En Cinta Martes, 15 enero 2019

Tienes que ver estas 17 películas dirigidas por mujeres el año pasado

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta

Gala

Lista de: Omar Cáceres (@cine_filoso)

En esta amplia lista van a encontrar películas de cineastas de amplia trayectoria, como de jóvenes directoras que recién inician su periplo cinematográfico. Una lista necesaria para demostrar que cada vez hay más mujeres que asumen la dirección de notables cintas, más allá de que premiaciones como los Globos de Oro o los Oscar las omita en sus nominaciones. A continuación, 17 títulos que te recomiendo buscar apenas puedas.

Y a la espera de que este 2019 se estrene lo nuevo de Kelly Reichardt, Mia Hansen-Love, Greta Gerwig y Marielle Heller.

1.- “Lazzaro Felice”  de la italiana Alice Rohrwacher

En Netflix puedes encontrar esta hermosa película que ganó el premio al Mejor Guion en el Festival de Cannes del año pasado.  Reflexiona acerca de temas tan importantes como la explotación laboral, la inmigración y quienes se aprovechan de ella. Una atípica e impactante alegoría sobre la sociedad de nuestro tiempo, donde la bondad está ausente de las relaciones humanas, donde la utilización del más débil o indulgente se ha convertido en la forma común de relacionarse entre los individuos de una población que sólo conoce el beneficio egoísta de cada uno como motor del comportamiento.

2.- “Let the Sunshine in” de la francesa Claire Denis

Se describe la vida y los sentimientos de una mujer que, en su madurez, aún se siente joven e intenta buscar el camino correcto hacía el amor. Claire Denis enfoca este tema con crudeza. Juliette Binoche derrocha sensibilidad en un personaje vulnerable y dubitativo. Un personaje tan complejo en pensamientos, como sencillo en sentimientos. Una honestidad tan impactante, tan evidente, que es imposible no emocionarse en esta caótica odisea del día a día, o de noche a noche.
3.- “Nancy” de la norteamericana Christina Choe

Intrigante debut de Christina Choe en dirección y una buenísima actuación de Andrea Riseborough. Este thriller psicológico provocativo sobre el amor, la intimidad y la confianza, y sobre lo que sucede cuando las mentiras se convierten en verdad. Una historia que genera empatía por esta mentirosa patológica y que es la clave de esta película incómoda pero emocional, sin estridencias y sustentada en interpretaciones únicas y extraordinarias. Ganó en Sundance a Mejor Guion y el trabajo de Andrea Riseborough fue reconocido en el Festival Sitges, donde gano a Mejor Actriz.

4.- “Alanis” de la argentina Anahí Berneri

Alanis es una joven madre que ejerce la prostitución. Su vida se complica cuando es expulsada del departamento donde vive y tendrá que ingeniárselas para sobrevivir. Sofia Gala define con determinación el arco dramático de Alanis, cobijándose en una maternidad siempre abordada como epicentro de su periplo vital, y hallando en esa constante huida las motivaciones suficientes para seguir adelante. Una cinta sincera y sencilla. Se apoya en lo real para transgredir la narrativa cultural imperante. Un trabajo bien logrado el de Anahí Berneri en dirección, plasmando una realidad social con tino y precisión. Ganadora a Mejor Dirección y Actriz en el Festival de San Sebastián 2017.

5.- “Leave No Trace” de la norteamericana Debra Granik

Un drama moderno de una relación sana o tóxica, según quien observe. Debra Granik nos va contando cómo el protagonista huye de los fantasmas del pasado arrastrando a una niña que empieza a madurar y a plantearse si esa vida es la que tiene que vivir. La falta de dialogo se suple con creces, gracias a la interpretación de Ben Foster, inquietante en todo momento hasta que no sabes el motivo de su aflicción. Y muy especialmente la interpretación de la joven Thomasin McKenzie (nominada a Mejor Actriz Revelación en los Critics Choice Awards y en los Independent Spirit) que sabe mostrar tanto el apoyo a su padre como las propias dudas de su propia situación.

6.- “The Rider” de la china Chloé Zhao

Cinta minimalista, sin apenas acción, de una cotidianeidad lacerante, que te sumerge en un universo donde el respeto fraternal hacia los animales y las personas nos parece un absurdo por tontos prejuicios sociales existentes. Chloé Zhao construye una película delicada, sin adornos, sin música, sin prisas. Se empapa de la cultura yanqui y nos relata una historia inspirada en hechos reales, sobre la necesidad de adaptación a una nueva realidad, sobre la lucha por conservar un estilo de vida y sobre como sobreponerse a la amargura de los reveses de la vida, no hace falta entender el mundo de los rodeos para emocionarse con lo que cuenta. Considera por los Premios Gotham como la mejor película del 2018.

7.- “The Tale” de la norteamericana Jennifer Fox

Un valiente testimonio autobiográfico de la documentalista Jennifer Fox. Jennifer ve interrumpida su apacible rutina diaria cuando unos escritos de su niñez son encontrados por su madre. Desde ese momento, se verá obligada a recordar esa niñez ajena a su presente, en la cual fue protagonista de una relación pederasta. Una exploración notable sobre el abuso sexual, el consentimiento y la forma en que nos cuestionamos a nosotros mismos sobre hechos del pasado. Una Laura Dern fantástica para una cinta honesta, valiente e innovadora sobre un tema difícil de tratar pero que la directora manejó con bastante sutileza.

8.- “Tarde para morir joven” de la chilena Domina Sotomayor

Retrato seductor y lánguido de una comunidad hippie aislada en las laderas de los Andes que se preparan para las fiestas de Año Nuevo, mientras sus integrantes más jóvenes cruzan los límites de la niñez con la juventud. La historia entrelaza su narrativa de manera gradual y discreta. Llegamos a entender con bastante precisión quién es Sofía, pero el cine nunca se siente didáctico. Una comunidad que pareciera vivir dividida en dos mundos: adultos y jóvenes, donde estos últimos pagan las consecuencias de una ausencia sensible por parte de sus progenitores, recorriendo nuevos senderos que la vida les pone, con miedo e ignorancia. Dominga Sotomayor ganó en Mejor Dirección en el Festival de Locarno.

9.- “Private Life” de la norteamericana Tamara Jenkins

Un relato realista, emotivo e incómodo sobre la familia y, sobretodo, la necesidad que tenemos de formar parte de una, por muy disfuncional que sea. Jenkins expone las interioridades, claroscuros, riquezas y miserias de la vida más íntima y privada de una pareja desesperada, codependiente, enfrascada en una huida hacia delante, convenciéndose a sí mismos de que renunciar a ese hijo que tanto buscan implica también renunciar al amor, pues su propia relación de pareja carecería de sentido para ellos si no consiguen formar una familia. Está en Netflix.

10.- “I Am Not a Witch” de la zambiana Rungano Nyoni

Una historia diferente sobre la opresión y la libertad, lideradas por mujeres diferentes llamadas “brujas” para salir de ellas, para castigarla por inmiscuirse en lo que no era su asunto, prisioneras de un sistema corrupto que no perdona, que no tiene ciencia, que no escandaliza, que es ciego. El film posee una hermosa estética y un acertado uso de la música, además de una protagonista poderosa y un relato interesante de escenarios ricos. Escenas sin diálogo, con sonidos que remiten a la naturaleza del lugar, pese a ello, son escenas enormemente expresivas que tramsmiten un correlato del vacío de las almas en esta película.

11.- “To All the Boys I’ve Loved Before” de la norteamericana Susan Johnson

Una cinta juvenil que no brilla por su originalidad, pero que resulta divertida y mantiene un tono y ritmo muy a destacar. La película sabe ocupar con inteligencia su simplicidad para entregarnos un relato ágil y divertido. Con eso basta para que dejes entrar a Lara Jean a tu vida. El guion se toma ciertas licencias que se tornan a la casualidad y la exageración pero en conjunto es un producto que es fácil de ver y disfrutar sin matarse mucho la cabeza y sin excederse para lo que requiere la trama resultando más familiar y agradable. Está en Netflix.

12.-“The Party” de la inglesa Sally Potter

Una fantástica comedia negra cuya acción transcurre en tiempo real y en un espacio reducido, la casa de Janet, es decir entre cuatro paredes y un pequeño patio. La atención se centra en Kristin Scott Thomas, una política idealista de izquierda que quiere demostrar que, como nueva ministra, aún puede acordarse de sus amigos. The Party es una reminiscencia de “Un Dios Salvaje” de Roman Polanski, donde la situación se va tiñiendo cada vez más de negro, convirtiendo la buena conversación en una pelea violenta. Nominada a Mejor película europea en los Premios Goya 2018.

13.- “Las buenas maneras” de los brasileros Marco Dutra y Juliana Rojas

Marco Dutra y Juliana Rojas dirigen esta cinta brasileña que mezcla crítica social, miedos y maternidad, dentro de un género fantástico que funciona perfectamente, sobretodo en su primera hora. Pese a que se arriesga en determinados momentos, nunca pierde fuerza ni ritmo.Una fábula iluminada a las frías luces nocturnas de São Paulo, contada entre nanas callejeras y pinturas fluorescentes, hay una licantropía inusual que enternece y apena por muy bestial que se llegue a mostrar. Los directores respetan los códigos del cine de género, así como los del cuento clásico pero también los transgreden, transportándonos al terreno que hay entre la realidad y lo onírico. De lo mejor que vi en el Festival de Lima.

14.- “Revenge” de la francesa Coralie Fargeat

Una historia de explotación donde la figura femenina se va transformando primero de una frívola mujer como mero objeto sexual hasta convertirse en toda una sangrienta máquina mortal, ultra violenta, con múltiples e inverosímiles recursos para sobrevivir y perpetrar su venganza, pero siempre dentro del tono propuesto dentro del relato. Y quizá el punto débil esté en las varias concesiones que como espectador debemos hacer, para que el relato resulte creíble. Una visión apoteósica de la rebeldía femenina, que con gran astucia se nos cuela en un guion dinámico y vivo, que pese a tener momentos descabellados, resulta muy interesante. Está en Netflix.

15.- “Beach Rats” de la norteamericana Eliza Hittman

Este es un viaje de descubrimiento. Un viaje interior. Un adolescente que atraviesa un complicado momento familiar, explora su identidad sexual y convive con un grupo de amigos ligados a la droga, la delincuencia y el sexo. La visión de una juventud sin futuro se entremezcla con el forjamiento del carácter, en una edad en donde se eligen caminos. Una muestra que deja una visión sin esperanza del mundo que nos rodea. En donde el destino es un vital instrumento. Está en Netflix.

16.- “El futuro que viene” de la argentina Constanza Novick

Constanza Novick propone una mirada honesta a la amistad femenina, protagonizada por la gran Dolores Fonzi y Pilar Gamboa. Desde la niñez/adolescencia, hasta la adultez, con tropiezos, reencuentros y anécdotas, estas dos mujeres van surcando tempestades que las acercan y alejan.Un relato que no necesita mayor explicación para contarnos sobre detalles que el final expone. Estuvo presente en el Festival de Lima.

17.- “Pájaros de verano” de los colombianos Cristina Gallego y Ciro Guerra

Pese a compartir la dirección con Ciro Guerra, Cristina Gallego pesa en esta película. Una fábula ambientada a fines de los 60s y que va hasta mediados de los 80s, en donde se representa la más cruda de las realidades para un clan indígena que se dejó absorber por la codicia y las ansias de poder. Filmada con maestría y dividida en cantos, se explora el auge y caída de sus personajes a través de una curva dramática que trata de no enfocarse en la excesiva violencia, habitual en el cine sobre narcos. Otra que estuvo presente en el Festival de Lima y que está en la lista de preseleccionados al Oscar 2019 en el rubro de Mejor Película Extranjera.

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta
Secured By miniOrange