En Cinta Domingo, 25 febrero 2018

Conversamos con Will Becher, director de animación de Aardman, estudio responsable de “Wallace & Gromit” y “Shaun el Cordero”

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta

Willbecher

Entrevista: Alberto Castro (@mczorro) / Fotos: Midchel Meza (@midchelmeza)

La animación en stop-motion sigue siendo un arte de poca presencia en la industria, sobre todo en épocas en las que la animación digital es ley; pero sigue manteniendo su prestigio y regalándonos excelentes y arriesgadas propuestas: el caso más actual es el de “Isle of Dogs”, la nueva película de Wes Anderson que le acaba de valer un premio en Berlín.

Aardman (junto con Laika) debe ser el estudio más importante que recurre a la técnica, por lo que es todo un honor que Will Becher, director de animación del estudio que ha trabajado en películas como “Wallace & Gromit” y “Shaun el Cordero”, haya venido a nuestro país como invitado especial del Festival Internacional de Cine Para Niños (CINI) que organiza el Centro Cultural Británico.

Tuve el placer de conversar con él sobre “El cavernícola” (Early Man), cinta de animación que acaba de ingresar a cartelera, sobre una tribu prehistórica que debe aprender a jugar al fútbol para no perder sus tierras ante los colonizadores.


¿Cómo fue el proceso creativo para esta película? ¿Qué tanto pudiste aportar en temas de diseño o narrativa al no ser el director o guionista de la película?

Todo parte de la idea de Nick Park, quien trabajó con el guionista Mark Burton por varios años desarrollando el concepto de la película. En paralelo, un par de años antes de empezar a grabar, yo comencé a trabajar con Nick en el diseño de los personajes, que es algo en lo que hemos colaborado desde hace 10 años. Yo mismo soy un realizador y creo que mi carrera se ha inspirado mucho en su trabajo, por lo que creo que él ve en mí el mismo tipo de humor, sobre todo a la hora de manejar los tiempos en la comedia. Hay que tomar en cuenta que, para hacer esta película, se necesitó de la colaboración de 150 personas y todos desde sus respectivos lugares aportaron con ideas o conceptos en el camino. Pero yo fui uno de los primeros involucrados en la realización que ayudaron a dar forma a la película y con detalles que sentía que podían aportar. Nunca escribí algo en el guion, pero sí apoyé en el desarrollo de los personajes y cómo es que finalmente se ven en pantalla.

Me imagino que es un proceso bastante largo. ¿Cuánto tiempo toma antes de que finalmente construyan estos títeres y graben?

La pre-producción de una película animada en Aardman pueden durar hasta 5 años, solo desarrollando guiones y storyboards. Porque preferimos tener la película completamente armada de esta forma, para que no haya demasiado espacio para el error a la hora de grabar, porque el rodaje nos toma muchísimo tiempo. Así que, desde un año antes de empezar a grabar, yo ya estaba persiguiendo a Nick mientras diseñaba el universo de la película con el equipo de dirección de arte y construyendo los personajes. Y una vez que empezamos a grabar, nos toma un año y medio aproximadamente. Todo comienza con un par de personas que crean las performances iniciales y cerramos el rodaje con unos 35 animadores que graban en simultáneo diferentes escenas.

Títeres 1

He visto detrás de cámaras donde se ve que ustedes, los animadores, muchas veces actúan de los personajes que luego animan, para poder entender cómo se moverían.

Definitivamente. Solemos hacer eso. En este caso particular, Nick no estuvo tanto tiempo en el estudio como otras veces, y es muy importante para nosotros capturar los detalles de las actuaciones y caracterización de los personajes, además del timing, de su cabeza, de como él lo ha imaginado todo. Por lo que creamos unos vestuarios grandes y actuamos la película completa frente a una cámara.

Los actores graban sus voces antes también, ¿no?

Siempre ha sido así, porque los animadores deben esculpir las bocas de los personajes en base a lo que dicen y cómo lo dicen. Pero en este caso, tuvimos sesiones de grabación de voz a lo largo de todo el rodaje.

¿Y cómo es que Nick terminó prestándole su voz al cerdito de la película?

Lo que pasa es que, antes de que lleguen todos los actores, la gente de producción hace todas las voces de los personajes. Nick hizo la voz del protagonista y del cerdito, mientras yo hice la voz de algunos personajes del fondo. Cuando empiezan a llegar los actores, reemplazamos las voces. Pero, por voto popular, él se quedó como el cerdito Hobnob, porque hizo un tan buen trabajo y manejaba muy bien los tiempos de humor, que hubiera sido difícil que alguien hiciera lo mismo.

Títeres 2

¿Qué tanto ha cambiado el claymation (stop-motion) con el ingreso de lo digital? ¿Qué tanto sigue siendo real y títeres, y qué tanto ya es animación por computadora?

Casi todo lo que ves cerca de la cámara es stop-motion en esta película. Pero para las secuencias dentro del estadio, para crear a la audiencia, utilizamos un simulador de multitud. Así que creamos un grupo de títeres, los escaneamos y fotografiamos, para convertirlos en modelos en la computadora que podíamos replicar, para conseguir esa gran escala del evento que se vive en la película, con mucha gente reunida. Pero casi todo el resto está hecho de la forma tradicional y antigua, si se le quiere llamar. Eso es importante para nosotros, porque así es como encontramos el encanto y la comedia de la película, desde las manos de nuestros animadores, los que crean los modelos de arcilla y el equipo de dirección de arte. Ellos son los que crean este mundo en físico y en miniatura. Y eso hace que tenga un aspecto muy distintivo.

¿Crees que es una forma de animación que podría desaparecer? Requiere muchísimo tiempo, esfuerzo y dinero para algo que, alguien podría argumentar, se puede hacer desde una computadora.

La industria de la animación por stop-motion es bastante pequeña, pero siempre lo ha sido y no es que se haya vuelto más pequeña desde que empecé a trabajar en Aardman. Es más, el año pasado tuvimos una especie de renacimientos, porque se grabaron cuatro películas con esta técnica: las de Laika, las nuestras en Ardman y la de Wes Anderson en Londres. Entonces yo creo que mientras exista el deseo de contar historias a través de este medio, el stop-motion seguirá existiendo. Y ojalá que podamos usar la tecnología y lo digital para hacer que este tipo de películas sean cada vez más grandes.

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta