En Cinta Viernes, 11 marzo 2016

¿Existe un cine latinoamericano? Retina Latina es un portal que junta producciones de toda la región

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta
Imagen: Facebook

El Ministerio de Cultura del Perú se unió a esta iniciativa regional lanzada la semana pasada. Imagen: Facebook

Escribe: Dante Morales (@caballeroetereo)

Cuando Augusto Salazar Bondy publicó, en 1969, “¿Existe una filosofía en nuestra América?” se cuestionó sobre la posibilidad de un pensamiento genuino latinoamericano, sin calco ni copia de la cosmovisión occidental, o si es que todas nuestras reflexiones no eran nada más que distorsiones del pensamiento hegemónico. Las expresiones culturales de cada región o nación están subordinadas al pensamiento antecesor, por una relación causal, pero también es claro que en algún punto de la historia, estas se autonomizan y empiezan a desarrollarse libremente. Es en esa línea, que uno se pregunta: ¿Existe el cine latinoamericano?

Durante la más reciente edición del prestigioso Festival Internacional de Cine de Cartagena, se presentó una gran iniciativa: el portal Retina Latina, que busca servir de vitrina para producciones de la región y como registro histórico de películas que no pasaron por los circuitos comerciales. Se trata de un proyecto elaborado por las instituciones cinematográficas de Perú, Bolivia, Ecuador, México, Uruguay y Colombia, con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Este catálogo audiovisual está disponible gratuitamente (solo previo registro).

Imagen: El Ángel Exterminador

La uruguaya “La Vida Útil” es una de las mejores opciones del catálogo que ofrece Retina Latina. Imagen: El Ángel Exterminador

Esta es, sin duda alguna, una gran noticia. Porque más allá de los reconocimientos internacionales (y el más grande nos lo ha traído “La Teta Asustada” en los últimos años) o ciertos plausibles esfuerzos (el Festival de Cine de Lima acercándose a las 20 ediciones), la consolidación de nuestra incipiente industria depende de los espectadores. Y que esto no se entienda mal. No es que la industria deba subordinarse al espectador, ni al revés. Simplemente debemos comprender que el cine no es un arte barato y lastimosamente, de algún u otro modo, los realizadores se deben someter a las arbitrarias leyes del mercado. En los últimos años, ¿cuántas películas latinoamericanas han visto desfilando por nuestra cartelera? Contadas con los dedos y todas de un corte comercial. Por eso creemos que el proyecto Retina Latina es algo para celebrar: ya que apunta a la difusión de un cine latinoamericano que de otra forma sería muy difícil encontrar en cines.

Latinoamérica es vasta, una región de infinitas particularidades, con expresiones autóctonas que pueden cambiar con solo cruzar un río; pero cuyos habitantes poseen más caracteres en común de lo que uno se pueda imaginar. Y no hablamos del idioma, algún plato típico o rasgo físico: Latinoamérica comparte una cosmovisión de la realidad que sortea una transposición cultural (el mestizaje) con un loable esfuerzo por partir de nuestras raíces (el llamado pensamiento decolonial). Compartimos caminos e historias, desde lo político hasta lo cultural, aspiraciones y conflictos muy parecidos.

Imagen: Cinencuentro

“Ojos que no ven” de Francisco Lombardi y “El Bien Esquivo” de Augusto Tamayo son, por el momento, las únicas películas peruanas en el portal. ¡Que sean más! Imagen: Cinencuentro

A la pregunta que nos hicimos al principio, ¿existe un cine latinoamericano?, el laureado director argentino Carlos Sorín respondió hace poco que no existía. Que lo que aparecía ante nuestros ojos era una entelequia donde se imponía el canon norteamericano o europeo. Que, por ejemplo, nunca ha existido una producción brasileño-argentina conjunta. ¿Será que esta novedosa plataforma Video On Demand, será el preludio de la consolidación de una cultura cinematográfica regional?

Y si bien, por ahora, la selección es bastante limitada, se espera que en lo sucesivo los países miembro aporten cada vez más de su valioso material audiovisual. ¿Quién no se animaría a volver a revisar joyas del cine peruano como “Paraíso” o “Las Malas Intenciones” de darse la oportunidad? Desde aquí nos encontramos entusiasmados y festejamos esta gran iniciativa.

Y háganse el favor de pasearse por la sección de cortometrajes también, donde podría resaltar:

  • Edificio Central (Perú)
  • Guión (Ecuador)
  • Minuto 200 (Colombía)
  • El último paso (Bolivia)

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta