En Cinta Lunes, 8 agosto 2016

Conversamos con el mexicano Jonás Cuarón, quien presenta su película “Desierto” en el Festival de Lima 2016

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta
Imagen: Esperanto Kino

Gael García Bernal interpreta a un migrante mexicano que intenta cruzar la frontera en “Desierto”. Imagen: Esperanto Kino

Entrevista de: Alberto Castro (@mczorro)

El mexicano Jonás Cuarón llegó a nuestro país para presentar “Desierto” en competencia en el Festival de Lima 2016. Se trata de una película cuya discusión cobra una importancia mayor en pleno año electoral norteamericano, donde un Donald Trump amenaza con hacerse presidente con discursos xenófobos: en la cinta, un norteamericano (interpretado por Jeffrey Dean Morgan) decide afrontar el problema migratorio valiéndose de un arma y matando a todos los mexicanos que pretenden cruzar la frontera (donde está incluido Gael García Bernal, el protagonista y líder de un grupo de sobrevivientes de un ataque).

Tuve la oportunidad de conversar con el director, quien es el hijo del reconocido cineasta mexicano Alfonso Cuarón, responsable de joyas como “Y tu mamá también” o “Children of men”, y con quien escribió “Gravedad” hace algunos años. En la siguiente conversación hablamos sobre “Desierto”, película que ya había presentado en el Festival de Toronto del año pasado, sobre lo que ha aprendido de su padre y de la nueva película de “El Zorro” en la que está involucrado.

EL DATO: La película se presentará este martes 9 de agosto a las 2:30pm en el Centro Cultural de la Católica y el viernes 12 de agosto a las 5:30pm en el Cineplanet Alcázar.


20160804_164722

Foto: En Cinta

Sé que “Desierto” la escribiste poco antes de “Gravedad” y ambas comparten una estructura muy lineal con personajes que básicamente están tratando de sobrevivir. ¿Cómo fue tu proceso de escritura de ambas películas?

Hace como 10 años, yo estaba viajando por Arizona con mi hermano y nos invitaron al consulado de México. Justo esa es la zona donde se produce el mayor cruce migratorio en Estados Unidos y nos contaron muchas historias muy trágicas. Me empezó a interesar mucho el tema, pero no sabía cómo contar una historia sobre ese odio al migrante porque ya se habían hecho muchas películas al respecto.

Unos años después, se me ocurrió que sería interesante hablar del tema a través de una película de acción. Yo siempre he sido fan del cine de los 70s en Estados Unidos, donde disfrazaban un cine subversivo y político como películas de género. Volví a ver, por primera vez desde la infancia, “Reto a Muerte” de Steven Spielberg, en la que un tráiler persigue a un coche. Ahí fue que surgió la historia de “Desierto”: ¿qué pasa si es un hombre persiguiendo a un grupo de mexicanos? Ese primer tratamiento de guion se lo enseñé a mi papá (Alfonso Cuarón) para que me diera notas o comentarios, pero nos pusimos a platicar de este tipo de cine, de “Runaway Train” de Andréi Konchalovsky, lo cual nos llevó a escribir “Gravedad”. Ambas películas tienen un concepto parecido, aunque las historias son totalmente distintas.

¿Algún otro referente, aparte de los que ya mencionaste?

Por el paisaje había cierta referencia al cine de Sergio Leone. Por el tipo de película, también mencionaría “Vanishing Point”. Y “Un Condenado A Muerte Se Escapa” de Robert Bresson, que no es de género, pero tiene eso de que con pocos diálogos te mantiene al filo del asiento.

Algo que dio mucho que hablar fue un spot de la película con las declaraciones de Donald Trump (pueden verlo aquí arriba). ¿Fue idea tuya?

Yo empecé con esta historia hace 10 años y en todo el proceso muchos conocidos míos se burlaban porque decían que cuando yo acabara el tema ya no iba a ser relevante. Lo triste fue que, justo a unos meses de estrenar la película en el Festival de Toronto el año pasado, mi esposa (que es de Estados Unidos) me enseña un vídeo donde Donald Trump hacía estas declaraciones. Yo hasta pensé que era un chiste, porque Donald Trump no era político. Pero luego muchos otros políticos empezaron a agarrar ese discurso y se volvió casi una carrera por quien se echaba el discurso con más odio. Nosotros llegamos a Toronto en ese contexto y la prensa nos preguntaba mucho nuestra opinión sobre Trump y yo era de la idea de que era mejor no hablar sobre él.

Por febrero o marzo de este año ya vimos que lo de Trump sí iba en serio. Se me ocurrió hacer este spot donde agarraba el discurso de Trump y lo ilustraba con imágenes de “Desierto”, porque sentía que en esta carrera política las palabras ya habían perdido valor. Sentí que si las acompañaba con las imágenes violentas de mi película, quizás iba a quedar más claro la violencia de su discurso.

A pesar de que la película habla del tema migratorio, prefiere quedarse en los arquetipos: el villano malvadísimo, el héroe al que ni una bala lo roza. ¿Fue algo que hiciste conscientemente? ¿No crees que puede restarle peso a la discusión?

Claro, porque yo quería que fuera una película de género y de acción. No podía desperdiciar tiempo en monólogos más retóricos sobre el tema. Igual sí traté de que algo de mi proceso de investigación quedara plasmado: por eso el personaje de la adolescente para mi representa lo que es el viaje de las mujeres y el acoso sexual que pueden sufrir en el camino. Pero evité ser didáctico al respecto. Y obviamente el personaje de Gael García Bernal es un personaje heroico porque para mí el migrante es una figura bastante heroica, pero obviamente son humanos y también va a pesar el salvarse a sí mismos.

desierto_1

Jeffrey Dean Morgan interpreta a un norteamericano que decide matar uno a uno a los migrantes mexicanos que cruzan la frontera. Imagen: Festival de Lima

Para el personaje del ‘gringo’, interpretado por Jeffrey Dean Morgan, nosotros sí hicimos muchas escenas donde se explicaba lo que lo llevó a actuar de esa manera, pero en la edición me di cuenta que iban en contra del concepto de la película, que quiere hablar sobre el presente y cómo estas acciones hablan por sí mismas. Además que me molestaba tratar de justificar al villano. Sobre todo porque nada justifica ir matando gente. Yo soy fan de películas como “La Jaula de Oro” o “Sin Nombre” que sí quieren ahondar en el tema migratorio, pero yo preferí quedarme con algo más visceral.

Cuando la película se estrenó en Toronto tuvo críticas divididas justamente por eso. Igual la crítica siempre es subjetiva. Yo estoy muy contento con decirte que cada vez que la proyectamos veo al público agarrado del asiento, sufriendo con la experiencia. La cinta se estrena en octubre en Estados Unidos, a un mes de las elecciones, y me da curiosidad lo que va a pasar ahí con ella.

Imagen: El Nacional

Jonás Cuarón al lado de su padre, Alfonso Cuarón. Ambos trabajaron juntos escribiendo “Gravedad”. Imagen: El Nacional

Revisando las reacciones de la crítica en Toronto, noté que se debía a que había demasiada expectativa por la película tras haber trabajado con tu padre en “Gravedad”. Hablemos de él: ¿sientes que te ven diferente por ser hijo de Alfonso Cuarón o que pesa de alguna forma?

Es un peso porque él es un pesado, es un latoso. (Se ríe). Pero no, para mí ha sido una ayuda tenerlo a él y a mi tío Carlos (productor) involucrados en la película, tenerlos como grandes maestros a mi lado.

¿Sientes que el ser un Cuarón te abrió alguna puerta?

Irónicamente, justo antes de escribir “Gravedad”, con mi padre escribimos otro guion que él iba a dirigir, pero no pudo conseguir financiamiento. Ni él mismo pudo. En el caso de “Desierto”, las puertas se abrieron luego de que Gael García Bernal leyó el guion y se entusiasmó mucho. Creo que llega un momento en el que todas las puertas se te empiezan a abrir, pero incluso a mi papá, que ya había hecho “Children of Men”, se la cerraron. Creo que cada proyecto es una lucha.

¿Fue él quien te metió en el mundo del cine?

Yo siempre quise ser escritor y más bien fue en la universidad que a mi novia le interesaba el cine. Entonces todas las películas que en la infancia mi papá me trató de hacer ver, ya con mi novia sí las vi.  Fue en ese momento que me di cuenta que me gustaba mucho el lenguaje cinematográfico. Y obviamente luego cuando trabajé con él aprendí muchas cosas del proceso.

el_zorro_Enfilme_3s825_675_489

Gael García Bernal será el nuevo Zorro en una película que escribirá Jonás Cuarón. Imagen: EnFilme

Te han escogido para encargarte de la nueva película de “El Zorro” y con eso ingresas a trabajar en producciones dependientes de estudios de cine. ¿Te da miedo que el estudio te limite de alguna forma?

Cuando estaba haciendo “Desierto”, me enteré que Gael García Bernal estaba en ese proyecto. Y me empecé a interesar en el personaje, porque a mí desde chiquito me ha gustado El Zorro. En Toronto la gente del proyecto me contactó para ver si me interesaba y les dije que me gustaría hacer mi propio guion primero. Ahorita técnicamente solo estoy como escritor, ya luego verán si me corren o la dirijo el próximo año.

Me aterran los estudios, pero no he llegado a ese proceso todavía, ni quiero pensar cómo será. “Desierto” me malcrió un poco porque mi productor Nicolás Celis consiguió todo el financiamiento y yo podía hacer lo que yo quisiera. Y he visto que mi papá pudo hacer lo que quería en “Gravedad”, aunque sí tuvo que ser firme algunas veces y a él no lo van a mover ni aunque le echen dos estudios encima. Yo soy una persona tímida, entonces no sé qué va a pasar.

 

 

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta