En Cinta Jueves, 31 diciembre 2015

Las peores películas que vimos en el 2015

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta

pict2

Escribe: Omar Cáceres (@Cine_filoso)

Todos los años recordamos apasionadamente las mejores películas que vimos en el cine, pero también aquellas que nos molestó haber tenido que pagar una entrada para ver. De esas nos topamos con varias este año en nuestra cartelera. En el siguiente listado, me animé a recordar los peores fiascos del 2015. Como para repasarlos por última vez y luego echarles tierrita.

1. «Los 4 Fantásticos» (Fantastic Four) de Josh Trank

Tremendo elenco de actores jóvenes completamente desperdiciados al punto de que no tienen química en pantalla gigante. Una historia de origen innecesariamente larga y sin un sustento en el desarrollo de personajes. Un final no solo anti-climático, sino completamente inconsistente con lo que se había visto hasta el momento. Acción escueta y humor incomprensible. Terrible película que devino en dimes y diretes entre el director y el estudio. Que roche. Ya es hora de que Marvel recupere los derechos de estos personajes.

2. «La Horca» (The Gallows) de Travis Cluff y Chris Lofing

¿Quién no jugó / se burló de los que jugaban Charlie Charlie, ese gran viral de terror del 2015? Parece que se esforzaron demasiado en una efectiva campaña promocional, porque la película se reduce a agitar compulsivamente la cámara de un lado a otro en espacios vacíos, oscurísimos, y rellenar las escenas de gritos, portazos y más sonidos en off, para generar susto fácil. Y al final salimos como entramos: sin saber nada de nada, ni de nadie y nos olvidamos de todo en unas horas.

3. «Aloha» de Cameron Crowe

¿Qué fue de ese Cameron Crowe detrás de las historias de «Singles», «Casi Famosos» o «Jerry Maguire»? Cada vez se manda peores patinadas. No llegó a estrenarse en nuestro país (pese a que figuró durante un tiempo en el calendario de estrenos), ¡y felizmente! A pesar de su elenco interesante, la cinta carece de alma. No te enamora, no te entristece, no te alegra, no te enoja, no nada. Mezcla una variedad de ingredientes, dejando cabos sueltos por todos lados y con los actores paseándose perdidos ante una dirección inexistente.

4. «Dos Locas en Fuga» (Hot Pursuit) de Anne Fletcher

La dupla Witherspoon – Vergara puede verse bien en una fotografía o afiche, pero el humor al que recurre la película da algo de vergüenza ajena. Se pasa de infantil y tonta.  Al final toda risa se basa en burlarse de la altura de Witherspoon y en la edad de Vergara, pero puede funcionar una o hasta dos, pero ya a la sexta te das por vencido. Al final solo queda reírse por inercia esperando que todo acabe rápido.

5. «Victor Frankenstein» de Paul McGuigan

No aporta nada a renovar o revitalizar un personaje de horror tan querido y tan reconocido, ni su aporte de humor negro y cierto cariz tragicómico. Patinando 109 min de metraje, que es como si fueran 109 metros en un pozo de aburrimiento. Y no es porque Daniel Radcliffe o James McAvoy sean malos actores (ambos han demostrado cierta solvencia en otros trabajos), sino que simplemente el guión está re-masticado, regurgitado y tan resobado, que sales del cine con la sensación de haber visto la película cientos de veces.

6. «El Cienpiés Humano 3» (The Human Centipede 3) de Tom Six

Las dos anteriores eran para amarlas u odiarlas (como todo aquello de culto) y la repugnancia de su premisa era suficiente como engatuzar a los más retorcidos. Esta tercera parte debía ser ese cierre perfecto, pero termina decepcionando. Los protagonistas no solo no son creíbles, sino que son estúpidos; el ambiente no solo no es ni la mitad de grotesco, caótico e infernal que las anteriores, sino que no provoca ni la menor conmoción; el argumento ya se excede en lo inverosímil.

7. «Cercana Obsesión» (The Boy Next Door) de Rob Cohen

Jennifer Lopez tiene la suerte de no dedicarse exclusivamente a la actuación o ya se habría muerto de hambre, ya que esta película no le gustó a nadie. La película se resume en acercamientos casuales a los bíceps del galán que vive al lado e interminables secuencias de la Lopez mirándolo de frente, de perfil, de tres cuartos, de espaldas. Esto concluye con una escena de sexo más falsa que la infancia de Pinocho. Una historia contada en tantas otras películas, que no intenta ser distinta y que resulta poco creíble.

BONUS TRACK: Cine Peruano

  • El pequeño seductor: Aparte de los errores técnicos en todos los niveles (edición sin continuidad, malos encuadres, pésimo sonido), de las pobres actuaciones y del inexistente humor, esta película no tiene ni pies ni cabeza. Una excusa para intentar sostenerse en un personaje, en este caso el Chato Barraza. Un sketch alargado para convertirse en película.
  • La herencia: Si una comedia no logra dar risa, entonces fracasó. Muy aparte, hay que mencionar el terrible doblaje (¡toda la película está doblada y muy mal sincronizada!) y los pobrísimos efectos especiales.
  • Al filo de la ley: Se trata de una cinta de acción con MUY poca acción. Nada es creíble en la historia (¿alguien se creyó ese mini-rave en la mecánica?). Aunque hay algunos que dicen que es TAN mala, que al toque se ha vuelto de culto.
  • Atacada: La teoría del dolor: Ese tercer acto terminó de echar a perder todo: un desenlace tosco e incoherente que se aleja del tema o intención central que tocaba la película: la no violencia a la mujer. Con ese final uno termina de darse cuenta que nada estaba funcionando desde el comienzo: ni un juicio adormecido, ni un melodrama familiar superficial.
  • Macho peruano que se respeta y El cebichito entran también en esta lista.

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta
Secured By miniOrange