cine , En Cinta Jueves, 12 noviembre 2015

¿Por qué amamos la trilogía original de “Star Wars”?

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta

starwarscomplete

Escribe: Gonzalo Torres Castañeda (@gtc1701)

Cada vez que veo la trilogía original de “Star Wars” me convierto en niño nuevamente, regreso a ese mágico momento de mi infancia en donde viví por primera vez la grandiosa aventura espacial de Luke Skywalker, desde su inicio en el desértico planeta de Tattoine, anhelando salir de su rutinaria vida en busca de aventuras, pasando por las enseñanzas sobre la Fuerza del maestro Obi-Wan, la presentación de Han Solo como el anti héroe por excelencia matando a su perseguidor para librarse de problemas (porque sí, todos sabemos que #HanShotFirst), el rescate de Leia, la primera princesa que no buscaba ser rescatada, y terminando con la destrucción del arma más poderosa del Imperio, la Estrella de la Muerte, derrotando así al mejor villano de la historia, Darth FAKIN Vader.

“Star Wars” se estrenó en 1977 y cambió la forma de hacer películas, convirtiéndose en inspiración creativa para millones de personas alrededor del mundo durante los últimos casi 40 años y generando una colosal legión de fieles seguidores que muchas religiones ya quisieran tener. Pero después de las decepcionantes precuelas estrenadas a partir de 1999, se creía que no habría más películas de esta galaxia muy muy lejana. Años después, en un acontecimiento inesperado, George Lucas vendió su empresa a Disney y, con la inmensa maquinaria del ratón detrás de la franquicia, ahora estamos a puertas del estreno de la primera historia de una nueva serie de películas de “Star Wars”.

Con “El Despertar de la Fuerza” nacerá una nueva generación de fanáticos de “Star Wars” y tendremos cuatro generaciones de seguidores de la saga galáctica: la primera generación vivió la saga original en los cines, la segunda, mi generación, disfrutó de ellas a través de la televisión (¡gracias Función Estelar!), la tercera tuvo que conformarse con las precuelas y esta última que está a punto de despertar.  Cuatro generaciones alrededor del mundo amando una saga, pero ¿por qué amamos tanto a “Star Wars”? Comencemos (todos los jueves hasta el estreno publicaré un artículo diferente sobre la saga) hablando sobre la trilogía original.

1. La historia: Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana

intro star wars

Todos amamos las buenas historias y “Star Wars” vaya que lo es. En los 70s, Lucas basó su guion en la teoría presentada por Joseph Campbell en 1949 en el libro “El héroe de las mil caras” (The Hero´s Jorney), en donde afirma que todas las grandes historias tienen los mismos arquetipos y explica con detalle todas las fases y personajes que componen “el viaje del héroe”. El “Heraldo” hace el llamado a la aventura, el “Mentor” funge de guía durante el camino, el “Bufón” aporta la cuota de humor, el “Ayudante” colabora a llegar al objetivo, mientras los “Obstáculos” tratan de impedirlo. Por último, la “Sombra” es el máximo desafío que el “Héroe” debe superar. Podemos ver todos estos elementos tanto en la primera película como en toda la trilogía original y todos ellos hacen que nos identifiquemos con los personajes, que nos interese su evolución, que nos preocupe su destino, que nos apenen sus derrotas y nos emocionen sus triunfos.

Muchos piensan que las películas de Star Wars son ciencia ficción y creo que se equivocan: en realidad son películas de fantasía que se desarrollan en el espacio, con naves espaciales y rayos lasers, pero también bajo el tratamiento del western y con muchos elementos de relatos Samurai y con el peso encima del imaginario de la Segunda Guerra Mundial. “Star Wars” es una maravillosa mezcla de muchos géneros que deja al espectador maravillado.

Por cierto, hay que resaltar “Star Wars: The Empire Strikes Back” (1980), ya que no solo es la mejor de toda la saga, sino que es considerada por muchos como una de las mejores películas de la historia (puesto 12 en el ranking de IMBD y con 95% en Rotten Tomatoes).

2. Los personajes: El bueno, el malo y el Wookie

posters originales

La inmensidad del universo de “Star Wars” se refleja en sus personajes. Del trio protagónico, Luke Skywalker es el personaje con el que nos identificamos, ya que comienza como cualquier hijo de vecino y termina siendo el último Jedi de la galaxia. Por otro lado, Han Solo es el chico malo que todos los hombres quieren ser y por el cual todas las mujeres se derriten: tiene la nave más rápida de la galaxia, el compañero peludo más fiel de todos y, a pesar de sus problemas, es aquel que siempre se sale con la suya. Por último, la princesa Leia es un personaje adelantado a su época, fuerte e independiente; es la estratega del trío y probablemente la más inteligente, líder de la Rebelión desde temprana edad, una mujer que no duda en “pecharse” con Vader o hablarle feo a Tarkin (el “jefe” de la Estrella de la Muerte).

No podemos dejar de hablar de uno de los personajes más icónicos de cine, Darth Vader, interpretado por tres personas al mismo tiempo. David Prouse dentro del traje, con sus dos metros de altura proporcionaba el físico intimidante que necesitaba el personaje. James Earl Jones daba la voz grave y amenazante con la cual Vader dictaba órdenes. Por ultimo Sebastian Shaw le puso el rostro a Vader debajo de la máscara en sus últimos minutos de vida en donde vemos a un hombre viejo, lleno de horribles cicatrices y remordimientos.

Hay que mencionar también a la gran cantidad de personajes secundarios, pero no por ello menos memorables. R2D2 y C3PO no solo aportan elementos cómicos a la saga, sino que también ayudan a nuestros héroes a superar sus problemas. Chewbacca es el amigo fiel (debería haber una calcomanía para el auto que diga “Chewbacca es mi copiloto”) y a pesar de que sus gruñidos son incomprensibles para la audiencia, uno llega a entender perfectamente a la gran alfombra peluda y no puede evitar encariñarse con él. Obi-Wan es el maestro que todos queremos: paciente, sabio y decidido. El maestro Yoda, una marioneta (sí, originalmente era una marioneta), ¿cómo puede una marioneta sentirse tan real y transmitirte tanto? El Emperador, quien entendemos es el más terrible de todos ya que hasta Vader le tenía miedo. También hay que recordar a Boba Fett con el traje y la actitud más cool de la galaxia y al repugnante Jabba the Hutt. La saga nos presenta una galería de personajes extraordinarios y de los cuales podríamos escribir libros enteros.

3. Los efectos especiales: Tecnología de otra galaxia

george

George Lucas revolucionó la manera de hacer películas y parte de ello fue gracias a la tecnología que utilizó para hacer “Star Wars”. En 1977 formó el equipo que más adelante sería Industrial Light & Magic (ILM), responsable de traer a la vida los increíbles bocetos que el artista Ralph McQuarrie había elaborado para la película y que en un principio se creían imposibles debido a la complejidad y escala de los mismos.

Maquetas a escalas, disfraces, trajes, escenarios, locaciones, vehículos y miles de artículos de utilería se utilizaron a lo largo de todas las filmaciones, y que a pesar de estar ambientadas en otra galaxia le otorgaron una sensación de realidad a las películas. Las técnicas usadas no tenían precedentes, pero no todo fue perfecto. Es más, en un momento la primera película parecía estar condenada al fracaso: todo salió mal, los trajes no funcionaban, el equipo de efectos no tenía listas las tomas de las naves espaciales, el clima impidió que se cumpla con el calendario de grabación. 20th Century Fox le dio una semana a Lucas para terminar de filmar la película y la historia cuenta que se grabó hasta el último día posible. Felizmente se cumplió.

Los efectos de sonido juegan también un papel clave en el universo de “Star Wars”: con la saga también se creó el estándar THX de sonido el cual es usado hasta la actualidad. Por otro lado, Benjamin Burtt hizo un trabajo tan sorprendente que fue reconocido con un Oscar por ello: tomó sonidos reales, cotidianos, de la naturaleza y los mezcló de tal forma de que sonaron como algo completamente distinto. Puede sonar obvio ahora, pero para la época era revolucionario. El clásico gruñido de Chewbacca fue realizado mezclando cuatro osos, un tejón, un león, una foca y una morsa. Así como este, se realizaron cientos de mezclas particulares para crear todos estos sonidos inexistentes en nuestra galaxia y que sean totalmente creíbles. Y es que ahora es imposible reconocer el famoso sonido de la espada laser o la respiración mecánica de Darth Vader.

4. La música de John Williams

star wars musica

John Williams es un genio en su chamba, de eso no hay ninguna duda. Tiene 49 nominaciones al Oscar y ha ganado en cinco oportunidades; ha compuesto míticos temas para películas como “Superman”, “Indiana Jones”, “E.T.”, “Tiburón”, “Jurassic Park”, “Harry Potter” y muchas más.

Lucas decidió darle a su saga espacial una banda sonora orquestada, decisión arriesgada para la época, pero en múltiples entrevistas ha declarado que cuando vio su película con la música de Williams supo inmediatamente que iba a ser un éxito. Y es que la música que el maestro compuso para las películas es un pequeña joya, los temas complementan a la perfección lo mostrado en pantalla y te transportan mágicamente a la aventura. La música de “Star Wars” es tan importante para los fanáticos que desde el 2009 se viene realizando una gira llamada “Star Wars In Concert” en la que se presenta la música de la saga en un escenario con orquesta en vivo y Anthony Daniels, el popular C3PO, narra las aventuras de las películas mostrándolas en una pantalla gigante. Sin más que agregar, solo me queda presentar mi top 5 de temas musicales, sin ningún orden en particular:

5. Los juguetes coleccionables que tú y yo tenemos

juguetes

Lucas comenzó su carrera buscando ser un director independiente, nunca le gusto la idea de estar bajo el control de los estudios de Hollywood y de cierta forma fue un rebelde en ese sentido. Siempre buscó la manera de ser el dueño de sus creaciones e ir en contra del sistema. Irónicamente, décadas después él mismo se convirtió en lo que tanto odiaba: una gran corporación (los paralelos entre su vida y la de Vader quedan para otro artículo).

Pero parte de su éxito financiero se debió al trato inicial que realizó con Fox en donde renunció a gran parte de su salario con la condición, entre otras, de quedarse con los derechos de todo el merchandising. Este punto fue tomado a la ligera por el estudio, al tratarse de una marca desconocida en el momento. Pero vaya que estaban equivocados. No se puede decir que “Star Wars” inventó el merchandising de las películas, pero fue el que lo hizo masivo. Fue tal el éxito que ni Lucas o Kenner (la empresa que produjo las primeras figuras de acción) previeron la cantidad de juguetes que iban a ser vendidos, quedándose sin stock rápidamente en la época. Hasta tuvieron que vender CUPONES con la promesa de que apenas hubiese stock, los juguetes serían enviados a su domicilio.

Sin lugar a dudas, “Star Wars” es una de las marcas de juguetes más vendida en el mundo, con las clásicas figuras Hasbro de 3 ¾ pulgadas, pasando a las más recientes de 6 pulgadas (las Black Series) y llegando a las súper exclusivas para coleccionistas de 1/6 de escala de Hot Toys o Sideshow (que cuestan entre 200 y 500 dólares cada una). Pero Star Wars es más que figuras de acción. Lucas ha logrado que cualquier cosa que puedas imaginar tenga la marca “Star Wars”: ropa, accesorios, calzado, comida, artículos para mascotas, de limpieza, tecnología, artefactos, juegos y la lista sigue y sigue. Esto hace que el mercado de productos de Star Wars sea inmenso y si bien está principalmente dirigido hacia niños, hay un nicho súper importante de coleccionistas.

6. Los fanáticos: la Fuerza es fuerte en ellos

fanaticos

Por último, debo resaltar la figura de los fanáticos. Es cierto: muchos de ellos pueden resultar pesados al sentirse superiores a los demás por conocer hasta el último detalle de la historia de la saga, el universo expandido (que ya no es canon, porsia), los libros, los comics, los juegos, las series, etc.

Pero en realidad eso no es ser un verdadero fanático. Que se queden lejos todos aquellos que quieren que “Star Wars” sea exclusivo para ellos. Al contrario, un verdadero fanático es aquel que comparte la pasión por esta historia con todos aquellos que quieran aprender sobre ella y no desprecia a nadie por no saber o porque no le guste. Recuerda: “solo los Sith piensan en absolutos”.

Un grupo de verdaderos fanáticos se llama La Legión 501, una organización formada en EEUU en 1997 en la que sus miembros tienen réplicas de los trajes de los villanos de la saga y se visten con ellos para realizar labores sociales y recaudar fondos. Actualmente tienen más de 7 mil miembros activos en todo el mundo. Son los chicos malos haciendo el bien. Así como ellos, hay muchas más organizaciones alrededor del mundo.

Por todo eso y mucho más decimos: Star Wars, te amo. (Lo sé).

Screen-Shot-2014-01-22-at-3.34.19-PM-e1390501720514

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta