En Cinta Lunes, 15 agosto 2016

Los 5 mejores papeles de Ryan Gosling, el actor de “Diario de una Pasión” que prefirió hacer carrera en el circuito independiente

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta
Imagen: SlashFilm

Imagen: SlashFilm

Escribe: Andrei Contreras Romero (@Dacromero)

Ryan Gosling comenzó su carrera actoral desde muy pequeño en la recordada serie “La Casa de Mickey Mouse”, pero alcanzaría la fama y se convertiría en ídolo juvenil en el 2004 con su papel de Noah en “The Notebook”. Lo admirable es que el actor, a pesar de recibir incontables propuestas para blockbusters y más películas románticas, decidió regresar a las películas independientes con bastante éxito, consiguiendo en el 2007 su primera nominación al Oscar por su actuación en “Half Nelson”. Desde entonces, se ha animado a explorar diferentes facetas y géneros cinematográficos, convirtiéndose en una cara importante del cine independiente norteamericano.

Aprovechando que lo tenemos en cartelera en la comedia pulp noir “Dos Tipos Peligrosos” (The Nice Guys, lo mejor en cartelera en este momento), me animé a escoger los 5 mejores papeles de este joven actor que aún tiene mucho que ofrecer.

EL DATO: Este año protagoniza el musical “La La Land” de Damien Chazelle junto a Emma Stone, película que se presentará en el Festival de Venecia. El próximo año lo veremos en “Weightless” de Terrence Malik, junto a Christian Bale, Michael Fassbender, Rooney Mara, Cate Blanchett y Natalie Portman; además participará en la secuela de “Blade Runner”, que dirige Denis Villeneuve.

6. Stephen Meyer en “The Ides Of March” (2011) de George Clooney

ides

Imagen: Cross Creek Pictures

Thriller político en el que Gosling interpreta al joven asesor de campaña del gobernador Mike Morris (George Clooney), candidato a presidente por el partido democrático. Junto a Philip Seymour Hoffman, Paul Giamatti y Marisa Tomei, el joven actor se hace destacar en medio de un reparto de peso, en esta representación de un mundo corrupto y sin escrúpulos, de política sucia, donde todo se vale para llegar al poder. Gosling se vale de su innegable carisma para ocultar el verdadero rostro de un personaje que aprende a estafar y aplastar a cualquiera con el objetivo de triunfar en una campaña electoral.

5. Jacob Palmer en “Crazy, Stupid Love” (2011) de John Requa y Glenn Ficarra

crazy

Imagen: Warner Bros

Su regreso a las películas románticas fue todo un éxito ya que lo hizo de la mano de dos cineastas talentosos y no con la repetición de la misma fórmula. Gosling interpreta aquí a un soltero joven y codiciado que busca ayudar al cincuentón Cal, a quien acaban de pedirle el divorcio: lo ve como un nuevo proyecto personal, le enseña a acercarse a las mujeres y, de paso, se acerca de a pocos a la madurez. Se trata de una comedia romántica inteligente y con personajes bien estructurados. Emma Stone acompaña a Gosling como su interés amoroso y ambos conjugan tal química que no sorprende que los hayan llamado para trabajar juntos en la nueva película de Chazelle.

4. Lars Lindstrom en “Lars and the Real Girls” (2007) de Craig Gillespie

Imagen: MGM

Imagen: MGM

Una comedia negra muy peculiar, sobre un joven antisocial, rechoncho y soltero que empieza una relación romántica con una muñeca de tamaño real. Una premisa que pudo haberse tomado a la ligera sino fuera por un inteligente y sarcástico guión y la asombrosa actuación de Gosling. Sentimos a Lars como alguien real, muy natural, reflejando su soledad, lo cariñoso e inofensivo que es, logrando que el espectador congenie y lo entienda sin juzgarlo o sin que se burle de él. Luego de esta película, el actor se dio un descanso de tres años antes de volver a actuar. Una actuación compleja con la que demuestra su versatilidad y que no le teme a historias o personajes poco ordinarios y complejos.

3. Dan Dunne en “Half Nelson” (2006) de Ryan Fleck

half

Imagen: Original Media

Este personaje le valió a Gosling la admiración de la crítica desde que se estrenó en el Festival de Sundance, hasta que consiguió su primera y única nominación al Oscar hasta el momento. Aquí interpreta a un profesor adicto a las drogas que entabla una amistad con una alumna que las vende para poder colaborar económicamente con su familia. Su personaje se encuentra en un dilema, ya que siente que es su responsabilidad ayudar a su joven alumna, pero a la vez no cree ser el indicado por su condición. Gosling muestra toda su capacidad actoral al interpretar a Dan, todas las dudas que lo atormentan se expresan en sus gestos, miradas y un espiral de emociones, en medio de problemas amorosos y los dilemas éticos que debe enfrentar para cumplir su deber como profesor y amigo.

2. The Driver en “Drive” (2011) de Nicolas Winding Refn

drive

Imagen: FilmDistrict

Aquí interpreta a un amenazante, misterioso (nunca conocemos su nombre) y -por más contradictorio que suene- bondadoso conductor de carros que durante el día trabaja como mecánico y como doble de acción, y que en las noches es contratado como conductor para trabajos clandestinos. Gosling apenas si habla durante toda la película, pero su presencia y silencio logra expresarnos todo aquello que llega a sentir por una vecina y su pequeño hijo a los que se empecina proteger, cuyo esposo se encuentra en prisión, miembro de una mafia que busca saldar cuentas. Esta fue su primera colaboración con Winding Refn (a quien regresaría con la menor “Only God Forgives”) y ambos construyen una espectacular película apoyada exquisito soundtrack ochentero, una fotografía deslumbrante y un reparto de lujo (Carey Mulligan, Bryan Cranston y Albert Brooks).

1. Dean Pereira en “Blue Valentine” de Derek Friance (2010)

Blue-Valentine-2

Imagen: Silverwood Films

La historia de desamor más memorable y desoladora de los últimos años, una cinta que explora e inicio, la decadencia y el final de una relación. La pareja protagonista está magistralmente interpretada por Gosling junto a Michelle Williams, quienes decidieron vivir juntos por un mes como pareja antes del rodaje para darle una mayor credibilidad a sus personajes. Este peculiar tipo de ensayo hizo que fluyera mejor la química entre ambos, que se conocieran en virtudes y defectos, para poder utilizarlos en las escenas más dramáticas y sórdidas. Un momento particularmente inolvidable: la canción que Gosling le canta mientras deambulan por Nueva York, una escena que salió improvisada en el rodaje. Gosling se desnuda emocionalmente en pantalla en el papel más complejo y doloroso que le haya tocado interpretar hasta el momento.

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta