En Cinta Lunes, 22 agosto 2016

“Scream” y “Slasher” llevan dos nuevos asesinos en serie a la televisión

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta

Escribe: Rubens Juárez (@rubensyyo)

MTV y Netflix revivieron “Scream” en la era de las redes sociales

Un escándalo en las redes sociales es el puntapié inicial de un baño de sangre adolescente, que evoca una matanza ocurrida años atrás, en el ficticio pueblo de Lakewood, y que se relaciona íntimamente con Emma Duval (Willa Fitzgerald), la protagonista de la nueva “Scream”. MTV y Netflix apostaron sus fichas a un género que históricamente ha resultado popular entre los adolescentes, y aunque la ex cadena musical no es muy amiga de la sangre a borbotones, nos prometieron respetar las reglas del slasher desde el lanzamiento de esta impactante campaña publicitaria que incluía a personajes símbolo de sus programas de telerrealidad y otras series de la cadena como “Awkward”, “Faking It” o “Teen Wolf”.

Se trata de un reboot emparentado, pero no directamente relacionado con la historia que todos conocemos del clásico noventero. Tanto así, que la máscara del ghostface no es la misma (¿no habrán conseguido los derechos?). Este punto ha sido bastante criticado por los fanáticos originales, pero tiene sentido cuando uno ve el producto final. La máscara de la película de 1996 fue concebida como una caricatura, al igual que la torpe manera de acechar del asesino. La serie de “Scream” mantiene, por lo menos en un inicio, las referencias a otros filmes de terror y al mismo experimento que llevan a pantalla, pero se toma las cosas un poco más en serio. Por lo mismo, no me sorprende que el nuevo ghostface sea una versión más seria (¿y más aterradora?) del original.

Captura de pantalla 2016-08-12 a las 6.13.49 p.m.

Evolución del Ghostface de “Scream”.

Para dar cuenta del nuevo tono, MTV liberó la escena inicial del piloto. En un principio decían que sería un remake de la famosa escena con Drew Barrymore, pero alguien debió recapacitar a tiempo.

Primeros 8 minutos de la serie de televisión de “Scream”

En el piloto, el personaje de Noah (John Karna) nos cuenta que sería imposible hacer una serie gore (¿o se refería al slasher?) porque la fórmula se agota rápidamente, pues requiere que la masacre sea frenética y la televisión pide todo lo contrario: dilatar los procesos. Interesante reflexión, puesto que éste es el reto más grande de la serie. Sin embargo, el drama televisivo, que reboza de cultura pop y personajes ridículamente atractivos (MTV), supera el desafío con dignidad durante los 10 episodios de su primera temporada. Aunque Emma Duval (Willa Fitzgerald) no es una protagonista muy potente y más bien resulta menos atractiva que otros de los personajes femeninos, la serie cumple lo que promete: es divertida.

El problema es la segunda temporada, en la que incluso alargan la entrega a 12 capítulos y los esfuerzos por mantener el experimento inicial se diluyen. Entran algunos personajes nuevos pero ninguno termina por aportar más que vagas pistas falsas que ni si quiera hacen más interesante el puzzle, sino que nos hacen cuestionar la verosimilitud del relato. Por otro lado, dos temporadas nos dan el tiempo suficiente para terminar de convencernos de que los personajes principales no eran tan buenos después de todo. Es así que sus problemas y pérdidas nos resultan insulsas y con un sabor bastante artificial. La auto referencia se vuelve cada vez más esporádica y eso es un problema muy grave, que ataca el ADN del clásico de los 90. Por último, y no menos importante, a los guionistas les da miedo asesinar brutalmente a los Lakewood Six (los sobrevivientes de la primera temporada). El resultado es una imperdonable ausencia de sangre. Quizá Noah no se equivocó del todo: se puede hacer una serie slasher, pero la historia no da para más de 1 temporada. En ese sentido, vale analizar la propuesta del canal Chiller: “Slasher”.

“Slasher” promete un asesino diferente en cada temporada

Justamente lo que propone “Slasher”, primera serie original del canal Chiller especializado en horror y suspenso, es una serie de temporadas unitarias, ya que así tienen la oportunidad de reinventar el universo y no quedarse sin herramientas. Parece algo bastante sensato, pero hace falta más que eso para obtener buenos resultados. Katie McGrath protagoniza la primera temporada encarnando a Sarah Bennett, una treintañera que vuelve a su pueblo natal y se ve envuelta en una serie de macabros asesinatos que imitan la masacre que acabó con sus padres. Al contrario de “Scream”, “Slasher” regresa al origen del género, o sea que todo va muy -pero muy- en serio. Nos presenta una mitología clara y bastante atractiva, su ghostface es realmente tenebroso y hasta utiliza referencias a otros clásicos del cine, como “Seven” (el modus operandi del asesino) y “Hannibal” (el asesino consultor de la protagonista). La secuencia inicial es lo suficientemente potente y sangrienta como para encender esa morbosa necesidad por seguir viendo, y el ritmo se mantiene en cuanto son tan solo 8 capítulos con por lo menos un sangriento asesinato en cada uno de ellos. Sin embargo, conforme nos adentramos en el macabro universo, comenzamos a percibir algunas taras.

Ghostface de "Slasher". Imagen: Chiller

Ghostface de “Slasher”. Imagen: Chiller

La protagonista nunca parece estar realmente perturbada por todo lo que sucede a su alrededor. Más bien, es uno de los personajes que se toma las cosas más a la ligera. Eso ocasiona que nunca empaticemos. Por otro lado, hay recursos de guión que en retrospectiva nunca tuvieron sentido; y me parece bastante desacertado que el espectador supiera quién es el asesino antes que la protagonista, ¡y en el penúltimo capítulo! A pesar de todo, “Slasher” se mantiene digna porque es una apuesta clásica que respeta lo más básico del género: sangre por montones y nada más. Aún estamos en la etapa de ensayo y error, pero pesar de lo dispar del resultado, “Scream” y “Slasher” son buenos precedentes del slasher televisivo, un fenómeno del que también forma parte “Scream Queens”, el slasher/parodia que no he visto, porque Ryan Murphy me parece insufrible (“American Horror Story: Assylum” es la excepción a la regla). Veamos qué más nos trae la marea.

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta