En Cinta Sábado, 27 febrero 2016

OSCAR 2016: Últimas predicciones y ranking de las nominadas a Mejor Película

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta
Imagen: Oscar.go

Chris Rock será el presentador de una ceremonia golpeada por la controversia #OscarsSoWhite. Imagen: Oscar.go.com

Escribe: Alberto Castro (@mczorro)

Mañana a las 8:30pm se entregarán los premios Oscar 2016, una fiesta que se ha visto rodeada de controversia debido a la ausencia de figuras negras entre sus nominados (la polémica #OscarsSoWhite) y porque el conservadurismo de la Academia sigue afectando las películas escogidas (solo así se pueden entender la criminal ausencia de «Carol» en las dos categorías principales de la noche).

Aunque tampoco hagamos tanto hígado: sabemos muy bien que el Oscar celebra a la industria del cine, las tendencias, los grandes mensajes, el marketing y los esfuerzos superlativos; y no necesariamente al mejor cine. Eso sí, nos enfrentamos a un punto de quiebre también en el modelo de negocio del cine, ya que desde el próximo año se estrenarán muchas películas directamente a través de servicios de streaming (y el Oscar le tiene miedo, por eso excluyeron a «Beasts of No Nation» este año). Es algo que se hizo más evidente cuando la mayoría de los derechos de distribución de películas del Festival de Sundance del mes pasado fueron para Netflix y Amazon. Será interesante ver cómo reacciona la Academia a esto el próximo año.

Ya hemos compartido con ustedes una serie de análisis de las categorías principales y ahora me toca hacer las últimas predicciones generales. ¡¡Que comiencen las apuestas!!

Imagen: Independent

Así se ve el oso de «Revenant: El Renacido» en la vida real. Que le den el Oscar. Imagen: Independent

  • Efectos Especiales: Todo indica que se la darán a «Revenant: El Renacido», sobre todo por la animación del oso; aunque me encantaría ver ganar a «Ex Machina», por su trabajo más discreto en el diseño de Ava.
  • Edición y Mezcla de Sonido: Las categorías técnicas prometen ser un duelo entre «Revenant: El Renacido» y «Mad Max: Furia en el Camino», pero en las categorías sonoras la balanza se inclina para la segunda. Y merecidamente. Eso sí, «Star Wars: El Despertar de la Fuerza» podría dar la sorpresa.
  • Canción Original: Está entre Earned It de «50 Sombras de Grey» y Til It Happens to You de «The Hunting Ground». No hay grandes canciones este año. Meh.
  • Banda Sonora: Si bien Ennio Morricone fijo se llevará el premio por su trabajo en «Los 8 Más Odiados» (y vaya que lo merece), me encantaría ver a Carter Burwell llevándose la estatuilla por la hipnotizante música de «Carol».
Imagen: StudioCanal

«Carol» promete ser la gran ignorada del Oscar 2016. Una lástima. Imagen: StudioCanal

  • Diseño de Producción y Vestuario: Otro duelo entre «Revenant: El Renacido» y «Mad Max: Furia en el Camino», cualquiera podría llevárselas. Pero a mi me encantaría ver a «Carol» sorprendiendo en la categoría de Vestuario (con ese triunfo, Sandy Powell se llevaría su cuarto Oscar).
  • Maquillaje: Caray, que todo lo técnico se debate entre «Revenant: El Renacido» y «Mad Max: Furia en el Camino». En este caso me inclinaría por la primera: el trabajo con las heridas me puso la piel de gallina. Magistral.
Imagen: Piraya Film A/S

Con la nominación de «The Look of Silence» a Mejor Documental el Oscar sí se hizo una. Imagen: Piraya Film A/S

  • Documental: «The Look of Silence» debería ganar porque es uno de los mejores documentales del siglo. Pero «Amy» es la favorita: otro gran documental, así que no me molestaría el premio tampoco. Si gana «What Happened Miss Simone?» quemamos el lugar, porque no merecía ni estar nominado.
  • Película Extranjera: Mi favorita es la franco-turca «Mustang» y sería feliz si gana la colombiana «El Abrazo de la Serpiente». Pero se la llevará «Son of Saul», alguito sobrevalorada.
Imagen: CG Cinéma

«Mustang» es mi favorita en la categoría de Mejor Película Extranjera. Imagen: CG Cinéma

  • Película Animada: Ganará la favorita del público y del mundo entero «Intensa-Mente», pero la mejor es -y de lejos- «Anomalisa».
  • Fotografía: Lo más probable es que Emmanuel Lubezki se lleve su tercer Oscar consecutivo por una chambaza en «Revenant: El Renacido». Pero nada me haría más feliz que ver a Roger Deakins triunfar por su magistral trabajo en «Sicario». Él es el verdadero maestro de la dirección de fotografía.
  • Edición: Es la favorita y debería ganar «Mad Max: Furia en el Camino», ya que su edición es brutalmente perfecta. Podrían dársela a «La Gran Apuesta» (buena edición también, aunque menor) para sumarle puntos y que se lleve el Oscar principal de la noche.
  • Guión Adaptado: Va a ganar “La Gran Apuesta”, pero debería ganar Phyllis Nagy por esa notable clase de guion que nos regala en «Carol». Muy poco amor le ha dado la Academia a tan extraordinaria película.
  • Guión Original: Va a ganar “En Primera Plana”, pero me fascinaría ver a Alex Garland llevarse la estatuilla por ese complejo y delicado trabajo de guion en «Ex Machina».
Imagen: Warner Bros.

Imagen: Warner Bros.

  • Actriz de Reparto: Todo indica que se lo llevará Alicia Vikander por «La Chica Danesa»: la nueva actriz de moda de Hollywood. Pero las que se lo merecen de verdad son Rooney Mara por ese notable trabajo que hace en «Carol» o Jennifer Jason Leigh por su extraordinario comeback en «Los 8 Más Odiados» y «Anomalisa».
  • Actor de Reparto: Sí, ya sé que todos quieren que gane Sylvester Stallone por «Creed» de pura nostalgia. Y mal no hace su chamba. Pero lo de Tom Hardy en «Revenant: El Renacido» es descomunal, hasta se come actoralmente a Leonardo DiCaprio.
  • Actriz Principal: Ganará Brie Larson por «La Habitación» y se lo merece: ya era hora que la industria la reconociera, va a ser grande. Aunque me encantaría que se lo llevara Charlotte Rampling, cuya interpretación en «45 Years» es de otro mundo y me dejó devastado.
  • Actor Principal: Leonardo DiCaprio se la lleva por «Revenant: El Renacido» y lo merece por carrera, pero no por su interpretación de este año. En realidad, no hay ningún actor sobresaliente en la categoría esta vez. Michael Fassbender sería la mejor opción por «Steve Jobs».
  • Dirección: Todo apunta a que Alejandro González Iñárritu ganará por segundo año consecutivo por «Revenant: El Renacido». El que debería ganar es George Miller por su descomunal trabajo en «Mad Max: Furia en el Camino».

Para analizar la categoría de Mejor Película he preferido armar un ranking personal (desde la propuesta que menos me gusta, hasta llegar a mi favorita) y resaltaré las opciones que tiene cada una de llevarse la estatuilla dorada.

Por cierto, necesito recalcar que me parece infame que no nominaran «Carol» de Todd Haynes y «Anomalisa» de Duke Johnson y Charlie Kaufman. Otras ausencias importantes (aunque entiendo que jamás hubieran podido ser nominadas debido a su perfil bajo) son «45 Years» de Andrew Haigh y «Mustang» de Deniz Gamze Ergüven.

8. «Revenant: El Renacido» (The Revenant) de Alejandro G. Iñárritu

revenant

Hugh Glass es un trampero y recolector de pieles que es gravemente herido por una osa y abandonado a su suerte por sus compañeros de expedición cuando creen que ya no hay nada que puedan hacer para salvarlo. Pero él sobrevive y buscará vengarse de cada uno de ellos.

12 nominaciones al Oscar: Mejor Diseño de Producción, Efectos Visuales, Mezcla de Sonido, Edición de Sonido, Maquillaje, Diseño de Vestuario, Edición, Fotografía (Emmanuel Lubezki), Director (Alejandro González Iñárritu), Actor de Reparto (Tom Hardy), Actor Principal (Leonardo DiCaprio) y Película.

Posibilidades (leer crítica completa):

Esta es una película que fue hecha para ganar el Oscar: tiene de protagonista al actor al cual la Academia le debe el premio desde hace tiempo, a un equipo técnico sometido a un rodaje infernal, retrasado miles de veces y con un presupuesto casi duplicado; además de ser una película ampulosa, pretenciosa, que se sabe buena, que quiere hablar de más de lo que en verdad puede. Y los votantes parecen haber caído rendidos a sus pies.

Todo indica que mañana por la noche esta película se coronará como la mejor película del año. Sí, a pesar de que «La Gran Apuesta» y «En Primera Plana» prometen hacerle la guerra. Lo cual será lamentable, ya que de película tiene poco. Es cierto que la chamba de Emmanuel Lubezki es extraordinaria, pero precisamente el lucimiento de sus imágenes (y no mucho más que eso) hace que la película se sienta vacía por dentro, sin corazón ni alma. «Revenant: El Renacido» quiere ser tanto una historia de supervivencia (literal Leo se arrastra por su Oscar por más de dos horas), como una búsqueda naturalista del sentido de la vida (una versión poco inspirada de Tarkovsky o Malick) y un western con su duelo pistolero final. Pero no llega a ser ninguna de esas cosas. Es la película más hueca de las nominadas.

7. «Brooklyn: : Un Amor sin Fronteras» (Brooklyn) de John Crowley

brooklyn

Eilis es una inmigrante irlandesa que llega a los Estados Unidos en los 50s, donde conocerá al amor de su vida. Allí comienza su dilema, ya que se muere de ganas de regresar a casa donde la espera todo lo que extraña y a la vez quiere formar una vida con este romance.

3 nominaciones al Oscar: Mejor Guion Adaptado (Nick Hornby), Actriz Principal (Saoirse Ronan) y Película.

Posibilidades:

Desde su estreno en el Festival de Sundance en enero del año pasado, ya se hablaba de una posible nominación. Y es que se trata de una película de narrativa clásica, correctamente realizada y bienintencionada. Lo que la destaca del promedio es una firme Saoirse Ronan que exuda madurez y un dilema amoroso que rehuye de las respuestas más fáciles. Por cierto, muchos se olvidan de Emory Cohen, el cual es toda una revelación también.

Pero fuera de eso, se trata de una propuesta demasiado edulcorada y menor, una que tropieza hacia el melodrama más grueso por momentos y pierde sus costados más grises. Si bien habla de la necesidad de dejar el pasado atrás para poder continuar con la vida, esas puertas que se cierran de forma dolorosa y definitiva, se olvida de la situación migratoria de su protagonista, dejándola como una anécdota al costado de la historia central. No tiene chances de ganar, en absoluto.

6. «Misión Rescate» (The Martian) de Ridley Scott

the-martian

Mark Watney es un astronauta que es abandonado en Marte tras una expedición fallida, por lo que deberá buscar la forma de comunicarse con la Tierra y sobrevivir en ese planeta hostil hasta que vayan a rescatarlo.

7 nominaciones al Oscar: Mejor Diseño de Producción, Efectos Visuales, Edición de Sonido, Mezcla de Sonido, Guion Adaptado (Drew Goddard), Actor Principal (Matt Damon) y Película.

Posibilidades:

Me gusta mucho el entretenimiento ligero que ofrece «Misión Rescate», pero creo que nadie esperaba verla nominada, sobre todo cuando había grandes películas en el banquillo que fueron injustamente excluidas. De hecho, fue toda una sorpresa su inclusión. Es imposible que gane, pero es un saludo de la Academia a los blockbusters.

Ridley Scott regresó en la mejor forma que lo hemos visto en casi una década, con una cinta refrescante a la que no le importa el vacío del espacio, ese que puede servir de metáfora a indagaciones más existenciales (como «Moon» o «Interstellar»): «Misión Rescate» prefiere la ciencia e ingenio de un hombre para sobrevivir. No busquen interpretaciones más profundas aquí porque no las hay y tampoco es que le interese. Esa es su principal virtud, además de un soundtrack disco de lujo. Entretenimiento inteligente en el que su guion importa más que las explosiones o efectos especiales.

5. «En Primera Plana» (Spotlight) de Thomas McCarthy

spotlight

Un grupo de periodistas del Boston Globe destapó una serie de casos de violaciones de menores de edad de parte de los sacerdotes de la comunidad. Este es el detrás de cámaras de su investigación, una que reveló el encubrimiento sistemático de estos crímenes.

6 nominaciones al Oscar: Mejor Edición, Guion Original (Josh Singer y Tom McCarthy), Dirección (Tom McCarthy), Actriz de Reparto (Rachel McAdams), Actor de Reparto (Mark Ruffalo) y Película.

Posibilidades (leer la crítica completa):

En su momento la consideré sobrevalorada, pero debo aceptar que se trata de una cinta que crece con el tiempo. Desde su estreno en el Festival de Venecia venía como la favorita de la competencia, pero justamente su estilo más sobrio y sin grandes discursos es el que ha hecho que se enfríe mientras más se acerca la entrega del Oscar. Igual se mantiene como una de las tres favoritas (junto con «Revenant» y «La Gran Apuesta»).

A «En Primera Plana» le importa más la observación a la distancia de una investigación, más que el discutir el gran destape del caso. Quizás allí radica mi inicial decepción con la película, el esperar mucho del resultado y sus consecuencias, cuando a esta película le interesa más el cómo. No hay contrareloj aquí, no hay agentes en la sombra que ponen en jaque todo, no hay un insoportable paso del tiempo que obsesiona a los periodistas. No hay «Todos los Hombres del Presidente» o «Zodiaco», pero sí una reflexión distinta e igual de valiosa: una mirada profunda al periodismo de investigación. Además que está perfectamente actuada por un reparto de lujo.

4. «La Gran Apuesta» (The Big Short) de Adam McKay

1a9a1b58233fe7d987a7e3c79f14fe90e7dbe392

Cuatro trabajadores del mundo de las finanzas descubren que la burbuja inmobiliaria sobre la que cimenta la economía del país (y del mundo) está a punto de explotar, por lo que deciden aprovecharse de la situación y apostar en su contra.

5 nominaciones al Oscar: Mejor Edición, Guion Adapado (Charles Randolph y Adam McKay), Dirección (Adam McKay), Actor de Reparto (Christian Bale) y Película.

Posibilidades (leer crítica completa):

Cuando leí que una película de Adam McKay (sí, el director de varias comedias burdas con Will Ferrell) le asestaba un gancho en la cara a los que controlan la economía del mundo a expensas del resto, con una película llena de humor negro y reflexiones sobre nuestra complicidad con un sistema corrupto, no podía creerlo. Pero esta película es mucho más que una simple crítica social, política y económica. De las tres favoritas al Oscar que ya mencioné, esta sería mi primera opción.

«La Gran Apuesta» es una película que sabe manipular sus imágenes, sonidos y ritmos (notable la edición) para generar una atmósfera de incertidumbre en la que en cualquier momento podría explotar una bomba que acabe con todo. Se trata de una propuesta asfixiante, que no deja de observar nerviosamente a sus protagonistas. El tema es difícil y lo más probable es que la mayoría haya salido de la sala entendiendo la mitad de los específicos; pero su estilo es suficiente para entender lo necesario y que algo está muy mal. Y si bien Christian Bale nos regala una fascinante interpretación, es Steve Carell el que se roba el show, por esa habilidad que tiene de matizar esa carcasa de cinismo y agresividad con un interior lleno de arrepentimientos y dilemas morales.

3. «Puente de Espías» (Bridge of Spies) de Steven Spielberg

bridgeofspies0002

James B. Donovan es un abogado contratado para defender a un espía soviético durante la Guerra Fría, para con él rescatar a un piloto norteamericano secuestrado. El problema es que la sociedad entera cree que él está defendiendo al enemigo.

6 nominaciones al Oscar: Mejor Diseño de Producción, Mezcla de Sonido, Banda Sonora (Thomas Newman), Guion Original (Matt Charman, Ethan Coen y Joel Coen), Actor de Reparto (Mark Rylance) y Película.

Posibilidades (leer crítica completa):

Ya no se hacen películas como esta y es una pena. Se trata de una propuesta que va en la línea más clásica de «Carol», con un complejísimo desarrollo de guion, una magistral puesta en escena e interpretaciones con aplomo. A «Puente de Espías» le interesa ese relato de un hombre común que se enfrenta a una misión que lo supera, a un dilema moral que le revela las contradicciones de la Guerra Fría. El tener a Steven Spielberg y a Tom Hanks la hizo la favorita al Oscar en algún momento: pero su sobriedad le afecta en una carrera que aprecia las grandilocuencias.

Solo la mano de Spielberg, junto a la pluma de los hermanos Coen, podía armar un relato que resuena tanto a John Le Carré como a Frank Capra, hablando sobre el idealismo norteamericano y el realpolitik. No hay buenos ni malos en esta guerra, solo personas, y eso lo entiende muy bien su protagonista. Y es alguien que debe tomar decisiones políticas en base a lo que su corazón le dice, más que a intereses de la agencia a la que representa. En una época en la que los protagonistas están casi obligados a ser antihéroes que buscan eximirse de pecado, resulta refrescante y hasta inspirador encontrar un personaje ‘bueno’ (mas no ingenuo) tan complejamente construido. Por cierto, lo de Mark Rylance es notable.

2. «La Habitación» (Room) de Lenny Abrahamson

room-4

Jack es un niño de 5 años que ha vivido toda su vida encerrado en una pequeña habitación con su madre: para él ese espacio es todo lo que existe en el mundo. Cansada de su secuestro, la madre idea un plan con el que podrían por fin escapar de esa prisión.

4 nominaciones al Oscar: Mejor Guion Adaptado (Emma Donoghue), Dirección (Lenny Abrahamson), Actriz Principal (Brie Larson) y Película.

Posibilidades (leer crítica completa):

Se llevó el Premio del Público del último Festival de Toronto y desde entonces debió haber avanzado como la favorita al Oscar (ya que la ganadora de ese festival suele llevarse la estatuilla), pero su propuesta escueta y pequeña la volvieron más bien la underdog de la competencia, una que debe agradecer el aparecer por aquí y la nominación de su director. ¡Pero vaya película que es! Una fábula sobre crecer a la fuerza, sobre enfrentarse a cosas nuevas, sobre el difícil proceso de maduración, sobre el doloroso e irremediable paso del tiempo. Y es que a veces cumplir el objetivo puede ser la más peligrosa condena.

Brie Larson y Jacob Tremblay conjugan tan buena química en pantalla que es difícil creer que no son madre e hijo en verdad. Y desde el punto de vista del menor, la película sabe recurrir a una mirada inocente que lo observa todo con curiosidad y que evita los juicios más escabrosos. Aquí importa más el dilema interno de cada uno más que el encierro y victimario particular. La secuencia del escape debe ser lo mejor que vi en el cine en cierto tiempo: brutal la manera de manipular todos los sentidos, de sobrecogerte e incomodarte, de hacerte sentir insignificante e indefenso. La escena es básicamente el renacimiento del personaje, doloroso y bello a la vez. 

1. «Mad Max: Furia en el Camino» (Mad Max: Fury Road) de George Miller

635560680919636292-MAD-MAX-FURY-ROAD-MOV-jy-1019-

Imperator Furiosa es una guerrera que se rebela y huye de la ciudad controlada por el tirano Immortan Joe, rescatando con ella a sus esposas, con el fin de encontrar la tierra prometida donde se esconden las pocas almas libres que quedan en este universo post-apocalíptico.

10 nominaciones al Oscar: Mejor Diseño de Producción, Efectos Visuales, Edición de Sonido, Mezcla de Sonido, Maquillaje, Diseño de Vestuario, Edición, Fotografía (John Seale), Dirección (George Miller) y Película.

Posibilidades (leer la crítica completa):

Que bestia esta película. Visceral, adrenalínica, frontal en cada una de sus acciones. Si el cine es sueño, esta es la peor de sus pesadillas.

Desde su estreno en el Festival de Cannes, donde la crítica la alabó de manera unánime, sabíamos que se estaba haciendo historia. Y es que «Mad Max: Furia en el Camino» es un hito cinematográfico por la magnífica manera en la que explota todos los recursos audiovisuales para alterar nuestros nervios (sobresaliente la puesta en escena y una milimétrica edición), pero también contundente como superproducción que eleva la valla en lo que acción se refiere. Todos los blockbusters (y con esto me refiero a todos tal vez de la historia) han quedado enanos a su costado.

La historia de «Mad Max: Furia en el Camino» podría reducirse a un par de frases, ya que se trata de una propuesta lineal (tanto en su narrativa, como en la imagen de un automóvil que huye en línea recta de una ciudad controlada por un tirano), pero debajo esconde lecturas políticas y sociales importantes, al comentar sobre los recursos naturales, las dictaduras, el lugar de la mujer en la sociedad y su figura de gestora de vida, pero también de muerte. Pero, vamos, si no te interesan estas sublecturas, no importa, ya que a la película no le interesa recalcarlas. Lo que le importa es la acción que no se detiene, el movimiento incontenible, la acción y reacción al infinito. Charlize Theron nos regala el mejor papel de su carrera y Tom Hardy está estupendo como el secundario de esta historia que en verdad le pertenece a Imperator Furiosa. Obra maestra a la que ya le rendimos culto.

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta
Secured By miniOrange