En Cinta Jueves, 22 septiembre 2016

Comenzó la sexta temporada de “American Horror Story”. ¿Vale la pena verla?

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta
Imagen: FX

Imagen: FX

Escribe: Rubens Juárez (@rubensyyo)

No hay nada peor que una decepción amorosa. Y fue eso lo que me pasó con “American Horror Story”. Un producto que, desde un inicio, me causó cierto rechazo por el simple hecho de llevar la firma de Ryan Murphy. Prejuicio que me costó ver “Murder House” (su primera temporada) mucho después de lo que hubiera querido. La propuesta era mezclar una serie de tópicos de películas de terror y leyendas urbanas norteamericanas, para dar lugar a un arroz con mango que debía saber bien. A esta idea se suma la de hacer temporadas unitarias (de antología) donde se mantienen algunos actores, pero los personajes y el universo cambian totalmente. Bastante interesante.

Cuando llega la segunda temporada y se pone a prueba la continuidad del éxito de la serie, no solo seguía enganchando, sino que sorprendía gratamente. Si la primera entrega se había desarrollado con dignidad, “Asylum” llevaba la fórmula a la cúspide, y de paso consagró a Jessica Lange como su estrella máxima.

Para la llegada de “Coven”, Murphy nos tenía a todos expectantes, como adolescentes enamorados. Sobre todo porque la temática prometía: las brujas han sido y seguirán siendo motivo de fascinación. Pero aquí comenzaron los problemas. Desde la primera secuencia de aquella tercera temporada, notamos que el relato pasa a segundo plano y toma protagonismo el efectismo audiovisual. Si bien “Coven” nos deja personajes y momentos memorables, la historia es bastante débil e incoherente. “Freak Show”, su cuarta temporada, no engancha y aburre. Y para el momento en que sale Lange y entra Lady Gaga en su quinta temporada, Ryan Murphy nos ha llevado al fondo del abismo: “Hotel” ha de ser la temporada más sinsentido que se ha hecho en mucho tiempo.

"American Horror Story: Asylum" donde todo cuajó a la perfección. Imagen: Tumblr

“American Horror Story: Asylum” donde todo cuajó a la perfección. Imagen: Tumblr

Una nueva oportunidad para “American Horror Story”

La semana pasada se estrenó My Roanoke Nightmare”, sexta temporada de la serie, y no quise escribir nada hasta haber visto por lo menos dos episodios. Los primeros capítulos suelen ser sustancialmente diferentes al resto de la temporada, por lo que ahora ya puedo tener una idea más clara de lo que se avecina.

Para empezar, se nota que Murphy no es del todo inconsciente de que la calidad de la serie ha ido decayendo, pero la ventaja del formato de antología es que justamente se trata de hacer “borrón y cuenta nueva”. Por eso se decidió borrar incluso el libro de estilo e idear algo novedoso que tome la posta con dignidad. A Murphy lo podemos acusar de muchas cosas (muchísimas), pero nadie puede decir que no tiene buenas ideas; y hacer una temporada como falso documental suena bastante bien. Claro, no es tan rimbombante como sus temáticas anteriores (quizá por eso resultaba mejor mantener el suspenso) pero es un gran soporte para reparar las taras que tanto se le criticaron. Esta vez nos quiere enganchar con el fondo, no con la forma. O por lo menos, eso dice.

Cada capítulo comienza con un texto que nos dice que se trata de “una historia de la vida real”. A continuación, se presentan Lily Rabe y Andre Holland como Shelby y Matt respectivamente, una pareja que se mudó a una vieja casa campestre donde fueron acosados para obligarlos a dejar la propiedad. Se supone que estamos viendo a personas reales, que se enfrentan por primera vez a una cámara para contarnos lo sucedido a manera de testimonio. Pero para graficar lo sucedido, el falso documental recurre a dramatizaciones, donde la pareja es retratada nuevamente, esta vez por Sarah Paulson y Cuba Gooding Jr. Esta licencia es bastante interesante y aporta mucho, siempre y cuando los personajes “de la vida real” mantengan una actuación natural y verosímil, porque si pierden su papel, el efecto se pierde y todo se podría volver redundante.

El formato no se desinfla en el segundo capítulo, aunque pierde poder cuando se retoman algunas viejas costumbres de la serie, como la sobre actuación de algunos personajes.  Sin embargo, conforme avancen los capítulos se añadirá más condimento y nuevas aristas a la historia base, lo que podría hacer más difícil mantener el buen sabor de boca que deja el arranque de la temporada. Otro peligro al acecho es que junto a Evan Peters y Kathy Bates, han asegurado la vuelta de Lady Gaga. Aunque nos prometen que será por unos pocos capítulos.

Todos los teasers de la sexta temporada:

El suspenso continúa

Siguiendo la ola de misterio que dejaron sus 24 teasers, los fans y algunas páginas especializadas empiezan a lanzar todo tipo de teorías sobre los secretos de esta temporada. La mayoría parte de vagas declaraciones de Ryan Murphy donde insinúa que esta entrega es la clave para entender el común denominador de las anteriores. Y no sería descabellado, tomando en cuenta que en “Murder House” se menciona a la comunidad Roanoke, una colonia inglesa de Carolina del Norte que desaparece misteriosamente a finales del siglo XVI. Otros dicen que la serie explorará cómo los acontecimientos narrados por Shelby y Matt terminarán atormentando al equipo detrás de cámara del supuesto documental. Es decir, podríamos ver a Sarah Paulson interpretando una versión de sí misma que es atormentada como el personaje que interpreta en la recreación dramática. .

Quién sabe, tendremos que seguir fielmente una serie que nos ha decepcionado anteriormente, y aunque las segundas oportunidades no siempre terminan bien, requieren de un comprometido salto de fe.

La nueva temporada no cuenta con el clásico intro. Lo extrañaremos:

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta