cine , En Cinta Sábado, 12 marzo 2016

El documental vive su mejor momento y estos 5 títulos nominados al Oscar 2016 lo demuestran

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta
Imagen: Piraya Film A/S

Imagen: Piraya Film A/S

Escribe: Alberto Castro (@mczorro)

El documental está viviendo un gran momento. Y es que los nuevos alcances tecnológicos permiten que podamos registrar desde nuestros celulares, amplificando las opciones de historias que se pueden contar a partir de la realidad. Las posibilidades son infinitas en forma y contenido. Atrás quedó su vertiente más educativa, más de reportaje, únicamente de denuncia. Se abre el paso a las interpretaciones, a la reflexión más poética, a la argumentación más compleja y, por qué no, más cotidiana también. Tanto como a ese roce con la ficción, en determinados casos.

Esto puede verse reflejado en las últimas 5 nominadas al Oscar en la categoría documental: no son las únicas grandes producciones que se realizaron en el género el año pasado, pero sí un buen lugar desde donde comenzar. A continuación, mis comentarios sobre cada una.

“The Look of Silence” de Joshua Oppenheimer

El realizador norteamericano Joshua Oppenheimer ya nos había regalado un extraordinario documental en el 2012 titulado “The Act of Killing”, donde nos presentaba a miembros de los escuadrones de la muerte indonesios que operaron en los 60s, los cuales recordaban sus asesinatos como actos gloriosos, patrióticos y dignos de conmemoración.

En esta nueva entrega da un paso más adentro en el conflicto: hace que el hermano de un asesinado enfrente a algunos de los responsables del genocidio. El resultado es aterrador y la sensación de impotencia que te deja no se desvanece en mucho tiempo. Indonesia es un país en el que siguen conviviendo verdugos y víctimas; un lugar en el que los responsables de la masacre, que se mantienen al mando, han logrado re-escribir la historia e instaurar su propio legado. Se trata de un país en el que los fantasmas no descansan por la impunidad que reina. La magia del documental llega cuando algunos de estos culpables, ciegos por las mentiras oficiales, abren los ojos a la terrible verdad y la sangre que queda en sus manos. Uno de los mejores documentales del siglo, un díptico que todo mundo debería ver. Y es que esa ausencia de verdad y reconciliación la vivimos por aquí, con nuestros propios específicos.

(Este texto fue publicado originalmente AQUÍ)

“Amy” de Asif Kapadia

Lo que hace el realizador inglés Asif Kapadia en este documental es meterse en el cuerpo, mente y espíritu de aquella cantante que puso a sus pies (y de cabeza) a la industria con su voz añeja, su sensibilidad musical y su complicada reputación mediática, sumergida en escándalos de todo tipo. Lo que trata de hacer esta película es entender qué fue lo que la llevó a un final tan prematuro, tan doloroso para toda una generación.

Lo que sorprende es una completísima recopilación de material audiovisual de la cantante, tanto de demos y grabaciones en estudio nunca antes publicados, notas que devinieron en canciones y conciertos en vivo, como de registro casero desde antes de que fuera famosa en todo el mundo. Pero el gran logro no solo es el haber conseguido acceso a tan rico material, sino el saber concatenar personajes, acciones y consecuencias de manera fluida, todo entremezclado con temas musicales de la artista que parecieran terminar de completar los argumentos e hipótesis del documental. “Amy” es una película que te golpea duro en el pecho con esa vorágine de dilemas emocionales en la que descubrimos ahogada a la protagonista, una crisis que la consumió hasta la muerte. Desolador.

(Háganse un favor y vean el documental en Netflix)

“Winter on Fire: Ukraine’s Fight for Freedom” de Evgeny Afineevsky

Otro gran documental cuyo acceso a material audiovisual de primera mano sorprende. Evgeny Afineevsky arma un retrato de las manifestaciones estudiantiles que se llevaron a cabo entre el 2013 y 2014, exigiendo la integración europea de Ucrania: toda una revolución con violentos resultados que pedía la renuncia inmediata del presidente Viktor F. Yanukovich.

La película logra meternos en medio de los sucesos y el resultado es escalofriante. Mezclando material que el equipo del realizador capturó, con registro de celulares y cámaras caseras de los mismos protagonistas de la marcha, el documental logra conseguir un punto de vista onmipresente en las manifestaciones, un ojo que todo lo ve, y allí recae la cercanía con la que sentimos los ataques. Eso sí, la película prefiere mantener la política a un costado, solo como contexto, y concentrarse en la evolución de la manifestación hasta llegar a la violenta y sangrienta represión de la policía. Se preocupa más por capturar ese clamor del pueblo y la represión, con lo cual su efecto llega a ser más universal.

(También pueden verlo en Netflix y lean esta entrevista que le hacen a su realizador)

“Cartel Land” de Matthew Heineman

Este documental le sigue los pasos a los comités de autodefensa mexicanos que se enfrentan a los peligrosos carteles de la droga, ante la ausencia de medidas de parte del gobierno y la policía. Se nos presenta también a José Manuel ‘El Doctor’ Mireles, una de las figuras más importantes de esta organización popular.

Si bien la película plantea una impotencia de parte del pueblo que desencadena este tipo de reacciones y toma de las armas, “Cartel Land” no pretende heroizar estos esfuerzos o presentarlos como la solución inevitable al conflicto. Más bien lo ‘inevitable’ es otra cosa: la contaminación de los esfuerzos por llevar paz a los pueblos de Michoacán. La corrupción, las ambiciones de poder y los objetivos tergiversados, esos mismos que invaden las instituciones que son incapaces de defenderlos, terminaron de ensombrecer la iniciativa. Cuando el documental se concentra en la frontera y los comités de autodefensa norteamericanos, es que pierde un poco de fuerza.

(Mírenlo también en Netflix)

“What Happened, Miss Simone?” de Liz Garbus

Otro documental que intenta desentrañar los misterios que oscurecieron la carrera de una artista: en este caso, nos metemos en el universo de Nina Simone, su activismo por los derechos civiles, sus problemas maritales, su depresión y su último comeback.

“What Happened Miss Simone?” no es del todo de mi agrado. El problema no es por falta de acceso, sino que se trata de un relato demasiado lineal y expositivo, poco inquisitivo o sensible. O quizás sea que el documental de Amy Winehouse elevó demasiado la valla que tenía para este tipo de radiografía de personajes trastornados. Fue el único documental que no me gustó de los nominados al Oscar este año.

(Pueden también verlo en Netflix)

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta