En Cinta Lunes, 30 noviembre 2015

“Hotel Paraíso” es un cortometraje sobre la prostitución masculina que necesita de tu ayuda

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta

pantalla-1-2

Escribe: Alberto Castro (@mczorro)

Gabriel Páucar Vásquez es un joven cortometrajista de 23 años que se paseó por la región este año con “Juguetes”, la historia de un carpintero solitario que vive muy cerca al mar cuya rutina se interrumpe con la llegada de un niño que huye de las discusiones de sus padres. Con este cortometraje ganó el concurso DirecTV Cinema Plus y luego fue exhibido en la señal argentina del INCAA TV y en el programa ON de DirecTV. En este momento se encuentra en el desarrollo de un documental titulado “Queen” sobre la vida de dos drag queens limeñas y está buscando ayuda para poder financiar el cortometraje con el que finalizará su carrera de Dirección de Cine en la Escuela de Cine EPIC: “Hotel Paraíso”, una ficción que ahondará en el universo de la prostitución masculina y la homosexualidad en nuestra capital. Nos cuenta su director:

“Hotel Paraíso” es la historia de un joven costurero homosexual que vive con su hermano menor en una sala de vídeo pornográfica. Él trabaja en una microempresa textil con el fin de obtener dinero y mudarse a otro lado, pero es despedido de su trabajo por una serie de rumores sobre su sexualidad. Entonces recurre a Omar, un hombre mayor que se dedica a la prostitución masculina, quien le permitirá conocer esta comunidad.

El universo homosexual es retratado muy a la ligera o hacia la burla (felizmente cada vez menos) en nuestros medios de comunicación, usualmente ligándolo a la clandestinidad, el libertinaje y las enfermedades. Lo que Gabriel quiere hacer con su cortometraje es ir mucho más adentro: develar los miedos y ambiciones de un grupo humano rechazado por la sociedad y muchas veces obligado a actuar en la sombra. Sobre el origen de la historia, nos cuenta:

La historia es una recopilación de experiencias mías, pero tiene su origen hace muchos años, cuando conozco en una reunión a un joven que se dedicaba a la prostitución y a quien le resultaba difícil salir de ello. Hasta ese momento no sabía mucho del tema, pero me interesaban todas estas historias que ocurrían en las salas de video porno, en los cines Tauro y Ritz, y me generaba también un malestar no poder ayudarlo de alguna forma. De un momento a otro, el joven tuvo que viajar por este problema y perdí el contacto. Siempre me quedé con la imagen de este personaje que, a pesar de que luchaba por salir adelante, era arrastrado por las constantes amenazas, la violencia psicológica y física que sufría. Esas historias me marcaron bastante.

Captura de pantalla 2015-11-19 a las 19.44.30

El proyecto implica una serie de dificultades no solo económicas (por lo cual ha iniciado una colecta virtual a través del portal Indiegogo), sino también por la dificultad de acceso a estos lugares y el temor inicial de muchas personas de contar sus historias y apoyar el proyecto. Pero la idea del director es justamente echar nuevas luces sobre el tema y generar una conciencia sobre las circunstancias que llevan a muchos hombres a trabajar así:

El cine me abrió los ojos hacia realidades distintas, lejanas. El cine de Rosellini con su trilogía sobre la posguerra me enseñó sobre las heridas de la violencia en esa Italia caótica, el cine de realismo social británico como el de Loach, Clio Barnard y Andrea Arnold me mostraron una cara distinta de una nación modernista. Yo creo que el cine sí puede generar conciencia, yo mismo he vivido ese cambio.

El cine peruano de los últimos años ha conseguido una visibilidad que no disfrutaba desde hace varias décadas. Es interesante ver cómo se han ampliado las posibilidades de un cine comercial que tira hacia la comedia y el terror, pero felizmente se mantienen otras tendencias de hacer un cine más autoral, de conciencia social, de memoria, de reflexiones humanas (“NN: Sin Identidad”, “Magallanes” o “Climas”, por mencionar solo algunos ejemplos de este año). Es por ello que entusiasma saber que hay más cineastas jóvenes intentando hablar de esos temas que necesitamos debatir de una vez. Ojalá que el proyecto vea la luz y estaremos esperando para verlo en cuanto esté listo.

AQUÍ PUEDES COLABORAR PARA LA REALIZACIÓN DE ESTE CORTOMETRAJE

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta