En Cinta Domingo, 7 febrero 2016

Conversamos con Adrián Saba, peruano que estrenará su segunda película, “El Soñador”, en el Festival de Berlín 2016

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta
Adrián

Foto: Handrez García G.

Escribe: Kathy Subirana (@Catalina_)

Hacer una película es construir o reconstruir un mundo. Uno posible, uno cercano, uno real; o uno improbable, uno increíble. El cine peruano, acostumbrado a mostrarnos mundos crudos, miserables, algunos muy complejos y otros tristemente simplones, se refresca con la construcción de mundos imposibles que se tornan reales ante nuestros ojos cuando un cineasta se lo propone. Mundos como el que Adrián Saba propuso en su primera película, “El Limpiador”, y como los que propone – otra vez – en su nueva película, “El Soñador”, la abanderada del Perú en el Festival de Cine de Berlín (la Berlinale, para los amigos) de este año.

Adrián llegará a Berlín a competir por el Oso de Cristal de la sección Generation – dedicada a películas con temática adolescente – esperando ser adoptado por un festival que ya está acostumbrado a acoger a los peruanos con los brazos (del oso) abiertos. Por ejemplo, hijos de la Berlinale son Claudia Llosa (quien se llevó el principal premio del certamen con “La teta asustada” y regresó con “Aloft”), Rosario García Montero (“Las malas intenciones”), Fernando Vílchez (“La Calma” y “Sólo te puedo mostrar el color”) y Diego Sarmiento (cortometraje “Hijos de la Tierra”).

“El Soñador” nos cuenta la historia de un muchacho, parte de una pandilla de jóvenes ladrones, que crea un mundo de fantasía para escapar de una realidad en la que no se ubica, de la que no se siente parte. No es una crítica sociológica, sino un acercamiento personal a alguien que crea un mundo especial para refugiarse. Tal como el director crea historias para escapar y seguir viviendo en esos otros mundos especiales que existen gracias al cine. A continuación, una entrevista en la que el joven director de 27 años nos habla del proceso de crear este su segundo largometraje.

soñador1

Gustavo Borjas y Elisa Tenaud Bravo son los protagonistas de “El Soñador”. Imagen: Animalita.

Uno supondría que tu personaje escapa de su realidad entrando a una pandilla, pero tú nos dices que él crea un mundo de fantasía para escapar también de sus amigos pandilleros. Entonces no es una historia clásica de pandillas.

Él no se siente parte del grupo, no se siente a gusto con su realidad, entonces utiliza constantemente los sueños para escapar y en un momento él va a tener que decidir entre sus sueños y su realidad. El personaje del Soñador es un personaje sin muchas raíces. Él se unió a estos chicos porque no tenía otro lugar donde estar, pero con el tiempo sus ideas van creando una distancia entre ellos. Él está en la pandilla como quien está con un grupo de niños que juegan a ser villanos, pero en un momento se cansa del juego y ya no quiere jugar. Entonces, se crean conflictos.

¿Cómo es esta superposición de sueños y realidad? ¿Tiene algo que ver con el estilo de David Lynch o cuál es tu referente?

No tengo un referente específico. Me gusta nutrirme de la vida: yo construyo una serie de sentimientos que no están enfocados en hacer una película como la de tal persona. Me puede inspirar una película, pero creo que si las referencias de una película son otras películas se queda todo en un círculo muy chiquito. Eso sí, se pueden tener referencias musicales, visuales, fotográficas, que también te alimentan.

soñador2

Sí, ese es Manuel Gold. Así se verá en “El Soñador”. Imagen: Animalita.

Para “El Limpiador” creaste una Lima alrededor de una distopía: creaste un mundo, y aquí también creas un mundo distinto. Es como el leitmotiv de tu trabajo…

Me interesa mucho construir mundos y alterar un poco la realidad. Hemos filmado en Lima y en diferentes lugares del Perú (Junín, Ica, Lachay, Arequipa, por ejemplo) porque como muchos sueños necesitan de la naturaleza. Será inevitable que algunas personas reconozcan algunos lugares, pero mi idea es crear un nuevo mundo, mezclar calles, imaginar que los lugares pueden ser otra cosa. Eso es lo que me apasiona más. Me quedo con una idea del libro de Patti Smith, “Just Kids”, donde dice que hay dos tipos de artistas: los que retratan la realidad y los que transforman la realidad. Prefiero ser de los segundos.

¿Cuando grabas eres muy pegado al guión o dejas espacio para la improvisación?

Cuando filmo me pego bastante al guión, pero siempre estoy abierto a posibilidades nuevas, a darle la vuelta a las cosas, a escuchar sugerencias. Nunca digo improvisemos, porque siempre hay planes; pero nos podemos salir de ellos un poco. Sé que la película va más allá de mí y no puedo controlarlo todo, porque hay un momento en el que la película tiene su propio proceso de evolución. Es ahí donde debes reemplazar lo que querías por la realidad de lo que estás haciendo. Yo dejo que fluya mucho, no me hago muchas paltas y siempre digo que grandes ideas salen de grandes limitaciones. Por ejemplo, filmando “El Soñador” llegamos a Ticlio y no estaba planeado que nevara, pero nevó, y tuvimos que grabar porque no podíamos volver a ir. Eso complicó el rodaje, pero tuvimos que adaptarnos y el resultado me gustó mucho.

10929075_764401173651209_2668216350878552713_n

Imagen: Facebook El Soñador.

¿Estaba en los planes también que los actores fueran rostros nuevos para el cine o es lo que salió en el casting?

Fue lo que salió en el casting, pero yo tenía una sensación de que quería rostros nuevos. Igual respeté mucho el proceso de selección, porque el casting es parte de la narrativa. Narrativamente influye en la película. Como quería crear un universo particular, quería caras nuevas, pero más allá de eso quería buenos actores y estoy súper contento con el resultado.

Filmas relativamente rápido. Hay poco tiempo entre una película y otra.

Parece, pero creo que estoy dentro de los estándares. Han pasado cuatro años desde que “El Limpiador” se estrenó en San Sebastián y ya tengo otra película en proyecto, además de “El Soñador”. Hay continuidad y por eso estoy super agradecido, pues la continuidad es súper importante para un director. Yo chambeo un montón para tener continuidad y felizmente los factores externos me han sido propicios: tengo la suerte de haber estado en distintos festivales, acabamos de ganar el premio de producción de DAFO, del Ministerio de Cultura, me voy a Berlín. A veces no puedo creer la suerte que tengo.

10604621_938432259581432_7660418035453770614_o

Imagen: Facebook El Soñador.

¿Cómo has planeado el estreno en Lima?

No hay fecha de estreno en Lima todavía. Yo quiero estrenar este año, está dentro de mis sueños y la idea era estrenar después de un estreno en un festival. Ahora que ya sabemos que el estreno será en Berlín, al volver me voy a concentrar en eso. Me gustaría que no pase tanto tiempo hasta el estreno, pero eso ya escapa de mis manos porque no es fácil lidiar con algunas cadenas de cine.

“El Limpiador” no le fue mal en el cine frente al tipo de estreno que tuvo. ¿Crees que te puede respaldar para lograr un mejor trato con las cadenas de cine?

A “El Limpiador” le fue bien. No fue un taquillazo porque en cuatro salas no puedes ser un taquillazo. Me gustaría tener un estreno grande, creo que esta película puede llegar a más personas, y me gustaría estrenar lo más grande que se pueda. Vamos a aplicar al fondo de distribución del Ministerio de Cultura, pero si algún distribuidor se quiere sumar no estaría nada mal. Sería muy bueno estrenar a partir de julio. Yo aún no estoy en la potestad de planear mi estreno, por lo complicadas que son estas negociaciones.

En ese sentido, estás trabajando con una productora de ventas internacionales que te ayuda con las cosas fuera. Es la misma con la que trabajaste para “El Limpiador”. ¿Cómo te ayudaron entonces y qué esperas ahora de tu trabajo con ellos?

Con “El Limpiador” me ayudaron un montón, porque en el cine independiente lo usual es que lo hagas todo tú. Pero en este caso la productora, Film Republic, se encargó de vender la película fuera, mandarla a festivales, etc. “El Limpiador” la pasaron en cines, en HBOmax y estuvimos en tres aerolíneas. Y espero que con “El Soñador” nos vaya mejor.

adrian2

Foto: Handrez García G.

Hay un gran mérito en eso de ser menor de 30 años y tener dos películas que ofrecer al mundo, además del proyecto de una tercera. Adrián Saba se dedica cien por cien al cine, sin opción a desperdiciar el tiempo. No tiene ninguna rutina especial para trabajar, excepto cuando graba o está en la pre o post-producción de alguno de sus proyectos.

“El Soñador” significó cinco semanas de grabación y doce horas de material grabado. La película terminó su etapa de post-producción en enero, poco después de recibir el correo que confirmaba su estreno en Berlín, y continúa en proceso de mezcla de sonido, en manos de la reconocida Rosa María Oliart. La película fue producida por Carolina Denegri, con la dirección de fotografía de Cesar Fe, dirección de arte de Aaron Rojas y edición de Justin Beach.

Con su estreno en uno de los festivales de cine más importantes del mundo, “El Soñador” ya tiene un sueño cumplido. Pero tiene otros: regresar con un oso entre las manos y un estreno nacional en calendario.

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta
Secured By miniOrange