cine , En Cinta Sábado, 30 enero 2016

9 películas de boxeo que todos los amantes del deporte (y del cine) deberían ver

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta
Imagen: MGM.

Imagen: MGM.

Escribe: Omar Cáceres (@Cine_filoso)

Tras el estreno de «Creed: Corazón de Campeón», spin-off de la saga de «Rocky» que le sigue los pasos al hijo de Apollo Creed, me vino el recuerdo del mítico personaje de box, uno al que llegué gracias a aquellas noches de Función Estelar, y por el cual me interesé en el deporte. Claro que mi afición no solo se centró en las pugnas boxísticas, sino también en la manera en la que el cine ha retratado el deporte de los puños en la pantalla gigante a lo largo de la historia.

Es por ello que me animé a recordar 9 películas de boxeo que creo que todos los amantes del deporte (y los amantes del cine, claro) deberían ver.

1. «When We Were Kings» (1996) de Leon Gast

Un documental de gran valor histórico, sociológico y político por el retrato que ofrece de 1974, una época de activismo en la que Muhammad Ali marcaría un antes y un después: todo un fenómeno que supera el simple combate de boxeo. Todo gira en torno a la mejor pelea de box de la historia: Muhammad Ali vs. George Foreman. Con esta película uno llega a entender por qué un personaje tan convulso y polémico sigue siendo venerado hasta hoy: un icono mundial, un rey en el ámbito del deporte, cuya prioridad fue siempre defender los valores y la integridad del hombre negro, conquistando a todos con su extraordinaria oratoria. Se llevó el Oscar al Mejor Documental aquel año y recibió un premio especial en el Festival de Sundance.

2. «Rocky IV» (1985) de Sylvester Stallone

La cuarta entrega de la saga de Rocky es simplemente épica, ya que el enfrentamiento entre Rocky y el ruso Iván Drago es uno de los más simbólicos de las películas de la saga y, desde luego, de los filmes boxísticos en general. Es la secuela más dinámica y disfrutable de la franquicia. Es también la secuela que deja un precedente para el sentir del personaje en los sucesos que veremos ahora en «Creed», donde debe ayudar al hijo del fallecido Apollo Creed en manos del ruso. «Rocky IV» es una gran secuela que sabe mantenerse fiel al sentimiento de superación y lealtad del personaje: el coraje que supera cualquier venganza.

3. «Toro Salvaje» (Raging Bull, 1980) de Martin Scorsese

No solo es una de las mejores películas de los años 80, sino que muchos la consideran lo mejor que ha dirigido Martin Scorsese en su carrera (sí, al lado de otras obras maestras como «Taxi Driver» y «Godfellas»). Debe ser también la mejor película de boxeo que jamás se haya hecho, una cuya intensidad en los combates será difícila (por no decir imposible) de superar. Robert de Niro nos ofrece una actuación descomunal, manteniéndose completamente natural, mientras que Joe Pesci se roba su pedazo de show. Película prodigiosa que le valió a DeNiro su segundo Oscar, luego de habérselo llevado por «El Padrino II».

4. «The Boxer» (1997) de Jim Sheridan

El dúo Sheridan /Daniel Day-Lewis nos ha regalado muy buenas películas, como la inolvidable «Mi Pie Izquierdo» o «En el Nombre del Padre». En esta película, el director vuelve a tocar el tema del IRA (Ejército Republicano Irlandés), contándonos una historia que tiene mucho de compromiso personal, pero también de reflexión sobre el odio, la opresión y el miedo. La paradoja es que el boxeo, un deporte que es puro enfrentamiento, aquí representa justo el contrapunto de esa violencia. Es la salida, la única vía de escape de los personajes: es su salvación.  Day-Lewis interpreta a un hombre que sale de prisión después de 14 años y que debe encontrar la manera de reintegrarse a su vecindario

5. «The Fighter» (2010) de David O. Russell

Esta película es un logro por conjugar elementos clásicos en la narración, con otros tremendamente modernos en el tratamiento audiovisual, puestos al servicio de una historia basada en hechos reales. Uno de sus puntos fuertes son los combates, que adquieren un aspecto de retransmisión televisiva: el espectáculo cinematográfico se vuelve una historia tan real como la que vemos por la pequeña pantalla. Melissa Leo y Christian Bale se roban cada escena en la que aparecen de esta historia sobre un boxeador que debe lidiar con una familia muy particular que quiere aprovecharse de su éxito.

6. «Cinderella Man» (2005) de Ron Howard

Esta es de esas películas que uno guarda en la retina, por lo bello de su relato, por lo emocional de las conexiones humanas que plantea, por una banda sonora totalmente acorde con la grandeza del film. Russell Crowe, Renée Zellweger y ese gran secundario Paul Giamatti brillan en sus papeles. Howard no trata de contar la típica historia de un boxeador que lucha por ser el campeón del mundo, sino la de un hombre cuyo mayor objetivo en la vida es conseguir la felicidad de su familia, de inspirarlos en la complicada y deprimida época de los 30s.

7. «Somebody Up There Likes Me» (1956) de Robert Wise

Este es un clásico que tienes que ver sí o sí. Paul Newman interpreta a Rocky Graziano, un personaje de los bajos fondos que pasa su juventud de reformatorio en reformatorio, peleando con su padre y dándole disgustos a su madre, acumulando un odio que le sirve luego para vencer en el ring. Una película sobre la traición, sobre el soborno, sobre cómo una noticia publicada en un periódico puede hundir una carrera; sobre el ascenso y la caída de cualquiera que alcance la fama, sobre una Nueva York preciosa en blanco y negro en los años cincuenta, sobre un indomable al que solo una mujer consigue aplacar. Para hacer una película de boxeo, hay que saber pegar y Newman la hace linda en ese aspecto.

8. «Million Dollar Baby» (2004) de Clint Eastwood

El tío Eastwood nos regala lecciones de cine con cada película que saca. Y lo hace sin grandes artificios ni rebuscada narración. Lo enseña sin efectos especiales ni macropresupuestos. Hilary Swank, el mismo Eastwood y Morgan Freeman interpretan a personajes profundos y muy humanos, que nos cuentan la historia de una joven que quiere a como de lugar convertirse en una luchadora profesional. Hasta que un trágico accidente detendrá su ascenso. Lo que sigue es dolorosísimo, un relato sobre la amistad en esa frontera entre la vida y la muerte. Se llevó (y muy merecidamente) el Oscar a la Mejor Película en su año.

9. «Bronson» (2008) de Nicolas Winding Refn

No es una película ligada directamente al mundo del boxeo, pero sí es la historia de un ex-boxeador. Esta es la historia de un hombre que debe pasar 30 años encerrado en solitario, donde su personalidad es reemplazada por su alter ego, Charles Bronson. Se trata de una película muy diferente a lo que estamos acostumbrados a ver, por su extravangante narración poco convencional, pero todo funciona por el estilo que le imprime el director y una colosal performance de Tom Hardy. En la violencia es que radica su belleza, en esa celebración de la violencia como arte donde los lazos con “La Naranja Mecánica” son más evidentes.

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta
Secured By miniOrange