En Cinta Domingo, 14 diciembre 2014

CRÍTICA: ¿Qué es lo que “F-27” quiere contarnos exactamente?

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta

f-27-pelicula-fokker

Escribe: Alberto Castro (@mczorro)

“F-27”, el más reciente estreno nacional, prometía la película más controversial de los últimos tiempos y el problema es que nos entrega exactamente lo contrario. No hablamos precisamente de la falta de polémica en las teorías que enarbola, considerando que acoge gritos de conspiración que surgieron en 1987 tras la tragedia del Fokker 27, sino por la poca convicción con la que retrata una pesquisa policial que desempolva cabos sueltos.

Más allá de las verdades o mentiras que este texto de ficción quiera presentar (todas desmentidas, por cierto, en un disclaimer que te despega apenas arranca la película, herramienta de defensa legal según comentaron sus propios realizadores), lo que molesta son los escasos recursos dramáticos de un guion flácido, redundante y amante de los lugares comunes, los giros inesperados que predices a kilómetros de distancia y el melodrama superficial casi telenovelesco que prefiere no ahondar en las complejidades de los personajes afectados por el accidente.

La película destruye dos potenciales líneas dramáticas que motivaban desde el arranque de la película. Por un lado, tenemos a un Oscar López Arias contratado como investigador privado, una especie de Mike en “Breaking Bad”, aquel agente en la sombra que se encarga limpiar o hacer desaparecer evidencias y manipular a la opinión pública. Claro que en vez de generar tensiones en torno a la dinámica gato/ratón o batalla de cerebros al enfrentarlo al personaje de la médica forense de Karina Jordán que sí quiere que la verdad sea revelada al público, la película prefiere que dejen de ser antagonistas y que empiecen a confiar en el otro (tensión sexual incluida), de la nada. Es así que empiezan a trabajar juntos, un giro inaudito y nada creíble, sobretodo al suceder tan pronto en la progresión de la historia, solo explicado con un montaje del primero dando vueltas ansioso en su oficina. Sí, lugar común para demostrar que un personaje está cambiando de parecer. Demasiado fácil pues.

f27

El guion recurre a este tipo de huecos en la lógica de sus personajes muy a menudo para justificar las varias vueltas que da la investigación, lo cual hace que cada momento de sorpresa (ya sea la revelación de una pista o una muerte para silenciar a alguien), más que conmocionarnos, nos haga levantar una ceja, incrédulos.

Por otro lado, teníamos la oportunidad de jugar al retrato de la tragedia inminente al mejor estilo de Paul Greengrass en “United 93”, el coral humano de hombres que pierden la vida simplemente por estar en el momento y lugar equivocado: el recurso de enfrentar a cada alma con el pasado que dejó detrás, ya sean amigos o familias. Pero el filme está tan ensimismado en su pesquisa, en los momentos aislados del presente, en una hinchada a la que no sabe muy bien cómo retratar, que deja al equipo aliancista de 1987 (objeto de la tragedia) de lado, relegado a un par de flashbacks de lo más explicativos, casi rellenos para justificar valores de producción (sí, aquí está incluida la secuencia full VFX del avión estrellándose).

Resulta incómodo ver a Pilar Brescia llorando desconsoladamente una y otra vez, un personaje que aporta nada poquísimo al desarrollo general de la historia y se presenta como elemento de manipulación melodramática. Tampoco se trata de poner a gente llorando para conmover al público, porque sí, sin más. El personaje de Franco Cabrera, por su parte, parece indeciso en su postura frente a la investigación policial: pasa radicalmente de ser víctima no escuchada a no querer saber más del caso, incluso reaccionando violentamente (sin mucho sentido) cuando se le acercan a ofrecerle una mano. De nuevo, el guion no entiende a sus personajes, no sabe qué quieren exactamente, por lo que no sabe bien cómo colocarlos en el tablero de la historia.

1016196

Es curioso que justamente encontremos los mejores momentos (dos escenas contadas) de la película en ambos flancos desaprovechados. Queríamos más de la atmósfera asfixiante de una Karina Jordán manejando su carro en aquella toma fija que de pronto es invadida por un Franco Cabrera que golpea su ventana, asustándola. O más de ese lúcido montaje (que sí, roza con el videoclip, pero igual resulta efectivo) que relata los últimos minutos del avión, mostrándonos las despedidas y causas fortuitas que los llevaron a estar sentados uno al lado del otro en aquel trágico momento. Aunque el guion quiere demasiadas cosas a la vez y divaga estructuralmente, en estos dos momentos sí sentí que veía el policial prometido, en vez del mejunje de situaciones aisladas que poco aportan entre sí.

Otro punto alto de la película debe ser ese cierre frente a la playa con el montaje de imágenes de archivo de los futbolistas reales: no tanto por lo original o cinematográfico que pueda ser (aquí se juega a lo publicitario, algo que ya habíamos visto en el final de “A los 40”), sino por la pasión que exuda, por finalmente resultar honesta consigo misma, cuando el resto de la película se pierde en la pose y pretensión de levantar polvo.

Lo que necesita “F-27” es un foco que guíe los planteamientos más agresivos, ya sea optando por el policial o el retrato humano de las víctimas. Al no tener personajes con objetivos o arcos dramáticos definidos, sino unos cuyo norte cambia drásticamente sin mayor explicación, la película se siente inconexa y su visionado nos llena de preguntas: no preguntas sobre un accidente que hasta el día de hoy sigue despertando suspicacias, sino sobre qué exactamente querían contarnos los realizadores.

knows About Clear Eyeglasses Frames
video porno pinnacle 5 kaiju throwdowns

How to Cure Electric Razor Rash
xhamster grab a permanent marker

founder of The Business of Fashion
xhamster FULL TILT Zebra Burn Out Womens Tee

red carpet arrivals of Lady Gaga
youjizz often pointed waists

Best Girls Clothes In Style For The Year 2011
xhamster The glossary begins on page 142

8 maids a’milking beauty treatments fashion
gay porn recognised iv first eliminate becomes nc

Design Your Own Personalized And Custom T Shirts
free gay porn and less competition

Male Grooming Market Fuelling Future Growth in China
christina aguilera weight loss in 2008 versus 32

En Cinta

#losquesolohablandecine Lo último del mundo del cine. Lo que nos interesa, siendo honestos. facebook.com/EnCintaPeru twitter.com/encinta