En Cinta Sábado, 31 enero 2015

Siete papeles que confirman que Liam Neeson es el máximo badass del cine

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta

Escribe: José Miguel Bellido (@josembellidog)

No ha pasado un año de la última década (y quizás un poco más) en que no nos hayamos topado con Liam Neeson en el cine. A veces interpretando papeles en películas de acción (su género predilecto últimamente), otras veces metido en la comedia (“Love Actually”, te hablo a ti); con algunos protagónicos, otros roles más secundarios; unos para la memoria, otros para el olvido. Pero siempre ahí, imponente, incólume,  ya sea como un dios griego (ay “Furia de Titanes”), un maestro Jedi (fue de lejos lo mejor de “La Amenaza Fantasma”) o padre de familia intimidante (cómo olvidar la histórica llamada de “Taken”). El actor irlandés vuelve a nuestras salas esta semana con “Búsqueda Implacable 3”, por lo toca repasar los mejores papeles que nos ha regalado a lo largo de tres décadas de carrera.

Yapa: Policía Bueno/Policía Malo en “La Gran Aventura Lego” (2014)

De todas las veces que Neeson ha prestado su voz a un personaje animado (bueno, lo ha hecho contadas veces, hay que decirlo), esta debe ser la mejor. Un papel que, por un lado, reluce el tono amenazante de sus mejores papeles de acción y, por otro, contribuye a una película que justamente parodia en general a la industria del entretenimiento, arrancándonos más de una risa al burlarse de su propio encasillamiento reciente como personaje de acción. Una lástima que a nuestro país solo llegó su versión doblada. Por cierto, otro personaje digital que hizo buen uso de su voz: el león Aslan de “Crónicas de Narnia”.

7. Peyton Westlake/Darkman en “Darkman” (1990)

Bastantes años antes de llevar al Hombre Araña a la pantalla grande en dos buenas películas (“Spider-Man 3” no se perdona), Sam Raimi creó a su propio científico/superhéroe de culto con el que quería rendirle homenaje a los míticos personajes de horror de la Universal de los años 30, un personaje en busca de venganza en medio de un panorama de corrupción. Inicialmente había considerado a Bruce Campbell, Gary Oldman y Bill Paxton como su protagonista. Sin embargo, un irreconocible Liam Neeson (lo digo por las vendas y el maquillaje) terminó regalándonos a uno de los más entrañables underdogs del cine noventero.

6. Ottway en “The Grey” (2011)

Liam Neeson. En Alaska. Luchando contra lobos salvajes. Con eso es suficiente como para que nuestra piel se erice. Y como para generar un suceso taquillero. Luego de la decepcionante adaptación de “Los Magníficos” a la pantalla grande, Neeson volvió a juntarse con el director Joe Carnahan para construir este crudo relato de supervivencia, que nos demostró que el actor no solo sabe manejarse contra mafiosos y criminales, sino también contra la propia Madre Naturaleza. Creo que, en general, esta película ha sido bastante subvalorada. A ver si le dan una chance en caso no la hayan visto.

5. Michael Collins en “Michael Collins” (1996)

Quién mejor que un irlandés para interpretar a otro en este biopic de los noventa. En la cinta, el actor (al lado de Julia Roberts y Alan Rickman) da vida a uno de los revolucionarios más importantes de su tierra natal, uno que lideró la lucha por establecer el Estado Libre Irlandés durante la Guerra Civil en los años 20. La película se alzó con el León de Oro del Festival de Venecia y le valió una mención como Mejor Actor en el mismo certamen, así como una nominación a los Globos de Oro. Por cierto, cómo olvidar la magnífica banda sonora que compuso Elliot Goldenthal para la cinta.

4. Ducard/Ra’s al Ghul en “Batman Begins” (2005)

Es imposible no agradecerle a Christopher Nolan por asumir la tarea de darle un nuevo comienzo a la historia de Batman (el mejor superhéroe de todos, ¿o qué?). Y esta notable primera parte de una memorable trilogía tenía que enseñarnos cómo Bruce Wayne llegó a convertirse en el Hombre Murciélago. Liam Neeson tiene el papel del mentor y guía, y a su vez del primer villano calculador y frívolo, más terrorífico justamente por habernos engañado en un primer momento. Por cierto, ahora DC y el visionary director Zack Snyder intentarán superar (o por lo menos igualar) el legado de Nolan en lo que prometen con “La Liga de la Justicia” para los próximos años.

3. Alfred Kinsey en “Kinsey” (2004)

Otro de los papeles que le valió múltiples reconocimientos a Liam Neeson fue este soberbio abordaje de la vida del sexólogo Alfred Kinsey. En el filme de Bill Condon, el actor nos regala un vistazo de cómo se comprendía la conducta sexual en hombres y mujeres en los 40s, una época en la que nadie se había atrevido a explorar el universo de algo tan innato al ser humano. Neeson ganó el premio al Mejor Actor de la Asociación de Críticos de Los Ángeles, además de vastas nominaciones al Globo de Oro, al Independent Spirit y al Satellite. Por cierto, Laura Linney nos regala tremenda performance en esta película también, una por la que fue nominada al Oscar como Mejor Actriz Secundaria.

2. Bryan Mills en “Taken” (2008)

Esta es la película que desencadenó al Liam Neeson que vemos cada año en diferentes películas de acción que pretenden repetir un fenómeno hiperbólicamente rentable. Vamos, tan taquillera es esta saga que por la tercera parte le pagaron 20 millones de dólares. Un sencillo. Con este papel, el actor demostró que puede ser el héroe al cual apoyar, con el cual nos sentimos protegidos, y a la vez dotarlo de una dimensión oscura y un carácter bad ass que puede estremecernos. Y si bien la segunda parte no estuvo a la altura de la original, el papá que nadie querría tener como suegro regresó esta semana a los cines para demostrar el placer culposo que nos provoca el verlo pateando traseros.

1. Oskar Schindler en “La Lista de Schindler” (1993)

No podía cerrar esta lista sin mencionar el mejor papel de Liam Neeson a la fecha. El peso y la grandeza de esta obra maestra de Steven Spielberg, considerada una de las mejores películas de la historia del cine, puede jugar a favor, sí, pero asumir la responsabilidad de interpretar al empresario alemán que salvó la vida de miles de judíos durante el Holocausto sin duda merece el aplauso unánime que recibió en la época. De paso que con este rol logró consagrarse en la industria de Hollywood. La cinta se llevó siete premios de la Academia, incluyendo Mejor Película, y le valió a Neeson su única nominación al Oscar hasta el momento. Clásico.

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta