el premio al Mejor Actor en el Festival de Cannes por dar vida a Charlie ‘Bird’ Parker (seguramente, habrás escuchado su nombre si viste «Whiplash»), brillante figura del jazz norteamericano retratado en la pantalla gigante bajo la dirección de Clint Eastwood. Con un excelente pulso narrativo, la cinta recorre el mundo en que se ve sumergido el saxofonista, mostrando los excesos a que se sometía y sus batallas constantes en busca de grandeza. Una película notable tanto en su sonoridad como en sus silencios.

4. «24 Hour Party People» de Michael Winterbottom (2002)

Esta película no habla sobre un artista en particular, sino sobre Tony Wilson. ¿Quién es? Fue el dueño y fundador de Factory Records de Manchester, un sello discográfico que cambió el mundo de la música pop británica en los 80s, alojando a bandas como New Order, Joy Division y Happy Mondays, entre otras, y cuya música podemos escuchar como parte del soundtrack. La película nos sumerge en una época en la que Manchester era la cuna musical de Inglaterra y del mundo, en que La Hacienda era la tienda discográfica del momento, con Tony Wilson como el mecenas de la cultura pop musical . Una joyita que merece ser vista.

5. «Control» de Anton Corbijn (2007)

Uno de los íconos musicales de los 80s es Ian Curtis, el eléctrico vocalista y frontman de Joy Division, quien se suicidó a muy temprana edad. La película retrata esos últimos años del cantante, plagados de conflictos emocionales y su impresionante energía sobre el escenario. Sam Riley se mete en la piel de Curtis, caracterizando soberbiamente cada uno de los procesos por los que transcurre su temeraria existencia. Destaca una Samantha Morton arrebatadora que se roba cada escena en la que aparece.

6. «The Doors» de Oliver Stone (1991)

Oliver Stone dirige el que, para muchos, es un digno biopic de Jim Morrison, líder de The Doors, uno que expone la extravagancia y excesos que lo llevaron, finalmente, a su muerte a los 27 años. Y se trata justamente de eso, de una película de excesos. Con escenas de conciertos en vivo sumamente atractivos por lo reales que se sienten: es inevitable escuchar su voz nuevamente en tu cabeza al ver esta película.

7. «Sid y Nancy» de Alex Cox (1986)

En una de sus actuaciones más memorables, Gary Oldman interpreta a Sid Vicious, integrante de los Sex Pistols, mientras que Chloe Webb le da vida a Nancy Spungen, su novia. Se trata del retrato de una de las relaciones más caóticas e incendiaras de la música del siglo XX. Vale apreciar la dinámica entre ambos personajes que sirve de espejo de toda una generación que quedó devastada. Errática y vomitiva, las acciones de la peli son cíclicas: rock, drogas y conflictos, una muestra de cómo el punk surge para rechazar el status quo vigente y oponerse a la tradicional etiqueta británica. Punk is not dead!

8. «Frank» de Lenny Abrahamson (2014)

Un grupo de música experimental llamado «Soronprfbs» y un aspirante a estrella del pop cruzan sus caminos. Lo que empieza siendo una unión eventual, solo para un concierto, acaba con la formación de una banda que se presenta en el prestigioso festival South by Southwest. Inspirada en la vida del músico New Wave, Chris Sievey, esta película nos regala extraordinarias actuaciones por parte de Maggie Gyllenhall, Domhnall Gleeson y Michael Fassbender, quien interpreta a un cantante que siempre lleva puesto una excéntrica máscara sobre la cabeza.

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta
Secured By miniOrange