En Cinta Sábado, 12 agosto 2017

De las 18 películas en competencia ficción del Festival de Lima, 6 fueron dirigidas por mujeres

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta

sharing2017

Escribe: Terina Flores Castillo (@rosebud8421)

La competencia oficial de ficción del Festival de Cine de Lima de este año incluye 6 películas dirigidas por mujeres (de un total de 18 largometrajes), entre las cuales se encuentran la experimentada Marcela Said (Los Perros – Chile), Milagros Mumenthaler (La idea de un lago – Argentina) y Daniela Thomas (Vazante – Brasil). Estas 6 obras son películas que tienen una mirada y un tratamiento notoriamente femenino y notablemente feminista. Lo más interesante es que son 4 las directoras que están debutando con óperas primas. A continuación, un pequeño análisis de algunos de estos trabajos cinematográficos:

“Medea” de Alexandra Latishev (Costa Rica)

Hace un par de años, cuando Alexandra Latishev aún buscaba financiamiento para su ópera prima, le preguntaron si creía que su película cuestionaba la representación de lo femenino. A lo cual ella respondió que la protagonista, María José (interpretada espléndidamente por Liliana Biamonte), no era solo una persona, sino que era una metáfora de la desconexión que sentimos las mujeres con nuestro propio cuerpo. Y es que “Medea” es una película íntima, siempre desde el punto de vista del personaje principal, cargando ella no solo con el peso de la historia, sino también todo el peso del encuadre, con una cámara que no solo la sigue, sino que la vigila.

La película nunca pierde el tiempo, desde el primer plano se nos presenta el supuesto conflicto, sobre lo que María José va a ir decidiendo el resto del film: está claramente embarazada, pero lo esconde, lo rechaza, no lo quiere en su cuerpo. El planteamiento sobre el aborto no parte desde los imaginarios comunes que suelen remecer a la sociedades. Precisamente ocurre lo contrario: Medea no duda, no se cuestiona. Ella es dueña absoluta de su cuerpo, desde su exterior en cuanto a la ropa que se pone, a la comida que come, a la bebida que bebe o a las drogas que usa, hasta todo lo que ocurre en su interior, incluyendo su embarazo.

El filme no quiere  llevar al espectador a preguntarse si aquello que hace la protagonista es bueno o malo. No quiere establecernos ningún tipo de cuestión moral. No creo que María José sea alguien despreocupada por su aspecto o por su embarazo. Al contrario, ella vive sin adjudicarse aquellos adjetivos. Por eso el uso de cotidianidad es tan importante, ya que así o la dejamos de juzgar de una buena vez en base a todos los prejuicios con los que nos han programado o simplemente no estamos siguiendo el rumbo de la película.

“La novia del desierto” de Cecilia Atán y Valeria Pivato (Argentina)

“La novia del desierto” es una de esas películas que se suelen llamar correctitas. Con una fotografía propia del road – movie, nos narra la historia de Teresa (Paulina García), una mujer de 54 años que es obligada a salir de la casa en la que trabajaba como empleada doméstica en Buenos Aires. Ella es enviada al otro lado del país, y precisamente en el camino es donde se encuentra con “El Gringo” (Claudio Rissi) con quien emprenderá la búsqueda de un bolso perdido.

Es una película típica del viaje del héroe, salvo que en este caso es una heroína. Veremos que la protagonista: pierde, desconfía, confía, encuentra, para volver a perder y desconfiar, pero interiorizando el aprendizaje de la aventura. Se convierte así en un film de muchos paisajes espectaculares del desierto argentino, que van como acompañante de la búsqueda árida y sin sabor de Teresa.

Lo más interesante de “La novia del desierto”, sea tal vez que la búsqueda del bolso (artilugio clásico de la búsqueda de uno mismo mediante un objeto personal) de Teresa recién empiece pasando los 50 años. Es el protagonismo no solo de una mujer, sino la de una mujer mayor, y eso está muy claro en la visión de sus directoras. La mayoría de los personajes de este tipo de películas son sacados de su lugar de confort cuando aún les queda toda una vida por vivir.  Se nos presenta la epopeya del héroe femenino. Sin embargo, la gratuidad y la manera fortuita en la que se van dando las cosas hacen que el relato sea poco creíble y nos quedamos con la sensación de que lo que nos contaron solo fue la fábula de un viaje de un cuento clásico de ensueño.

“La defensa del dragón” de Natalia Santa (Colombia)

Hay ciertas películas que permiten muchas lecturas. “La defensa del dragón” puede ser un filme que nos va a hablar mediante sus personajes principales de la Bogotá que alguna vez existió y que se encuentra presente a través de ellos usando a la nostalgia y a la propia fría y lluviosa ciudad. O también, puede ser una película en la que los personajes masculinos son una parodia de las costumbres arraigadas en las ciudades latinoamericanas. Desde cómo se ven a sí mismos, sus rutinas, sus pérdidas, lo que no pueden demostrar, y sobretodo lo que fueron incapaces de hacer.

La defensa del dragón tiene tres solitarios personajes principales: Samuel, un ajedrecista que enseña matemática, que tiene una hija con la que no quiere estar y que necesita que la vecina le lave y le planche la ropa. Por si fuera poco, todas se mueren por él pero éste las rechaza; Joaquín, un relojero que vive completamente solo y que se resiste a cerrar su pequeño taller; Marcos, un homeópata que tiene ciertas adicciones como el póquer y que esconde a la mujer con la que vive porque es su secretaria y le da vergüenza mostrarla como pareja en público.

Habría que preguntarle a Natalia Santa (primera mujer colombiana que compitió como directora en Cannes) si nos quiere contar la historia de  la búsqueda de la nostalgia del pasado mediante personajes casi sobrevivientes grises y aletargados, o si por el contrario nos está tratando de decir que esos personajes son parte del último bastión de masculinidades que no se adaptaron a que lo femenino no tiene que ir por debajo.

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta