cine , En Cinta Martes, 8 marzo 2016

No existe una manera correcta de ser mujer, algo que Pedro Almodóvar sabe a la perfección

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta
Imagen: Hamstiketa

Imagen: Hamstiketa

Escribe: Terina Flores Castillo (@rosebud8421)

Desde sus inicios, el cine ha sido promotor y generador de cultura, así como una de las máximas formas de representación de la sociedad. Dentro de este marco, también ha sido responsable de proponer, utilizar y explotar los más grandes estereotipos sobre las mujeres; reforzando las costumbres más absurdas y sublimando el mensaje de cómo debe ser la “forma correcta de vivir”. Por mucho tiempo, las mujeres en el cine hemos sido un elemento que generaba el conflicto entre los personajes varones. Los hombres tenían un pasado, presente y futuro, nosotras solo estábamos ahí para conflictuarlos, para hacerlos nacer, para enamorarlos o incluso hasta para asesinarlos, pero siempre al servicio de los personajes masculinos. Sin embargo, los tiempos han cambiado: ahora podemos al menos contar con decenas de películas protagonizadas por personajes femeninos, pero que no son nada a comparación de las miles hechas al revés.

Por eso es tan importante el cine que hace Pedro Almodóvar. El 95% de sus películas están planteadas desde el punto de vista femenino. Nos presenta a mujeres independientes y liberadas sexualmente, a mujeres dueñas absolutas de sus sentimientos y emociones. Las historias giran en torno a ellas. Recurre a los propios estereotipos para denunciarlos, y a la vez transgrede y rompe con todo lo que la sociedad espera ver en el comportamiento de una mujer. Crea personajes sin prejuicios, fuera de los típicos paradigmas. Desde madres que abandonan a sus hijos hasta las que luchan por ellos; desde prostitutas que sufren por su profesión hasta las que están felices y orgullosas de serlo.

Y es que no existe una manera correcta de ser mujer, algo que Almodóvar sabe a la perfección. Por eso he querido hacer una lista para recordar algunas de las “Chicas Almodóvar” más emblemáticas.

1. Marisa Paredes como Becky del Páramo y Victoria Abril como Rebeca Giner en “Tacones Lejanos” (1991)

Becky del Páramo es una mujer frívola y egoísta que abandonó a su hija Rebeca porque no quería privarse de los aplausos del público. Después de muchos años regresa a tratar de reconciliarse con ella. Pero conflicto se intensificará cuando descubra que el amor de su vida es ahora el esposo de Rebeca. Contrapunto espectacular entre estas dos actrices, que por momentos se van superando una a la otra. Historia truculenta que nos muestra los fantasmas y conflictos entre dos mujeres que están unidas por un lazo más fuerte de lo que ellas pueden soportar.

2. Carmen Maura como Pepa en “Mujeres al Borde de un Ataque de Nervios” (1988)

Pepa se dedica al doblaje de películas, junto con su novio Iván. Cuando éste la abandona, ella se entera que está embarazada. En su búsqueda por encontrar a Iván, se van adhiriendo personajes relacionados a éste, como su ex mujer que ha salido de un psiquiátrico o su hijo. En tono de comedia, vemos la evolución de una mujer que al principio se siente abandonada, para luego darse cuenta que la vida está llena de giros inesperados, por lo que estas situaciones negativas la empoderan cada vez más.  La cinta consiguió nominaciones al BAFTA, Globo de Oro y al Oscar como Mejor Película Extranjera, así como dos premios en el Festival de Venecia.

3. Elena Anaya como Vera en “La Piel que Habito” (2011)

Vera es como una especie de rehén en la casa del Dr. Robert, famoso por sus hallazgos e intervenciones en el mundo de la cirugía plástica. Luego de varios hechos perturbadores, descubrimos que el doctor mantiene una situación sentimental con una rehén. A partir de aquí, la película retrocede por medio de un gran flashback para decirnos que Vera en algún momento se llamó Vicente. Personaje almodovariano en todo su esplendor: Vera se convierte en el prototipo de belleza superficial con su nueva piel y los cuidados que requiere, y es obligada a un adoctrinamiento de género estereotipado de feminidad todos los días, durante muchos años.

4. Cecilia Roth como Manuela y Antonia San Juan como La Agrado en “Todo sobre mi Madre” (1999)

Manuela es una enfermera cuyo hijo adolescente le cuestiona por qué nunca quiere hablar de su padre. Cuando su hijo muere, ella decidirá emprender un viaje en el que nos enteraremos de todo lo que ella no le contó. Manuela representa a aquella madre que nunca deja de ser madre: cuidó a su hijo, luego cuidará a una trabajadora social, para luego cuidar al hijo de ésta cuando ella muera. En este viaje, también se encuentra con su antigua amiga La Agrado, una transexual de visceral honestidad y harto carisma: representa un estereotipo, pero para verlo a la vez en su lado más rutinario y humano. Porque una es más auténtica cuando más se parece a lo que ha soñado de sí misma.

5. Penélope Cruz como Raimunda y Carmen Maura como Irene en “Volver” (2006)

La película nos cuenta la historia de Raimunda y sus hermanas en relación a la supuesta muerte de su madre en un incendio, el cual no está del todo esclarecido. Sin embargo, el drama comienza cuando el esposo de Raimunda intenta violar a su hija y ella lo mata para defenderse. Raimunda automáticamente decide enterrar al marido y proteger a su hija. Mujer con un pasado muy parecido a lo que acaba de pasarle su hija. Raimunda e Irene representan a esas madres corajudas que harían de todo por cuidar a sus cachorros, desde asesinar hasta haberse hecho la muerta por más de 15 años.

 YAPA: Carmen Machi como Chon en el cortometraje “La concejala Antropófoga” (2009)

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta