En Cinta Martes, 17 noviembre 2015

Hay un motivo por el que las películas de Steven Spielberg con Tom Hanks funcionan tan bien

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta

hanks spielberg

Escribe: Terina Flores Castillo

“Puente de Espías” (Bridge of Spies) es una película basada en la historia del abogado James B. Donovan, quien se convirtió en el principal negociador de un intercambio de espías prisioneros entre la KGB de la Unión Soviética y la CIA de los Estados Unidos, en plena Guerra Fría. La cinta es protagonizada por Tom Hanks y esta es la cuarta vez en la que el actor es dirigido por Steven Spielberg.

Existen muchas colaboraciones memorables entre actores y directores, como por ejemplo: la de Martin Scorsese con Leonardo DiCaprio o las del mismo Tom Hanks con otros directores como Ron Howard o Robert Zemeckis. Por otro lado, existen aquellas actrices que funcionan como musas para el director, como Uma Thurman para Quentin Tarantino, o Diane Keaton, en su momento, para Wood Allen. También nos encontramos con algunas actrices que son las únicas capaces de encarnar la visión del director, tales como las “chicas Almódovar” para el mismo Pedro. Sin embargo, dentro del marco hollywoodense reciente, creo que no existe una alianza mejor aprovechada y satisfactoria que la de Spielberg-Hanks. No solo por un tema de taquilla (importante para la industria), sino porque ambos logran que el otro saque a relucir sus mejores cualidades en pantalla gigante.

catch

Sus primeros trabajos juntos no fueron una relación de director-actor. Hacia finales de los 80s, Spielberg ya había producido “The Money Pit” y “Joe versus the volcano”y en ambas cintas Hanks fue el protagonista.

Pero el gran encuentro se produjo cuando Spielberg realizó “Rescatando al Soldado Ryan” en 1998. Hanks dio vida al Capitán Miller, responsable de uno de los pelotones que desembarca en Normandía (una de las mejores secuencias de la historia del cine, ¿no?). Este capitán será el encargado de rescatar al último hermano vivo de los Ryan y hacer que regrese a casa. Nos encontramos frente a un protagonista que debe enfrentarse a una misión absurda, casi surreal, una epopeya titánica que solo un actor como él, en manos de un director de trayectoria como Spielberg, podía hacer creíble. Esta película los llevó a obtener 11 nominaciones al Oscar, incluyendo una de Mejor Actor para Hanks, y la de Mejor Director para Spielberg, estatuilla que terminó ganando. Además, en algún momento del rodaje, Spielberg llegó a comentar que nunca había disfrutado tanto la experiencia de trabajar con un actor como lo hacía con Hanks.

La segunda vez se juntaron en un rodaje fue para “Catch me if you can”, película protagonizada por Leonardo DiCaprio enfrentado a un Tom Hanks. La cinta nos contó la historia de Frank Abagnale Jr, un estafador y maestro del disfraz que logró robar millones de dólares antes de cumplir la mayoría de edad. En esta ocasión, Hanks interpretó al agente del FBI que todo el tiempo trata de atraparlo y casi siempre se le escapa. Nuevamente, el actor se inmiscuye en un papel de obstáculo de no creer.

La tercera colaboración fue en “La Terminal”. Esta película tal vez sea la menos apreciada por ese carácter dulzón y hasta un poco cursi con el que se cuenta la historia de Viktor Navorski, un hombre que cuando llega al aeropuerto de Nueva York se entera que en Krakozhia, su país natal, estalla una guerra civil que hace que no pueda ni entrar a Estados Unidos ni regresar a Krakozhia. De nuevo, vemos a Hanks dentro de una situación imposible que roza con lo inverósimil. A pesar de las críticas, creo que la película nos presenta una historia totalmente spielbergiana y lo más parecida a “Forrest Gump”, actoralmente hablando, para Hanks. Porque vemos cómo un hombre perdido y común se vuelve una especie de héroe dentro del contexto específico.

Bajo esta misma mirada, y regresando a la más reciente alianza, es que en “Puente de Espías” Hanks vuelve a encarnar a un hombre promedio, que se desarrolla exitosamente en su profesión, para pasar a ser un negociador internacional y héroe ciudadano de Norteamérica. Y es que para Spielberg, Hanks es la decencia personificada. Los personajes que Hanks interpreta dentro de estos universos cinematográficos son el ideal del hombre medio, el hombre “normal” transformado en héroe a pesar de no quererlo ni pedirlo.

Algo curioso que resaltar es que estas cuatro historias están inspiradas en hechos reales y que han funcionado en su tiempo de la misma manera. Más allá de los argumentos que esgrimen los detractores del cine de Spielberg, creo que muy pocas películas hacen que el espectador se sienta tan compinche con el protagonista como las suyas. Luego de salir de ver “Puente de Espías”, podías ver a los espectadores salir de la sala de cine muy contentos porque el héroe que ellos esperan y necesitan dentro de su imaginario ganó. Creo que cualquiera de nosotros dentro de la trivialidad y la rutina quisiera que algo extraordinario nos pasara y Spielberg casi siempre lo logra a través de sus personajes.

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta