En Cinta Domingo, 24 mayo 2015

Estas son las 10 películas que NECESITAMOS ver del Festival de Cannes 2015

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta

Les-mensurations-de-la-palme-dor-sont-très-précises-avec-118-grammes-d’or-jaune-24-carats-135-cm-de-long-pour-9-cm-de-large.

Escribe: Alberto Castro (@mczorro)

Se terminó la 68° edición del Festival de Cannes, quizás la vitrina de cine más importante del mundo, y una vez más me ha tocado vivirlo a la distancia (pueden leer la cobertura que le dediqué día a día en nuestro fan page). Luego de 10 días de proyecciones, conferencias, críticas y extrañas prohibiciones de selfies y requerimientos de tacones altos, el certamen ha quedado resumido en el pálmares que ha seleccionado el Jurado Oficial liderado por los hermanos Ethan y Joel Coen, compuesto también por el mexicano Guillermo del Toro, el canadiense Xavier Dolan y el norteamericano Jake Gyllenhaal.

Pero como los premios muchas veces se equivocan (ay sí, el crítico de cine) o no son suficientes, he decidido resaltar los 10 títulos imprescindibles del festival, aquellos que difícilmente llegarán a nuestra cartelera comercial, pero que con suerte aparecerán en algún festival local. Sino Polvos no más.

1. “The Assassin” (Nie yin niang) del taiwanés Hsiao-hsien Hou – Premio al Mejor Director

11234965_10153329774583633_7020785908624132217_n

Esta fue la película más aclamada de toda la competencia, la única a la que llamaron obra maestra de manera unánime.

Se trata de una historia de artes marciales ubicada en la China del siglo IX, durante la dinastía Tang. Qi Shu interpreta a Nie Yinniang, una guerrera que regresa a casa tras años de exilio, como una auténtica justiciera cuya misión es eliminar a Tian Ji’an, gobernador disidente de la provincia militar de Weibo y el hombre del cual está enamorada.

El director ha confesado inspirarse en la obra del maestro Akira Kurosawa, alejándose de los guerreros que vuelan por los aires y más bien planteando peleas realistas. Más que la violencia y las acrobacias (que están por montones, según confiesan los más entusiastas) le interesa la filosofía de los personajes. Esta era la séptima vez que participaba en Cannes, donde recogió el Premio del Jurado por “El Maestro de Marionetas” en 1993. Con “Ciudad Doliente” se llevó el León de Oro del Festival de Venecia de 1989.

2. “Carol” del norteamericano Todd Haynes – Premio a la Mejor Actriz (Rooney Mara)


Resulta criminal que Cate Blanchett no haya ganado el premio a la Mejor Actriz por la que dicen es la más monumental performance que se ha visto en el certamen, pero al menos alivia ver que se lo llevó su co-protagonista. Desde que se presentó en competencia, la película ya es favorita al Oscar 2016, así que no hay que perderla de vista.

Esta es la historia de Carol, una mujer sofisticada y burguesa, prisionera de un matrimonio infeliz, que conoce a Therese, empleada de una tienda por departamentos: entre ellas nace una atracción desde la primera mirada, dejando rápidamente su lugar a los sentimientos.

El realizador Todd Haynes adapta el libro homónimo de Patricia Highsmith de 1952 y dice que, además del secretismo de una pareja de lesbianas, ha querido retratar el cambio que sufrió la ciudad de Nueva York tras el final de la guerra en los 50s. Ya había participado en Cannes con “Velvet Goldmine” en 1998, aunque fue con “Far From Heaven” que arrasó con cuatro premios del Festival de Venecia en el 2002, mientras con su “I’m Not There.” recibió allí mismo un Premio Especial del Jurado en el 2007.

3. “Dheepan” del francés Jacques Audiard – Palma de Oro

Nadie esperaba que esta cinta se alzara con el premio principal del certamen y no porque sea mala, sino porque estaba lejos de ser la mejor. Igual la crítica agradece un contundente esfuerzo del realizador Jacques Audiard, a quien Cannes sí le había robado la Palma de Oro por su obra maestra “Un Profeta”. Sí, parece que el premio habría sido compensatorio.

Esta es la historia de Dheepan, un guerrero tamil de Sri Lanka que huye de la violencia de su país con su mujer e hijo, para refugiarse en Paris, donde consigue trabajo como conserje de un edificio. Se trata de una adaptación libre de “Las Cartas Persas” de Montesquieu, con el director poniendo énfasis en la visión que tienen los extranjeros de Francia.

El director también había ganado el premio al Mejor Guion por su “Un Héroe Muy Discreto” en 1996. Con este premio ha reivindicado su posición como uno de los realizadores europeos más importantes en actividad.

4. “Sicario” del canadiense Denis Villeneuve

sicario_xlg

Denis Villeneuve es uno de mis cineastas favoritos en actividad, por lo que su nuevo proyecto me generaba expectativa desde que se anunció que entraría en competencia. Y si bien ha salido con las manos vacías, la crítica apunta a que sonaría fuerte en la próxima temporada de Oscar, sobre todo por un gigantesco Benicio Del Toro y el trabajo de dirección de fotografía de Roger Deakins.

Kate Macer es una agente del FBI idealista a la que le encargan la misión de neutralizar a un poderoso narcotraficante que se refugia muy cerca a la frontera entre EEUU y México, un operativo clandestino bajo el mando de un oficial de pasado cuestionable. Con esta película el director dice querer hablar tanto de una frontera física (“Un lugar sin dios ni ley”, según Villeneuve) como de una frontera moral, ya que los protagonistas se enfrentarán a decisiones de vida o muerte que cuestionan todo aquello que ellos defendían. El guion es el resultado de una larga investigación práctica en la zona, conversando con pobladores y emigrantes, en manos de Taylor Sheridan (el de notable serie “Sons of Anarchy”).

Esta era la primera vez que entraba en competencia en Cannes, pero su filmografía ya carga con el peso de joyas como “Incendios”, “Prisoners” y “El Hombre Duplicado”.

5. “Son of Saul” (Saul fia) del húngaro László Nemes – Gran Premio del Jurado

11215821_10153312029518633_3851305745630921595_n (1)

Es poco común que una ópera prima entre a la competencia oficial de Cannes (para eso está la sección Un Certain Regard), pero parece que este título lo merecía luego de que gran parte de la crítica la incluyera entre sus favoritas del certamen. László Nemes es un nombre al que debemos empezar a prestar atención, un realizador que aprendió al lado del maestro Bela Tarr al ser su asistente por años.

Esta es la historia de un prisionero judío en Auschwitz-Birkenau, uno de los encargados de desocupar las cámaras de gas, que reconoce a su hijo en medio de los cadáveres que van a ser incinerados. Dicen que es una película brutal por lo honesta, valiente y sencilla que es, por retratar el horror del genocidio sin caer en los lugares comunes.

6. “Mountains May Depart” (Shan he gu ren) del chino Zhangke Jia

2015052209214555434

Si hay alguien que podía quitarle el premio a la Mejor Actriz a Cate Blanchett (en teoría, porque ya vemos que ninguna ganó), esa era Tao Zhao, quien se ganó entusiasmadas ovaciones gracias a su performance en esta película china.

Esta película se cuenta en tres tiempos: el pasado situado en los 90s, el presente y el futuro en el año 2025. Tao es una joven que es cortejada por sus dos amigos de la infancia: uno un propietario de una estación de gasolina, el otro un trabajador en una mina de carbón. La decisión que tome sellará su destino y el de su único hijo, un futuro del cual nosotros somos espectadores en estas tres viñetas.

El realizador chino se llevó el premio al Mejor Guion por “A Touch of Sin” en el 2013 y antes se había llevado el León del Oro del Festival de Venecia por su “Naturaleza Muerta” en el 2006.

7. “La Patota” del argentino Santiago Mitre -Premio de la Semana de la Crítica y FIPRESCI

El guionista que había trabajado de la mano con Pablo Trapero en “Leonera”, “Carancho” y “Elefante Blanco”, debutó tras la dirección de “El Estudiante” en el 2011 e inmediatamente se convirtió en una de las voces más importantes del cine argentino (recibió un Premio Especial del Jurado en el Festival de Locarno y se llevó el Premio de la Crítica Internacional en nuestro Festival de Lima).

Esta es su tercera película, basada en el clásico de Daniel Tinayre del mismo título de 1961, protagonizado en ese entonces por Mirtha Legrand. Se repite la historia: Paulina es una joven abogada dedicada a las labores sociales en zonas humildes, la cual es violada por una patota (pandilla); a pesar de ello, decide continuar con su trabajo en la zona.

Lo más probable es que la tengamos por aquí en competencia en el Festival de Lima y sería uno de los platos fuertes. Tendremos que estar atentos.

8. “Macbeth” del australiano Justin Kurzel


Esta era una de las películas más esperadas del festival, no solo por tener a los colosos Michael Fassbender y Marion Cotillard como protagonistas, sino porque Harvey Weinstein (el gurú máximo del Oscar) había comprado sus derechos de distribución incluso antes de que la filmaran, confiando en que sería su principal guerrera para el Oscar 2016. No fue una de las mejores recibidas de la competencia, pero para la crítica cumplió.

Luego de Orson Welles, Akira Kurosawa y Roman Polanski, ahora le tocó al australiano Justin Kurzel volver a llevar a la pantalla gigante la historia de Macbeth, duque de Escocia que es cegado por la ambición, por su esposa y por una profecía que indica que se convertirá en el Rey de Escocia. El realizador ha querido mantenerse fiel al texto de William Shakespeare (por eso la acusan de ser demasiado teatral), pero a la vez presentarla de manera vistosa y muy acorde a la época (se aplaude su fiereza en la puesta en escena). Podría sonar fuerte para el Oscar 2016 así que hay que anotarla de una vez.

El director ya había triunfado en la Semana de la Crítica de Cannes con “Snowtown” en el 2011.

9. “The Lobster” del griego Yorgos Lanthimos – Premio del Jurado

lobster_xlg

Uno de los títulos que más dividió a la prensa especializada tras su presentación en competencia. Era de esperarse: Yorgos Lanthimos está acostumbrado a levantar cejas en los espectadores.

Rachel Weisz y Colin Farrell protagonizan el primer filme en inglés del realizador griego, ubicado en un futuro distópico en el que las personas solteras están obligadas a encontrar pareja en determinados lapsos de tiempo o de lo contrario son convertidos en animales y soltados en la selva. Literal, esa es la sinopsis de esta película surrealista y hasta experimental. Ojo que para el director esta es “una historia de amor poco común acerca de las terribles consecuencias de la soledad, del miedo a morir solo y del miedo a vivir con otra persona”.

Yorgos Lanthimos ya había triunfado en la sección Un Certain Regard de Cannes con “Dogtooth” en el 2009, con la cual hasta aspiró a un Oscar como Mejor Película Extranjera.

10. “Cemetery of Splendour” (Rak ti Khon Kaen) del tailandés Apichatpong Weerasethakul

cemetery-of-splendour

Nadie entiende como el cineasta tailandés fue relegado a la sección Un Certain Regard y cómo su película no entró a la competencia oficial siendo mejor que muchos de los títulos que allí se presentaron.

En esta oportunidad Mr. Joe (como él mismo permite que le digan) nos cuenta la historia de una solitaria ama de casa de mediana edad que atiende a un soldado con la enfermedad del sueño, con el que se verá envuelto en extrañas alucinaciones, fantasmas y romances. Esta es la película que el realizador grabó luego de su paseo por el Perú en el 2013, un viaje que dice haberlo influido mucho a la hora de enfrentar el rodaje de este proyecto.

Recordarán que Apichatpong Weerasethakul se llevó la Palma de Oro por “Uncle Boonmee recuerda sus vidas pasadas” en el 2010, se llevó el Premio del Jurado por “Tropical Malady” en el 2004 y triunfó en Un Certain Regard con su “Sud sanaeha” en el 2002.

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta