En Cinta Miércoles, 25 marzo 2015

La productora de “Novia por Alquiler” (sí, la película del Chisiricosoro) exige que le paguen a su equipo.

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta

imagen-novia-de-alquiler

“Novia por Alquiler” es un proyecto peruano de comedia romántica anunciado por el director Enrique Chimoy (el mismo de “Motor y Motivo”) para el 10 de setiembre de este año. Sí, hasta teaser se lanzó en diciembre, uno que incluía la participación de Sully Sáenz, Fernando Armas, Joaquín de Orbegoso y Germán Loero.

El rodaje estaba planeado para inicios de marzo, pero uno de los inversionistas principales se retiró del proyecto días antes, con lo cual se paralizó la producción. Ahora Norma Velásquez, directora de producción con experiencia trabajando en proyectos de la talla de “El Evangelio de la Carne” o con directores como Francisco Lombardi, reclama que le paguen a ella y a su equipo toda la etapa de pre-producción, ya que asegura que los están paseando. Mientras tanto, los realizadores prometen continuar con la película y pagarles a todos. Tremendo lío.

¿El boom comercial del cine peruano? Esta ilusión de industria hace que sigamos topándonos con este tipo de informalidades (tanto desde trabajadores sin contrato, como por el lado de inversionistas que retiran su apoyo monetario a puertas de un rodaje, como también sucedió con “Atacada: La Teoría del Dolor”, según nos contó Aldo Miyashiro).


 

Escribe Norma Velásquez en su Facebook:

¡Cuánto criollismo e informalidad hay en nuestro medio audiovisual!

Los que decidimos dedicarnos a esto lo hacemos sabiendo que no tenemos contratos, ni seguros, ni siquiera la certeza de que nos paguen. Lo hacemos confiando en la gente que nos contrata, ya sea por amistad o referencias, pero siempre corremos el grave riesgo de que nos metan la rata. En mis 8 años de experiencia, afortunadamente, me ha tocado trabajar con gente seria la mayoría de veces. Lástima que esta última no fue así.

“Novia por Alquiler”, la última película que iba a filmar, se cayó a pocos días de iniciar su rodaje porque el socio capitalista se echó para atrás, según nos explicaron.

¿Cómo quedamos nosotros? En el aire, claro. Pese a haber rechazado otras ofertas laborales para continuar con este proyecto, nos dicen: Lo siento, chicos, la película se cayó, gracias igual. Lo justo, como sucede en otros países, es que asuman el 100% de lo pactado económicamente. Pero no, pedir eso en este país informal es demasiado.

Pues entonces, si no nos van a pagar el total, que nos paguen al menos el tiempo trabajado.

Tercer Ojo Producciones o Havana Producciones SAC nos ha estado paseando desde que se paralizó la película. Solo nos han reconocido una parte de lo que nos deben (del tiempo trabajado en pre-producción; de indemnizaciones, nada, eso es imposible). Luego nos han dicho: El viernes les pagamos. Cuando llegaba el viernes, lo cambiaban al lunes. Cuando llegaba el lunes, lo cambiaban al martes. Y así sucesivamente, hasta que ahora simplemente no saben: Ellos están ESPERANDO que llegue el dinero.

Qué fácil y cómodo es esperar a que la plata llegue para pagarle a tu gente, mientras te sientas en tu 4×4 con aire acondicionado o te tomas un chilcano desde tu hermosa casa de playa y subes las fotos al Facebook, qué fácil. Estamos contando día a día que nos paguen lo que es justo, nuestro tiempo trabajado e invertido en el proyecto. Además tenemos proveedores externos a los que tampoco se les ha pagado por su trabajo en la pre-producción, quienes me revientan el teléfono a mi, porque fui yo quien dio la cara.

Ellos argumentan: “Pero nosotros hemos dado la cara en todo momento, somos gente seria”. No señores, disculpen, pero seriedad no es pasear así a la gente. Están dando la cara, sí, pero eso no nos soluciona nada. ¿De qué sirve que nos den la cara si nos siguen paseando con los pagos? ¿De qué sirve que nos den la cara si cada vez que nos prometen una cosa, luego la cambian? ¿Hasta cuándo señores?

A mis amigos de prensa, gremios o cualquier red masiva les pido que compartan esta información. Sería bueno armar un reporte de todos los casos similares que han sucedido en los últimos años. A ver si de una buena vez nos ponemos fuertes todos, formamos alguna especie de asociación/gremio/sindicato o lo que mejor se adapte a nosotros para que casos como estos no se repitan más. MAURICIO VÉLEZ y ENRIQUE CHIMOY, no quiero ser Miss Simpatía. Ya no quiero caerles bien. Solo quiero que nos paguen. A nuestros proveedores y al equipo que creyó en su proyecto. No nos digan mañana, ni mas tarde: pongan una fecha y CUMPLAN DE UNA VEZ POR TODAS.


Responden Enrique Chimoy Sierra y Mauricio Vélez:

1. La industria de cine nacional es incipiente. Muchas veces se recurre a inversionistas ajenos a la industria, como en este caso. Y a dos semanas de iniciar el rodaje, este inversionista retiró su apoyo por motivos personales, lo que ha causado una lógica inestabilidad.

2. Ante el problema de fondos ocasionado por el retiro del inversionista, se han buscado otras formas de cubrir la deuda pendiente con el personal. No se les debe “MESES” de pre producción. La señorita Norma Velásquez trabajó 1 mes y tres semanas. Se le pagó el primer mes y la mitad de las tres semanas. Los muchachos de arte, vestuario y demás involucrados en la pre producción, trabajaron 1 mes, más una semana que también se contó porque estaban esperando a que se resuelvan los problemas internos con el inversionista. De esas 5 semanas, se les ha cancelado poco menos del 40%. Si acudimos a las matemáticas, eso no suma “meses” de pre-producción y, menos, de deuda.

3. Para terminar de cancelar el saldo final, hemos venido recurriendo, inclusive, a prestamos, los cuales como todos sabemos siguen un procedimiento que toman su tiempo.

4. Estamos haciendo todo el esfuerzo posible para cubrir el monto final. Jamás se ha pretendido actuar de mala fe ni de manera engañosa. En ningún momento hemos dejado de comunicarnos con ellos. Tienen, además, las cartas de compromiso que les firmamos y una penalidad que nos pidieron que asumiéramos, por la demora en el pago. Nadie que quiera quedar mal con la gente, asume este tipo de compromisos escritos. Nosotros lo hicimos. Lamentablemente, en este caso, el tiempo ha sido nuestro peor enemigo y no se ha conseguido a tiempo el monto final, el mismo que debió haberse cancelado el viernes pasado.

5. La producción no se detendrá. Hay pactadas reuniones con posibles auspiciadores e inversionistas para continuar con un proyecto en el cual creemos totalmente, además de tener contratos firmados con los actores y acuerdos pactados con la distribuidora del film.

7. Lamentamos los sucesos ocurridos, pero todos sabemos que a pesar del aparente boom del cine nacional, esta es una industria aún en formación y seguiremos luchando para realizar una película divertida y sana para toda la familia como es el caso de “Novia por Alquiler”.

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta